Advertencia de psiquiatras.

 

Los psiquiatras infantiles y otros expertos de salud mental dicen que están viendo un aumento de la ansiedad entre los jóvenes de hoy a través de la atmósfera de pesimismo y pesadumbre constante que comunican los medios respecto al denominado cambio climático / calentamiento global.

 

consecuencias-del-cambio-climatico

 

Lo que es más preocupante para ellos, según los expertos, es que la comunidad científica habla nada más de que las actividades de la vida diaria son las que están causando que el planeta sufra daños irreparables. Aún así, de acuerdo con el periódico canadiense  The Globe and Mail, los expertos dicen que hay esperanza, a pesar de la inestabilidad y el miedo. 

LA SIEMBRA DEL MIEDO

Mantenerse mentalmente fuerte, dicen a los adultos jóvenes, y no sólo deben exigir un cambio, sino actuar para cambiar las cosas:

El Dr. Anthony Levitt, director del Sunnybrook Health Sciences Centre en el departamento de psiquiatría, está de acuerdo que la ansiedad con el cambio climático entra cada vez más en las discusiones que tiene con muchos de los jóvenes que vienen a verlo.

“Las personas más jóvenes [adolescentes de alrededor de 20 años] parecen ser mucho más receptivas a la ciencia y los hechos que las personas mayores” Levitt observa.

Él también ha visto un aumento de la ansiedad relacionado con el cambio en el clima en los padres con niños pequeños.

“Para la mayoría de las personas que están preocupadas por el cambio climático, la ansiedad se intensificó por el hecho de que no ven una respuesta o una manera de hacer un cambio. La preocupación más impotencia, provoca malestar”, dice Levitt, quien también es profesor en el departamento de psiquiatría de la Universidad de Toronto.

EL CIELO EN REALIDAD NO SE ESTÁ CAYENDO

“La respuesta, a título personal, a este tipo de angustia impotente es control y dominio, es decir; ayudar a la gente a dominar las pequeñas tareas que reduzcan su huella de carbono puede conducir a una mayor sensación de control y eficacia de esa persona – y con ello una reducción de la ansiedad. ¿Una persona puede tomar medidas para reducir su huella de carbono y cambiar el calentamiento global? Quién sabe. Pero puede aliviar la angustia que proviene de la ansiedad mezclada con impotencia que afecta a un número creciente de personas en nuestra sociedad”, dijo.

Chris Saade, co-director del Centro de la Rama de Olivo, una firma de asesoramiento en Carolina del Norte, dijo al periódico que él ha visto un gran aumento en el número de pacientes menores de 18 años que acuden a él con preocupaciones sobre el futuro del medio ambiente.

“A diferencia de los adultos que pueden poner sus cabezas en la arena con lo que hemos estado haciendo a nuestro planeta, estos niños son muy conscientes de lo que está pasando”, dijo Saade, que ha dirigido más de 200 retiros psicológicos en los Estados Unidos y ha ofrecido consejería para el duelo a través de su práctica privada por más de 20 años.

“Debido a que la Web no oculta más a niños lo que a menudo me preguntan y que nosotros, como adultos, tratamos de evadir: ¿Qué va a pasar con la raza humana”

Los activistas ambientales, científicos que se ganan la vida a partir de los estudios, y los políticos financiados por los contribuyentes de todo el mundo, que buscan resultados predeterminados en los estudios que se financian, son los que tienen la culpa de toda esta ansiedad.

Uno de los denunciantes es Kenneth Worthy, quien señaló al Globe and Mail que los niños no son los únicos que están afectados por el alarmismo medioambiental que no para y que los activistas rutinariamente arrojan.

NO HAY RAZÓN PARA EL ALARMISMO

“Los adultos también están luchando para llegar a manejar la presión a la salud mental relacionada con la inestabilidad, incluyendo la pérdida económica por las tormentas, las inundaciones y otros desastres naturales”, dijo Worthy, quien renunció a un trabajo lucrativo como desarrollador de software en Silicon Valley hace una década para trabajar en un título de posgrado en estudios ambientales de la Universidad de California, Berkeley, dijo al diario.

Para legitimar su “trabajo” Worthy compara su alarmismo medioambiental con las generaciones anteriores, quienes tenían grandes desafíos – como un mundo en guerra.

“Nuestros antepasados tuvieron la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial. Otra generación estuvo tratando la Guerra Fría y la amenaza de una guerra nuclear. Ahora la mayor amenaza para esta generación – jóvenes y mayores – es el problema del clima, que implica una mucha inestabilidad y un montón de cambios”, dijo.

“Tenemos que encontrar la flexibilidad, la valentía y la determinación para hacer frente a esa crisis – colectivamente, no sólo como individuos. Al igual que nuestros padres lo hicieron antes que nosotros”, agregó Worthy.

Según informa The Daily Caller, el alarmismo es infundado. Aquí hay algunas razones del por qué:

– La tierra fue más cálida durante el tiempo del Imperio Romano;

– Sólo los EE.UU. vieron más de 2.000 temperaturas mínimas históricas en diciembre de 2013;

– La cobertura de hielo del Ártico se incrementó en un 50 por ciento el año pasado; y

– Algunos científicos ahora dicen que una tendencia mundial hacia el enfriamiento está en camino (al igual que durante la década de 1970).

Fuentes: Natural News, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: