Sólo se puede presentar una visión positiva de la homosexualidad.

 

Partió del Ministerio de Igualdad de Oportunidades un código de autocensura periodística, escrito por una comisión de gays y lesbianas, que impide a los periodistas hablar de cosas de la vida gay que no les gusta, e incluso un diccionario de palabras que se deben usar y no usar, so pena de sanciones del sindicato de periodistas y eventuales sanciones judiciales.

 

ley mordaza

 

No sólo no se puede dar información contradictoria a lo políticamente correcto, sino que se debe dar información sólo positiva del estilo de vida gay.

LAS INSTRUCCIONES

Un conjunto de instrucciones para los periodistas por parte de un departamento gubernamental amenaza con sanciones profesionales y posible encarcelamiento por escribir desfavorablemente sobre la homosexualidad y el “matrimonio gay”, ha levantado indignación entre algunos sectores del parlamento italiano. El documento es un intento directo para cooptar a toda la profesión dentro de la agenda homosexual, ha dicho un grupo de 21 diputados.

Alessandro Pagano, diputado de Sicilia y un firme opositor de los lobbies del aborto y la eutanasia, ha llamado las directrices una “orden mordaza” y una supresión deliberada de “la libertad de información y expresión” por una facción ideológicamente motivada. Lo que presagia, dijo, “las nuevas formas de dictadura del siglo XXI”.

El documento, emitido por la Oficina de Discriminación Racial del Ministerio de Igualdad de Oportunidades, (Ufficio Nazionale Antidiscriminazioni Razziali, UNAR) instruye a los periodistas a no presentar ningún indicio de la existencia de oposición a la agenda política homosexualEn lugar de debates en la televisión entre los partidarios y los que se oponen, los programas de entrevistas deberán presentar la apariencia de acuerdo social completo.

Pagano dijo que el documento fue elaborado con el propósito expreso de

imponer “la ideología de LGBT en la opinión pública a través de los medios de comunicación domesticados por un grupo de trabajo compuesto exclusivamente por 29 asociaciones de gays y lesbianas”, incluyendo Arcigay, Igualdad Italia, Centro Gay, Línea Gay de Ayuda y Gay Net.

Las directrices de la UNAR dicen que los que se niegan a cumplir podrían afrontar sanciones profesionales del sindicato de periodistas, la Ordine Giornalisti, e incluso -con el paso esperado de la legislación que penaliza la “homofobia” – hacer frente a posibles penas de cárcel por ofender a los activistas homosexuales.

Los periodistas, él dijo,

“con el fin de evitar ser llevados ante la Ordine Giornalisti y la imposición de sanciones, se verán obligados a cumplir con una especie de manual que les exige, de hecho, hacer frente a los temas LGBT de manera complaciente”.

COSAS QUE SE DEBEN DECIR Y COSAS QUE NO

Las directrices dicen que los términos “familia gay” o “familia homosexual” no sean usados para evitar la implicación de que hay alguna diferencia entre ellos y las familias naturales.

No debe hacerse mención del “matrimonio tradicional”, o de “la tradición, la naturaleza y la procreación”, que son “un signo seguro de la homofobia”.

Ninguna pista deber ser dada de que los niños adoptados por las parejas homosexuales son de alguna manera diferente a otros niños y los escritores no deben decir que las reglas de adopción debería considerar la necesidad del niño de una madre y un padre “como una condición fundamental para la integridad de equilibrio psicológico”.

El acrónimo “LGBT”, que actualmente no está ampliamente utilizado en Italia, debe ser “adquirido por el lenguaje común, que se utiliza, y hecho conocer.”

Las fotografías utilizadas en las noticias no deben ser de eventos “Orgullo Gay” o de desnudez. En su lugar, se deben utilizar fotos que retratan “imágenes de la vida cotidiana”.

LA OPOSICIÓN POLÍTICA

Eugenia Roccella, una diputada del PdL y ex feminista que ha adoptado la posición pro-vida, emitió un comunicado diciendo:

“Es increíble que un organismo como la UNAR, conectado al primer ministro, puede emitir, fuera de su competencia, un código de auto censura que exige perseguir y halaga el dar conformismo ideológico”.

“Estamos seguros de que el gobierno está en el lado de la libertad de información y el pensamiento y no puede participar de la mordaza en nombre de la corrección política”, dijo Roccella.

Antonio Brandi, uno de los principales defensores de la vida del país y editor de una revista mensual pro-vida y pro-familia, “Pro-Vida News”, dijo que si bien este tipo de favoritismo descaradamente ideológica parece chocante, la amenaza es perfectamente creíble.

“Las recomendaciones del la UNAR son, en mi opinión totalmente ilógicas y van en contra de la naturaleza.”

“Ya no va a ser posible referirse a las prostitutas transexuales sino a los ‘operadores sexuales trans'”, dijo. “No va a ser posible decir que un niño necesita una madre y un padre para mantener su equilibrio psicológico, etc”

“A medida que la ley contra la homofobia y la transfobia está a punto de ser aprobada por el Senado, el periodista ‘políticamente incorrecto’ se arriesga no sólo la expulsión de la Orden de los Periodistas, sino incluso la cárcel.”

Confirmó que, aún publicaciones privadas de los católicos para promover las enseñanzas católicas, su propia obra, que cuenta con un pequeño grupo de periodistas profesionales católicos fieles, estarán bajo amenaza.

Preguntado sobre si las instrucciones probablemente serían exigibles, dijo que parte del problema es la debilidad del poder judicial italiano en defensa de los derechos garantizados por la Constitución de libertad de expresión y la libertad de prensa.

“Nuestro sistema judicial tiene más bien una motivación política e ideológica y la libertad de religión y de expresión serán perseguidas.”

El “objetivo prioritario” de la ley que prohíbe la inminente “homofobia”, dijo Brandi, es “desterrar cualquier objeción a las bodas gay y gay o adopciones trans.”

Esta objeción es apoyada por el promotor principal del proyecto de ley, Ivan Scalfarotto, quien dijo a los medios italianos que se pretende “preceder” y allanar el camino para una legislación sobre el “matrimonio gay” que ya está planeada.

Brandi señaló que hace unos días, los dos principales partidos políticos de izquierda, el Partido Democrático y el Movimiento 5 Estrellas han propuesto la introducción de los “matrimonios gay” en la Comisión del Senado.

Él llamó a Pagano y Roccella “héroes genuinos” y agregó que están lejos de estar solo en el Parlamento.

“Hay muchos senadores de la Liga Norte [Liga Norte] y el NCD [Nuevo Centro Derecha] que están luchando con fuerza contra estas recomendaciones discriminatorias.” 

“Es simplemente absurdo, ellos estén dando vuelta al revés todos los parámetros antropológicos sobre los que la sociedad humana se ha desarrollado durante los últimos dos mil años, dijo Brandi.

Fuentes: Life Site News, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: