Al sistema de salud no le gustan las acusaciones en la prensa.

 

La pendiente resbaladiza de la eutanasia en Bélgica es algo que se ha difundido desde hace tiempo, ver aquí y aquí, pero sucede que cuando las evidencias presentadas contradicen el espíritu de la ley – aunque quizás no la letra – y la actitud de los ciudadanos, entonces la práctica de la eutanasia, e incluso la ley, pueden comenzar a ser escrutadas más a fondo. Y esto es lo que parece suceder en Bélgica, que acaba de habilitar la eutanasia para niños.

 

eutanasia

 

Ahora una segunda denuncia ha sido presentada contra el presidente del comité de Bélgica que regula la eutanasia, por ‘eutanasiar’ a una mujer que sufre de depresión. Su hija, de 20 años, ha hablado con la prensa, preguntando cómo su madre obtuvo la eutanasia si nunca había sido tratada adecuadamente para la depresión.

La primera denuncia fue presentada el año pasado por el Dr. Tom Mortier, profesor de química, por la muerte de su madre, Godelieva De Troyer, en 2012.

En ambos casos, el Dr. Distelmans fue abordado por una mujer que pidió la eutanasia para escapar del sufrimiento de depresión aguda. Los familiares no fueron contactados hasta después de que la mujer había fallecido.

Que estas cosas se ventilen en la prensa es algo que no les gusta a los responsables del sistema de salud.

EL TESTIMONIO DEL DR. MORTIER

Mi madre sufría de depresión crónica. Hace dos años, ella rompió todo contacto conmigo. En abril de 2012 se le practicó eutanasia en el hospital de Vrije Universiteit Brussel (la Universidad Libre de Bruselas).

Yo no estuve involucrado en el proceso de toma de decisiones y el doctor que le dio la inyección nunca se puso en contacto conmigo.

Desde entonces, mi vida ha cambiado considerablemente. Hasta ahora, todavía estoy tratando de entender cómo es posible que la eutanasia se realice en personas físicamente sanas, sin siquiera ponerse en contacto con sus hijos.

El portavoz del hospital de la universidad me dijo que todo sucedió de acuerdo a la “libre elección” de mi madre. Después de la muerte de mi madre, he hablado con el doctor que le dio la inyección y me dijo que estaba “absolutamente seguro” de que mi madre no quería vivir más.

La muerte de mi madre ha provocado un montón de preguntas. ¿Cómo es posible que las personas puedan ser sacrificadas en Bélgica sin que familiares cercanos o amigos sean contactados? ¿Por qué mi país da a los médicos el poder exclusivo de decidir sobre la vida y la muerte? ¿Cómo podemos juzgar lo que es el “sufrimiento insoportable”? ¿Cuáles son los criterios para decidir qué es “sufrimiento insoportable”? ¿Podemos confiar en el juicio de un enfermo mental?

Después de todo, ¿puede una persona mentalmente enferma hacer una “elección libre”? ¿Por qué los médicos no tratan de arreglar una reunión entre nuestra madre y sus hijos? ¿Cómo puede un médico estar “absolutamente seguro” de que su paciente no quiere seguir viviendo? ¿Por qué no podemos soportar ver a las personas que sufren?

Algunos médicos de la Universidad Vrije de Bruselas creen que la eutanasia debe ser ofrecida a cualquier persona que deseen poner fin a su vida a causa de un sufrimiento insoportable y sin sentido. Todas las objeciones y las restricciones de la comunidad se consideran inmorales e injustificables. 

LA DEFENSA DEL DR. DISTELMANS

Wim Distelmans, un oncólogo y activista por los derechos de la eutanasia, ha respondido que

“Esto es muy frustrante para mí, pero no puedo responder a este tipo de historias en la prensa… porque de lo contrario sería violar las leyes de privacidad y la ética profesional”.

Las quejas han colocado a Distelmans en una posición incómoda, ya que no sólo es líder de los practicantes de la eutanasia en Bélgica y su portavoz, sino también es presidente de la Commision Federale de Contrôle et d’évaluation de L’euthanasie .

El abogado de Mortier, Samuel Vinck, dijo a la prensa belga:

“Mi cliente no tiene una buena razón para creer que la ley no se aplicara correctamente en la eutanasia de su madre.”

Distelmans sostiene que sigue la ley a la letra – que no requiere notificar a los familiares de los pacientes – cuando se hace eutanasia a personas.

Sin embargo, los dos casos han sacudido la buena impresión que muchos belgas tienen sobre la ley de eutanasia. Hasta ahora los medios de comunicación han puesto de relieve los casos de personas mayores que han sido sacrificados con el acuerdo de sus familias y un cálido apoyo. Pero por primera vez ha aparecido una grieta en este consenso.

“Todo lo que podemos decir ahora es que no es malo que el caso sea oído por el tribunal”, dijo un portavoz de la UZ de Bruselas, el hospital, donde trabaja el Dr. Distelmans.

“La historia está constantemente apareciendo en los medios de comunicación, y eso no es una buena cosa, para ninguno de ellos. El tribunal debe aclarar las cosas de una vez por todas.”

Fuentes: Bioedge, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias
Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: