El fracaso del multiculturalismo.
Suecia se ha convertido en una sociedad llena de inmigrantes extra comunitarios, especialmente musulmanes, que no trabajan y viven del estado, provocan disturbios y siembran de inseguridad en las calles. Pero todo esto está protegido por la ideología del multiculturalismo, que no se puede discutir, so pena de ser etiquetado como racista.

 

disturbios en estocolmo

 

La doctrina multiculturalista ve con malos ojos la asimilación de los inmigrantes, la consideran una idea nazi, y mientras tanto los inmigrantes no se integran, ni siquiera se les pide que hablen sueco.

GRANDES DISTURBIOS POR PARTE DE INMIGRANTES EN ESTOCOLMO, SUECIA

Alrededor de 200 personas participaron en los disturbios de la noche del miércoles y la noche del jueves de la semana pasada, que se llevó a cabo en el suburbio de Rinkeby en Estocolmo, en la capital de Suecia. Los inmigrantes quemaron automóviles y arrojaron grandes piedras a la policía y a los bomberos.

En total, se han producido tres o cuatro violentos disturbios, dice Peter Hered, oficial de la estación de Policía de Estocolmo a Dagens Nyheter. Los inmigrantes quemaron coches y se utilizan otros métodos para atraer a la policía. Cuando los coches de policía llegaron al lugar, fueron rodeados y atacados. Un oficial de policía resultó levemente herido por una gran piedra que destrozó por completo la ventana delantera del coche.

Varias personas fueron interrogadas en relación con el tumulto, pero sólo uno fue arrestado bajo sospecha de violación de la ley del orden público, de acuerdo con DN.

ALTO DESEMPLEO EN INMIGRANTES FUERA DE LA COMUNIDAD EUROPEA

Los inmigrantes no comunitarios en Suecia tienen la tasa de desempleo más alta que la del resto de los países de Europa

Suecia el primer país de Europa donde los inmigrantes no europeos tienen la tasa de empleo más baja en comparación con el resto de los ciudadanos, de acuerdo con las nuevas estadísticas de Eurostat.

Las cifras, que pueden ser interpretadas como una prueba definitiva del fracaso total del gobierno a su llamada política de integración, muestra que sólo el 50,2% de los ciudadanos no comunitarios que viven en Suecia están empleados.

La mitad de los inmigrantes no europeos, viven por lo tanto de los diferentes tipos de contribuciones a costa del contribuyente sueco/a, a pesar de los esfuerzos de integración muy generosos por parte del gobierno de Reinfeldt, incluidos en el llamado “trabajo de nivel de entrada” para los recién llegados.

También significa que la brecha entre la tasa de empleo entre los ciudadanos y los no nacionales es mayor en Suecia que en cualquier otro país europeo. Entre los ciudadanos suecos, el 81,3% está empleado, lo que lo convierte en la cifra más alta de toda la UE.

En países como Chipre, la República Checa y Lituania, la situación se invierte. Existen cada vez más ciudadanos no comunitarios que trabajan cada vez más que los nacionales.

UN EXPERIMENTO QUE ESTA FALLANDO

Un informe de la ONU dice que Suecia será una nación del Tercer Mundo, en unos 15 años, por debajo de Libia y Bulgaria. Suecia es una sociedad que cree que corre hacia el futuro, pero los críticos advierten que están corriendo hacia un fondo.

Ha sido un laboratorio para todo tipo de experimentos sociales: los líderes suecos están tratando de construir la sociedad perfecta.

El país se ha comparado a dos naciones que también trataron de construir sociedades perfectas: Corea del Norte y la Unión Soviética.

En Suecia, si no te gusta cómo se está construyendo la utopía, no se le disparará al igual que en Corea del Norte, pero su vida puede llegar a ser muy desagradable, muy rápidamente.

Un vídeo muestra a un periodista de uno de los principales periódicos suecos, el Expressen, enfrentándose a un sueco en la puerta de su casa. El hombre, un profesor, hizo lo que él creía que eran comentarios negativos de forma anónima en un sitio web acerca de los problemas que causan los inmigrantes en Suecia.

Pero los hackers de la izquierda ayudaron a que el periódico rastreara la ubicación del hombre y a otros como él para que pudieran ser expuestos (por tv) ante toda la nación como racistas. Otro hombre, un gerente, fue despedido a causa de esto.

EL MODELO SUECO DE MULTICULTURALIDAD

En Suecia, los izquierdistas y los medios de comunicación creen que la piedra angular de su sociedad perfecta es la multiculturalidad: la inmigración a gran escala de algunas de las naciones más pobres y más atrasadas de la tierra. Los suecos que están en desacuerdo con esto, corren el riesgo de ser etiquetados como racista, fascista, incluso nazi.

“La inmigración es el punto de partida y el punto final. Es el punto más importante para demostrar que eres amigable hacia los extranjeros, que eres amigable hacia la inmigración”, dice el periodista danés Mikael Jalving, autor del libro Absolut Sweden.

“Todo es cuestión de si puede decirse que usted es hostil hacia la inmigración. Una vez que se ha “demostrado”, usted se encuentra fuera del juego. Una vez que esta “demostrado” de que es un racista o fascista o nacionalista, que es casi tan malo, no puede tener ninguna posición o puntos de vista legítimos”, explicó.

No importa si el modelo de inmigración de Suecia está fallando miserablemente, si las puntuaciones en los exámenes de las escuelas suecas están cayendo en picado, o si el crimen en algunas áreas se ha disparado. Ni que los inmigrantes provoquen permanentemente disturbios y asonadas.

ASIMILACIÓN ES CONSIDERADA UNA PALABRA NAZI

Muchos judíos viven ahora con el temor de ataques por parte de los inmigrantes musulmanes y se están marchando.

Amun Adbullahi, periodista de la radio sueca, dejó el año pasado el país y volvió a su Somalia natal después que fuera atacada en la prensa debido a su informe de noticias sobre los radicales inmigrantes musulmanes de Suecia.

Ella declaró a la televisión sueca que Mogadiscio (capital de Somalia) era más segura que las áreas de inmigrantes en Estocolmo.

Y olvídate de un “crisol de razas” al estilo americano en la que los inmigrantes algún día aprenderán a hablar sueco. En Suecia, esto es una idea racista también.

Jalving dijo que se supone que los suecos deben aprender de los inmigrantes y no al revés. Existe un odio demostrado a la cultura sueca entre la élite de la nación.

“La asimilación está completamente fuera de la cuestión” dijo a CBN News Jalving. “Todos los principales partidos políticos se ríen [al oír la palabra “asimilación”]. [Para ellos] la palabra “asimilación” es una palabra nazi”.

CBN News habló con varios periodistas que describieron un ambiente de estilo estalinista en la que los ciudadanos de Suecia ahora tienen miedo de decir algo que pueda se etiquetado en los medios de comunicación como “racista”.

“Si ellos apuntan hacia usted y usted (queda retratado) como racista, entonces usted se encontrará sin trabajo, sin carrera, es posible que pierda su familia. Usted no tendrá ningún futuro”, dijo la periodista sueca Ingrid Carlqvist.

Carlqvist y el periodista danés Lars Hedegaard dirigen el periódico en línea Dispatch International que abarca temas como la inmigración que los principales medios de comunicación en Suecia ignoran.

Pero Carlqvist admite que su plan para producir un periódico tradicional fracasó porque los suecos estaban demasiado asustados como para recibir el periódico en sus hogares.

“Porque ¿qué pasa si el cartero ve que tienes este diario, o que sea su vecino el que lo viera? Entonces puede ser que piensen que usted es racista o que odia los musulmanes”, dijo Carlqvist.

“Pensamos que podríamos realizar un impacto. Todavía pensamos que podemos lograr un impacto, pero es difícil de abordar” dijo Hedegaard.

Dispatch International tuvo también que abandonar las suscripciones en línea, después de repetidos ataques de hackers, porque los suecos tenían miedo de ser expuestos. El sitio web ahora depende de las donaciones.

Suecia se ha convertido en una nación donde algunos puntos de vista son simplemente demasiado arriesgados incluso para leer.

“Lo que algunos padres suecos aconsejan a sus hijos hoy en día es la de no interferir en el debate público, no expresar las llamadas ideas “radicales” sobre esto o aquello que critique el consenso en Suecia”, dijo Jalving. “Va a hacerles daño de una manera u otra. Los suecos quieren proteger a sus hijos”.

Suecia no va a convertirse en una nación del tercer mundo mañana. Pero de acuerdo al reporte, un día lo hará.

“Nosotros tuvimos un país perfectamente bueno” dijo Carlqvist. “Un país rico, un país agradable y en unos pocos años, ese país ha desaparecido”.

Fuentes: Fria Tider, Christian Broadcasting Network, Signos de estos Tiempos 

 

Haga click para ver las otras noticias
¿Le gusto este artículo? Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: