La concepción de un bebé medicamento.

 

El “mundo feliz” de la manipulación genética en la medicina reproductiva está entre nosotros, y su llegada abarca el cálculo utilitarista de que la muerte de inocentes es un medio legítimo para asegurar la salud de otros.

 

Transferencia Pro-nuclear

 

Hemos llegado a una etapa donde la tecnología científica ha perdido su conexión con la ética. Los nuevos procedimientos e inventos ya no pasan por el filtro de lo que es moralmente aceptable. No hay cuestionamientos a terminar con la vida de un ser humano para sanar a otro ser humano. Y aquí interviene el factor del poder; quien tiene el poder puede decidir quien se sana y quien muere para sanar a otro.

EL CASO DE LAS ENFERMEDADES MITOCONDRIALES

Las enfermedades mitocondriales, tales como el síndrome de Leigh y la Enfermedad de Alpers se transmiten de madres a sus hijos debido a que la descendencia hereda sus mitocondrias (los productores de energía de las células) exclusivamente desde sus madres. A menudo causada por mutaciones en el ADN mitocondrial, estas enfermedades pueden ser devastadoras. La medicina moderna todavía tiene que ofrecer una cura.

Pero investigadores en el Reino Unido y EE.UU. han desarrollado una serie de procedimientos para evitar la herencia de la enfermedad causante de la mitocondria. El método más favorecido parece ser la “Transferencia Pro-nuclear” (PNT).

La PNT implica la creación de dos seres humanos de una célula (cigoto) en una placa de Petri. Uno de ellos es “donado” y el otro es el hijo de los padres que han pasado una enfermedad mitocondrial. Para evitar esta enfermedad, los investigadores retiran y desechan el núcleo del “donante cigoto” y lo reemplazan con el núcleo que ha sido retirado del cigoto infectado.

El resultado final de la PNT es un ser humano libre de la enfermedad mitocondrial de su madre, pero que ahora tiene tres padres genéticos: el ADN contenido en el núcleo ha sido proporcionada por dos adultos, y el ADN de las mitocondrias es de la segunda mujer que donó el cigoto. 

Más importante aún, el resultado es que donde había una vez dos seres humanos únicos, hechos a imagen y semejanza de Dios, ahora tenemos uno solo.

Este procedimiento exige la muerte de al menos un ser humano de manera que otro pueda tener salud. Algunos han sugerido que dos seres humanos son asesinados porque el cigoto libre de enfermedad es un nuevo ser humano creado a partir de las partes de ambos.

PROCEDIMIENTO APROBADO

Por desgracia, el Reino Unido dio recientemente la aprobación de los investigadores para avanzar hacia el uso clínico de estas técnicas. En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Drogas estará dedicando un día y medio, el 22 de octubre y 23 para

“discutir la modificación de ovocitos en la reproducción asistida para la prevención de la transmisión de la enfermedad mitocondrial o el tratamiento de la infertilidad”.

Estos son acontecimientos decepcionantes, ya que hay muchas preocupaciones éticas con este procedimiento. Y aún se desconoce los riesgos de salud potencialmente graves que pudiera tener para el individuo o su progenie.

Pero lo más desconcertante es el desprecio por la dignidad y los derechos del “cigoto donante” que no es tratado como persona, sino como un objeto, un medio, para asegurar el bienestar de otros. 

MAGISTERIO PAPAL

Esta es una tragedia que el beato Juan Pablo II subrayó una y otra vez:

“la dignidad de la persona es el tesoro más preciado de un individuo” se trata de un legado permanente que debe ser apreciado.

La PNT es una clara violación de la dignidad personal del hombre, una dignidad que tiene sus raíces en su condición de miembro de la especie, una creación única e irrepetible de ser humano hecho a imagen y semejanza de Dios.

Después de haber sido hecho a imagen y semejanza de Dios, la toma directa de la vida de un ser humano inocente es también una ofensa a Dios. 

En Christifideles laici Juan Pablo II destacó:

“Por esta razón, cada violación de la dignidad personal del ser humano grita venganza delante de Dios y es una ofensa al Creador del individuo.”

La persona humana es un gran bien, y la comunidad humana tiene el deber de respetar y valorar la dignidad de Dios y su creación más alta. Las palabras de Juan Pablo II se mantienen a propósito:

En virtud de una dignidad personal, el ser humano tiene siempre un valor como individuo, y como tal exige ser considerado y tratado como una persona y nunca, por el contrario, considerado y tratado como un objeto para ser utilizado o como un medio o como una cosa.

Este procedimiento constituye además un delito flagrante contra la igualdad fundamental de todas las personas ante Dios y unos con otros. Es una discriminación injusta que es “totalmente inaceptable”, sobre todo ya que sirve para “dividir y degradar la familia humana.”

Se trata de una “injusticia intolerable” debido a la “deshonra infligida a la dignidad de la persona”, tanto el niño tratado como un medio para un fin y los médicos y los padres que cometen una agresión injusta por la PNT.

La Iglesia afirma que los pacientes tienen derecho a una atención sanitaria adecuada. Los investigadores y los médicos deben hacer todo lo posible para erradicar enfermedades como las enfermedades mitocondriales hereditarias y asegurar el bienestar de todos sus pacientes.

Pero este “derecho a la salud” no puede venir a costa de “el derecho más básico y fundamental y la condición para todos los demás derechos de la persona”, el derecho a la vida. El “derecho a la salud”- sin duda un derecho difícil de definir -, es “falso e ilusorio”, cuando el deber de preservar la vida es tan directamente ofendido.

En un reciente discurso, el Papa Francisco lamentó un “la cultura del desperdicio”, que está cada vez más operativa en la medicina y la ciencia. Difícilmente se puede concebir una manifestación más clara de este de la cultura del desperdicio que la eliminación deliberada en la PNT y el descarte de uno de uno de los seres humanos para asegurar inmediatamente la salud de otro ser humano.

Fuentes: Crisis Magazine, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: