El feminismo hoy es el lobby de mujeres “liberadas de los hombres y de hijos”.

Que apunta a tomar el poder en la sociedad.

Y ha hecho un destrozo en la vida de muchas mujeres.

Privándolas, por ejemplo, de una familia y la maternidad.

Y ha introducido la agenda del odio a quien no tenga sus valores.

A partir del movimiento #MeToo en EE.UU. se han dado a presionar a la sociedad para hacer justicia por mano propia.

Tanto en ese país como en otros, por ejemplo Argentina, se han transformado turbas que linchan civilmente a hombres antes que actúe el sistema judicial.

Feminism_by_zhuzhu

Esto se catapultó en todo el mundo occidental.
.
Y especialmente en los sectores con mayor educación formal y poder adquisitivo.

Como dijo Alice von Hildebrand,

“Lo sorprendente es que el feminismo, en vez de hacer a las mujeres más profundamente conscientes de la belleza y la dignidad de su papel como esposas, como a madres, y del poder espiritual que puedan ejercer sobre sus maridos, las convence de que ellas adopten una mentalidad secularista y traten de ser exactamente igual que los hombres”.

Esta tendencia sigue activa, pero se ha ido erosionando por varias razones.

Por un lado hay mujeres jóvenes que se han comenzado a rebelar y a denunciar el feminismo.

Por otro lado, ha surgido otra tendencia – también sobre una base sexual – que es la ideología de género y la homosexualidad, que aparecen como más de moda y con más poder.

Y finalmente el aborto selectivo de las niñas ha puesto en interrogante su apoyo masivo al aborto, que había sido una bandera aglutinadora.

feminismo si se puede

ANTICUERPOS ANTE LOS ABUSOS DEL FEMINISMO

A todos los abusos y faltas de freno les llegan sus anticuerpos.

Dos norteamericanas, Phyllis Schlafly y su sobrina Suzanne Venker han escrito un libro (La otra cara del feminismo) demostrando el daño que el feminismo ha causado en los últimos cuarenta años.

Al punto que llaman al feminismo “lo peor que le ha sucedido a las mujeres estadounidenses”.
.
Y lo apoyan con un arsenal de la investigación contemporánea.

En esencia, el feminismo es una rebelión contra el matrimonio, la maternidad, y la biología.

En su libro La maternidad diferida, Anne Taylor Fleming, que era pro-aborto hace décadas, escribe:

“Yo soy una mujer de cuarenta años…. Yo pertenezco a la hermandad de la infertilidad. 

Soy una boomer solitaria, una niña sin niños,  ahora totalmente consumida por el deseo de un bebé”.

Ella les pregunta a las feministas que la llevaron por mal camino

“¿Por su ideología vale la pena el vientre vacío?”

feministas gritando

UN DISCURSO FRACASADO EN LOS HECHOS

El sentido común nos dice que el amor debe preceder a las relaciones sexuales y que la felicidad para la mayoría de las mujeres consiste en estar casada y tener una familia.

Pero desde que las feministas saltaron a la fama, a las mujeres jóvenes se les ha hablado sobre la promiscuidad, de planear su vida alrededor de sus carreras, y usar el aborto libremente.

Los resultados están en: que las enfermedades de transmisión sexual, las enfermedades mentales son una epidemia.
.
La cohabitación está tomando el lugar del matrimonio, y un gran número de mujeres lloran sus vientres vacíos.

Sin embargo, las feministas no admiten el fracaso. Siguen insistiendo en que la revolución no ha terminado.

Las feministas son como los habitantes de la isla voladora de Laputa en Los viajes de Gulliver.

Los Laputenses están desconectados de sus cuerpos y por lo tanto gobernados por el pensamiento abstracto (siempre descentrado), al punto que no pueden ver lo que está delante de sus narices.

Del mismo modo, las feministas están controladas por una ideología abstracta y no tolerarán la menor disidencia. Irónico, ¿no?

El feminismo se ha convertido en la religión establecida.

Las feministas propagan sus teorías salvajes como verdades absolutas y demandan apoyo de los gobiernos.

Incluso la estricta igualdad en la cantidad de cargos jerárquicos públicos y privados, además dentro de las listas electorales de los partidos políticos.

Su inclinación tiránica fue vista desde el principio, como cuando la fundadora feminista Simone de Beauvoir declaró:

“Ninguna mujer debe ser autorizada a quedarse en casa para criar a sus hijos.
.
Las mujeres no deben tener esa opción, porque si es una opción, muchas mujeres hacen eso”.

feministas en lucha

ATRINCHERADAS EN UN DOBLE LENGUAJE

Aunque la mayoría de las mujeres occidentales no quieren llamarse “feministas”, las feministas de élite están atrincheradas en nuestras universidades, medios de comunicación y el gobierno.

El Informe Shriver (2009) dice que estamos viviendo en el “mundo de mujeres” en el que la familia tradicional es cosa del pasado.

Una gran cantidad de celebridades, profesores, abogados, jueces, periodistas, burócratas y psicólogos están marchando al unísono al ritmo de la línea del partido feminista.

Pero las feministas son inteligentes con las palabras.
.
Hablan de los derechos de las mujeres cuando quieren decir los privilegios.
.
Y se la salud reproductiva cuando quieren decir financiar abortos con impuestos.

Dan el nombre de Centros de Estudios sobre las Mujeres a los centros de adoctrinamiento feminista, donde los estudiantes se transforman en Laputenses.

Allí aprenden que ser hombre o mujer no es un hecho biológico, sólo una construcción social.

Que los hombres y las mujeres difieren en nada más que sus órganos sexuales.

Y que

de todas las injusticias perpetuadas sobre las mujeres a través de los siglos, la más opresiva es que las mujeres tienen bebés y los hombres no.

feministas brindando

MAL CON EL SEXO PERO LOBBY CON EL GOBIERNO

Portavoces feministas han venido a reforzar la línea del partido, diciendo a las universitarias que pueden

“sentirse libres para dormir donde quieran y abrazar a su ‘puta’ interior”.

También inventaron un nuevo delito denominado “violación gris”, es decir, “el sexo que cae en algún lugar entre el consentimiento y la negación”.

A pesar palabras de moda como la auto-valoración, validación y empoderamiento, las feministas abogan por el tipo de comportamiento que conduce a enfermedades de transmisión sexual, abortos, y la depresión.

Schlafly y Venker llaman una mentira franca a que las mujeres están “preparadas para manejar el sexo casual”, citando estudios que muestran que el noventa y uno por ciento de las mujeres jóvenes se sienten “usadas” después de un acoplamiento.

Las autoras explican que cuando las feministas dicen que una mujer “nunca debe depender de un hombre”, significa que una mujer debe depender en su lugar de los favores políticos.

feministas pro aborto

OPERANDO CONTRA LA FAMILIA

Schlafly y Venker muestran cómo las feministas manipulan los hechos para abogar por la “ausencia de paternidad”.

Hasta ahora la mayoría de los estadounidenses creen con razón que uno de los padres debe quedarse en casa en los años de infancia temprana de los hijos.

Las investigaciones muestran que el desarrollo emocional de un niño pequeño está en riesgo cuando el “cuidado y atención constantes de un individuo” no existe.

En una reciente encuesta el setenta por ciento de los padres con niños menores de cinco años están de acuerdo con que “tener un padre en casa es lo mejor.”

Sin embargo las feministas niegan esto y glorifican el divorcio.

Por ejemplo, el libro de Elizabeth Gilbert Eat, Pray, Love (llevada al cine en 2010), inspiró a las mujeres a divorciarse.

Sin embargo, hay una contradicción aquí: las primeras feministas dicen a las mujeres que sean independientes de los hombres.
.
Pero luego le dicen a las ex-esposas que sean dependientes de sus ex maridos e insisten en que el gobierno haga cumplir pagos de manutención con la policía, los tribunales y la cárcel.

feminista mostrando musculos

MITOS FEMINISTAS SOBRE EL TRABAJO

Las feministas también crean mitos para apoyar su agenda.

Por ejemplo, que las mujeres son víctimas de discriminación en el empleo, aunque igual salario por igual trabajo ha sido la ley desde 1963.

La disparidad salarial resulta de que la mayoría de las mujeres no quieren “vivir la vida requerida para la mayoría de las posiciones de alta remuneración”, prefiriendo el tiempo en familia a la promoción profesional.

Si trabajan fuera del hogar, las madres generalmente lo hacen a tiempo parcial por voluntad propia, y evitan los puestos de trabajo de mayor riesgo.

Otro mito feminista es que la mayoría de las mujeres tienen dos trabajos a tiempo completo.

Encuestas recientes muestran que la mujer promedio trabaja veintiséis horas fuera del hogar, pero el hombre promedio, cuarenta y ocho.

Y que la mujer realiza un adicional de diecisiete horas de trabajo en casa, pero el hombre trabaja veintidós horas más fuera de la casa que la mujer.

feministas2

FINANCIADAS PARA PROMOVER AGENDAS ALTERNATIVAS

Venker y Schlafly observan que la Ley de Violencia contra la Mujer, aprobada en 1994, ha sido

“Un continuo, sin rendición de cuentas, de casi mil millones de dólares al año en manos de las feministas.
.
Que lo utilizan para predicar su ideología anti-matrimonio y contra los hombres.
.
Promover la divorcio, el sesgo del sistema de tribunales de familia en contra de los hombres, el lobby de las leyes estatales feministas.
.
Y se dedican a la promoción política de los liberales”
.

También financian el adoctrinamiento feminista de los agentes del orden.

Schlafly y Venker escriben que las feministas han estado detrás de toda la “agenda de derechos de los homosexuales”, desde 1970.

Promovieron la Enmienda de Igualdad de Derechos (ERA), que, daba al gobierno el poder sobre todas las leyes que “permiten diferencias de trato por razón de sexo” y que han dado lugar a matrimonios del mismo sexo.

Phyllis Schlafly estuvo en la vanguardia en la lucha para derrotar ERA.

Lamentablemente, los mismos engañosos “derechos” están entrando por la puerta de atrás.

sin feminismo no habra revolucion

¿CUÁL HA SIDO EL RESULTADO”?

Se ha producido un aumento catastrófico de enfermedades de transmisión sexual de adolescentes. Una vez raras, en la actualidad hay nueve millones de casos nuevos al año.

Las escuelas primarias tienen clases de educación sexual en la que no permiten a los profesores hablar de moralidad o el autocontrol.

Enfermeras y consejeros escolares no son libres para disuadir a los estudiantes de sus conductas autodestructivas, por temor de que pudieran desviarse de la doctrina feminista de “un mundo sin tabúes”.

Como resultado, tenemos una epidemia de niños en edad escolar fuera de control.

Y nos encontramos con niñas en sus primeros años de adolescencia siendo presionadas por sus compañeros para participar en relaciones sexuales no deseadas.

Alrededor de dos tercios de las parejas conviven hoy en vez de casarse, y las perversiones sexuales están muy extendidas.

¿Quién ha sufrido más desde el feminismo?
.
Todos hemos sufrido, pero, irónicamente, son las mujeres las que más han sufrido. 

Las feministas han traído un tsunami de miseria a los miembros de su propio sexo con su mantra inhumano “Dichosas las estériles”

mujeres contra el feminismo

UNA NUEVA TENDENCIA CRECIENTE ENTRE LAS JÓVENES: MUJERES CONTRA EL FEMINISMO

Debido a los desmanes que hemos relatado, parece consecuente que mujeres jóvenes se rebelen contra la victimización que esgrimen las feministas, como trasfondo de todas sus plataformas.

Es por ello que los críticos del feminismo han dicho durante mucho tiempo que el feminismo salvaje está entrando en la etapa final de su larga carrera.

Porque se nota que cada vez más de sus afirmaciones acerca de la naturaleza de las relaciones sexuales y sociales están siendo contradichas por la evidencia y menos jóvenes siguen sus dictados cada década.

El sitio de Tumblr, Mujeres Contra el feminismo ha iniciado una tendencia de red social en la que miles de mujeres jóvenes se fotografían con carteles denunciándolo el feminismo sin rodeos.
.
Dando una indicación fuerte de que la marca feminista se ha convertido en un veneno para las jóvenes.

Feministas de la línea principal y periodistas han arremetido contra el sitio y sus seguidores, celebrando un riña en línea sobre las fotos cada vez más populares.

feminismo

QUE DICEN LOS CARTELES

Los carteles dicen:

“Yo no soy una víctima”, y 

“Así es como luce una anti-feminista”.

Ellas continúan:

Yo soy un adulto capaz de asumir la responsabilidad por mí misma y mis acciones.

Me defino y derivo mi valor por mis propios estándares.

Yo no necesito ser “empoderada”.

Yo no soy un blanco para la violencia y no hay ninguna guerra en mi contra.

Yo me respeto y me niego a demonizar a los demás y culparlos por mis problemas”.

Los mensajes de las mujeres puntean con una precisión concisa y mordaz exactamente las razones dadas por muchos críticos de que el movimiento ha perdido el favor de las jóvenes.

Lo llaman un credo de doble moral que promueve el victimismo y respalda la intimidación de cualquiera que lo critica.

Acusan al feminismo en general de censura sistemática, discriminación, elitismo y “vigilancia policial a otras mujeres” que no siguen la línea -, así como misandria de base.

También denuncian la adopción del “aborto como empoderamiento:

“Esta opinión es impopular, no estoy de acuerdo que tenga que tener a mi bebé raspado fuera de mi útero con el fin de sentirme capaz.

Pero la industria del aborto (es decir Planned Parenthood) hace un montón de dinero con esta perversión de empoderamiento.

El ‘aborto como empoderamiento’ enseña a las mujeres a ver sus vientres como nada más que cubos de basura llenos de residuos desechables”.

Una de las colaboradoras escribió:

Yo no necesito el feminismo porque mi autoestima no está directamente ligada a mi complejo de víctima.

Como una mujer en el mundo occidental no estoy oprimida, y tú tampoco”.

Otra:

“Yo no necesito el feminismo porque yo no necesito intimidar a alguien para compartir mis opiniones con los demás”.

Algunas vienen a decir que el feminismo promueve exactamente los males contra los que pretende luchar.

“Yo no necesito el feminismo porque creo en la igualdad, no los derechos y la supremacía”.

mujeres contra el feminismo 2

RESPUESTAS FEMINISTAS

Aunque el sitio web y sus fotos polémicas han estado corriendo alrededor de Internet desde hace muchos meses, los argumentos entre las feministas del periodismo comenzaron a polemizarse después de una publicación burlona de Buzzfeed, que ayudó a ganar impulso al sitio en los medios de comunicación sociales.

Algunas periodistas feministas simplemente lanzaron burlas e insultos. Lillian Kalish dijo en Ryot:

“Estas mujeres que piensan que no es necesario el feminismo no saben lo que es el feminismo”.

Nuala McKeever, en el Belfast Telegraph, llamó a las mujeres que publican las fotos:

Muchachas tontas ignorantes, vacías, sin absolutamente ningún pensamiento más allá de sus propias necedades ensimismadas”.

Sarah Miller de Time Magazines dijo:

“Yo realmente, verdaderamente, completamente, odio ‘Mujeres contra el Feminismo’. Pero…”.

Miller escribió también

La tendencia a ver el sexismo en todas partes es una prueba de que el feminismo es saludable y vigilante, y eso no es necesariamente algo malo, porque la misoginia es insidiosa y desenfrenada … Necesitamos feminismo”.

Pero Miller añadió:

Sin embargo, el dolor que experimentamos como mujeres -incluso físico– no nos da el derecho de decirle a la gente que hay una manera de pensar o sentir, o asumir que tenemos un poco de la comprensión de Dios sobre las motivaciones de cada uno”.

Sarah Boesveld escribió en el National Post el viernes que el sitio muestra que el feminismo se ha convertido en “complicado” y “a veces alienante”.

Ella cita un correo electrónico enviado por una chica de 22 años de edad, de Australia, Lisa Sandford, que “cree en la igualdad de la sexos”, pero rechaza con firmeza el feminismo como “grosero y desagradable”, y tiene la intención de ser una madre y ama de casa.

Sandford escribió:

Si el feminismo realmente aceptó la igualdad, ellas no deberían decirme que mis puntos de vista están equivocados, ellos deberían aceptarlos y dejarme ser”.

Puedes navegar en los archivos ‘Mujeres contra el feminismo’ aquí (advertencia: está en inglés y hay lenguaje fuerte ocasional).

Pero hay más cosas que hoy ponen en jaque al movimiento feminista.

niño o niña selección de sexo

UN DILEMA DEL ABORTO SELECTIVO A LAS NIÑAS

Conocer el sexo de un feto en el vientre de la madre es algo que predispone al aborto en muchas culturas.

Por el valor mayor que se le da al varón en lugares como por ejemplo en la China y la India.

Pero ahora hay clínicas en occidente que ofrecen realizar la fertilización creando vida humana y que luego los padres elijan cuáles de esas vidas creadas nacerá, si varón o mujer, con lo que las otras vidas que se crearon se descartan y no nacerán.

Esta “planificación familiar” favorece el nacimiento de niños si se aplica para la cultura de la India y también en la cultura musulmana.

Un estudio indica que las niñas están siendo objeto de aborto en ciertos grupos de inmigrantes en Canadá, y ha surgido evidencia que el sexo selectivo de la fertilización in vitro (FIV ) se anuncia regularmente en periódicos canadienses.

Una clínica de fertilidad en el estado de Washington ha estado comunicando a indo-canadienses de la Columbia Británica un anuncio animándoles a “crear la familia que deseen: Niño o Niña”.

El anuncio muestra una imagen de un niño y una niña étnicamente vestidos con atuendo tradicional de la India.

Una dirección del sitio web en el anuncio dirige a los padres interesados en la selección de sexo al Washington Center for Reproductive Medicine, donde se enteran de que el diagnóstico genético preimplantacional (DGP) es el método preferido de la clínica para “seleccionar un embrión de sexo conocido para facilitar el equilibrio de la familia”.

De acuerdo a la explicación de la clínica del proceso de selección de sexo, después de la unión de numerosos espermatozoides artificiales y los huevos, la clínica realiza biopsias en los seres humanos recién creados para identificar a los que portan cromosomas XX (femenino) o XY (masculino).

Con el método de diagnóstico genético preimplantacional, la clínica “prácticamente garantizan la selección de género con éxito.”

Los embriones fecundados in vitro que no se implantan normalmente se destruyen o se congelan para su uso posterior, o para la investigación científica.

En un editorial que apareció en el National Post, Kelly McParland reprendió a los canadienses por las prácticas actuales, tales como la selección del sexo.

McParland señaló el colosal acertijo lógico al que se enfrentan las feministas pro-aborto que han construido un imperio sobre la ideología del “aborto a petición, por cualquier motivo”.

Y que ahora están incluso dispuestas a sacrificar la sangre de sus propias hermanas por defender la selección de sexo para aferrarse a su ideología.

“La selección del sexo… pone a las feministas en la curiosa posición de defender el derecho de las mujeres a decidir en contra de bebés de sexo femenino, sobre la base de que las mujeres no son tan valiosas o deseables como los hombres.”

“¿Cuánto más discriminatorio se puede ser al abogar por el mayor valor inherente de un sexo sobre el otro?

No me pregunte, pregúntele a las feministas. Es su posición, no la mía”, concluye McParland.

Este asunto ha llevado a las feministas occidentales a fracturarse en dos grupos, unas que siguen siendo pro aborto en cualquier caso y otro que revieron esa posición por el aborto selectivo de que son objeto las niñas.

De cualquier forma, la búsqueda de beneficios económicos como grupo de presión y la operación política, son dos de los grandes soportes que mantienen en pie al lobby feminista.

Fuentes:


Equipo de Colaboradores de Foros de la Virgen María

¿Te gusto este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: