Si existieran los extraterrestres y pegaran una mirada fría desde el espacio exterior a los que sucede en nuestro planeta dirían que se está produciendo una estrategia expansionista de la religión del Islam en todo la Tierra, como ya ha sucedido otras veces en la historia, y que lo que está haciendo el Estado Islámico es ser la vanguardia de un ‘temperamento’ supremacista entre los musulmanes.

musulmanes en occidente

Sin embargo, la mayoría de los poderes del mundo, desde los gobiernos occidentales hasta la propia Iglesia Católica, se niegan a hablar de que esto está sucediendo, a nombrar al atacante por su nombre.

Los gobiernos de occidente por un discurso políticamente correcto de no discriminación hacia el Islam y el Papa Francisco probablemente para no agravar más el conflicto. Pero en ambos casos quieren luchar contra el jihadismo sin tomar en cuenta que la jihad violenta no es nada más que un paso en la radicalización y fundamentalismo dentro de los musulmanes. 

padre Jacques Hamel degollado en francia

 

¿QUIEREN MÁS PRUEBAS QUE HAY UNA GUERRA DE RELIGIÓN?

El 26 de julio de 2016, dos terroristas musulmanes entraron a la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, cerca de Rouen, en Normandía, Francia, a las 9 am y decapitaron al sacerdote Jacques Hamel de 86 años de edad y tomaron a monjas y fieles de rehenes.  

Antes lo hacían sólo en los países dominados por musulmanes, como por ejemplo el asesinato de las 4 monjas en Yemen y una miríada de casos más, pero ahora lo hacen en los países occidentales.

Los rehenes incluidos las monjas informaron que los atacantes gritaron “Allahu Akbar” y manifestaron su lealtad al ISIS.

Puede que no hayan sido de la plantilla formal del ISIS pero está claro que el ISIS puede contar no sólo con militantes que son parte regular de la organización, sino también con seguidores dispuestos incluso a morir sin estar en una misión directa de la organización.

De hecho, los diferentes atacantes en estos días en Francia y Alemania, se han unido a ISIS de forma espontánea, sin enrolarse formalmente y eso es una fortaleza ideológica del grupo.

Pero el mensaje de este asesinato es que es un claro ejemplo de odio anticristiano y una demostración de que han declarado una guerra a los cristianos.

El padre Samir Khalil Samir está reiterando desde hace tiempo:

Por desgracia, el Islam es difícil de integrar, ya que tiene una cultura en muchos puntos opuestos a la corriente occidental religiosa, social, de las relaciones hombre-mujer, con el comer… es un sistema completo. Que la religión sea diferente no es un problema. Pero el hecho es que en el Islam la religión está ligada a lo político, social, cultural, histórico, que afecta a todo desde el vestido que uno se ponga hasta las relaciones sociales. Son muchas cosas que les hacen que sea difícil de asimilar las ideas de Occidente”.

La influencia islamista radical hace que sea aún más difícil esta integración, pero también hay que ser conscientes que el Islam tiene elementos de violencia en el Corán y la vida de Mahoma y que si se continúa diciendo que el Islam es una religión de paz, y que los terroristas musulmanes no son de la religión musulmana solamente creamos confusión y perplejidad.  

cyber-jihad

 

POR QUÉ LOS JIHADISTAS SON MUSULMANES

Europa y Occidente en general están luchando contra el terrorismo islámico, pero no contra el extremismo islámico, que es su motor, que se puede ver a través de los países que lo apoyan y financian como las monarquías petroleras del Golfo, que por otra parte son socios económicos, comerciales y políticos de occidente, y sostienen la jihad.

En este proceso de hacer buena letra con un discurso políticamente correcto, tienden a ignorar que los jihadistas se dicen musulmanes auténticos y verdaderos, y utilizan el Corán como fuente de su vida diaria.

Pero además, sectores enteros del Islam de varios países le han declarado obediencia al gran impulsor del jihadismo que es el Estado Islámico: Arabia Saudita, Yemen, Argelia, Libia, e incluso en África como Nigeria y Camerún.

La bandera negra del Estado Islámico tiene escrita su profesión de fe: “No existe ningún Dios más que Alá y Mahoma es su profeta”.

Los cristianos están entre sus principales víctimas porque que se trata de una religión diferente a la única que ellos piensan que debe existir, e incluso han marcado las casas de los cristianos para discriminarlos.

Se definen como el verdadero Islam, que considera herejes a los chiitas y a buena parte de los sunnitas que no luchan con ellos la jihad.

Dos estudios para identificar el perfil de los jihadistas, uno en España y otro en Francia han sido acusados de limitarse para no ofender a la colectividad musulmana.

musulman con bandera del estado islamico

 

LOS JIHADISTAS EN ESPAÑA

El Real instituto Elcano de España realizó un identikit del jihadista en España, básicamente tratando de describirlo en términos sociodemográficos.

Los Jihadistas en España son varones entre 25 y 39 años, aunque cada vez más jóvenes. En su mayoría casados y con hijos.

Ocho de cada 10, extranjeros, principalmente de nacionalidad argelina, marroquí y paquistaní. Hasta ahora, sólo un 4,8% ha nacido en España.

Tanto su nivel educativo como sus ocupaciones denotan una considerable diversidad.

Dos de cada 10 contaban con antecedentes penales en nuestro país por delitos distintos a los terroristas.

Tienden a concentrarse en la Comunidad de Madrid y en Cataluña, que se ha convertido en ámbito destacado de la presencia jihadista, así como a lo largo del litoral mediterráneo.

La emergencia de segundas generaciones, descendientes de inmigrantes procedentes de países islámicos, advierte de un incremento en el potencial de terrorismo jihadista autóctono (homegrown terrorism)”.

Ellos distinguen dos períodos de 1995 a 2003 y de 2004 a 2012:

“los datos sobre la evolución del perfil sociodemográfico de los jihadistas en España advierten de que crece considerablemente el porcentaje de los individuos con menos de 30 años y el de extranjeros, en particular de marroquíes y paquistaníes.

Se observa asimismo un progresivo deterioro en el nivel educativo y una propensión al incremento de los porcentajes correspondientes tanto a quienes desarrollan ocupaciones laborales de baja o ninguna cualificación como a los que, antes de implicarse en actividades de terrorismo jihadista, habían sido condenados por delitos de criminalidad ordinaria.

Finalmente, mientras que la presencia jihadista en Madrid se mantiene sin aparentes variaciones, Cataluña se convierte un foco cada vez más destacado de la misma”.

Una crítica que se hace a este estudio de 2013, es que ignora el perfil familiar y religioso de los jihadistas, simplemente no lo estudió, lo cual es básico en la medida que los propios jihadistas dicen que luchan para imponer un estilo de gobierno basado en los preceptos de una religión.

KillFrench-690x377

 

LOS JIHADISTAS EN FRANCIA

El Centro para la Prevención de Divisiones Sectarias (Cpdsi) ha construido un perfil del jihadista en Francia, con un criterio más abarcativo que el de España.

El identikit se construyó sobre la base del testimonio de 160 familias, entrevistadas telefónicamente.

Según el estudio:

Los aspirantes a jihadistas franceses tienen entre 15 y 21 años, provienen de familias de clase media en su mayoría ateos. 

Son jóvenes de perfil “ordinario”, señaló el investigador y antropólogo Dounia Bouzar, fundador de Cpdsi. 

Más concretamente, el estudio muestra que la gran mayoría de estos jóvenes son de los estratos sociales medios (67%) y, a menudo no de las clases populares como se puede pensar (el 16%). Sólo el 17% de ellos provienen de familias adineradas. 

Sólo el 5% de estos jóvenes, cometieron actos de delincuencia. 

Son principalmente (40%) jóvenes “hiper sensibles” que han experimentado períodos de “depresión” y “se plantean preguntas sobre el sentido de la vida.”

Los aspirantes a jihadistas, que se han convertido al Islam radical, no crecen en familias que practican el Islam. El 80% de ellos provienen de familias que dicen ser “ateas”. Y sólo el 10% tiene padres inmigrantes. 

Sitios de Internet y redes sociales son en el 91% de los casos, los principales instrumentos utilizados por los grupos terroristas para reclutar a jóvenes combatientes.

Este identikit francés ha sido muy criticado básicamente por dos elementos que contradicen el sentido común y lo que la mayoría de los medios han informado repecto a actos de terrorismo jihadista de franceses.

La primera es que provienen de familias que no se identifican como musulmanas, sino de familias ateas (80%), y la segunda es que sólo el 10% tiene padres inmigrantes.

Según muchos críticos, especialmente conservadores, parecería haberse deslizado un sesgo del discurso políticamente correcto en la construcción del estudio, procurando eliminar cualquier alusión a que los jihadistas lo son porque provienen de la religión musulmana.

Y por otro lado, no se mencionan las mezquitas como lugares de adoctrinamiento, como si los jihadistas no tuvieran contacto con las poblaciones musulmanas francesas y toda su actividad fuera mediante los sitios jihadistas de internet.

mujeres-musulmanas

 

OTRO DATO MÁS, LOS JÓVENES TURCOS EN HOLANDA

Una investigación en Holanda sobre jóvenes de ascendencia turca encontró que el 80% de ellos no veía nada malo en la jihad contra los no creyentes.

A tal punto ha sorprendido a los políticos holandeses que los diputados pidieron una sesión especial para investigar por qué estos jóvenes tienen tales puntos de vista radicales.

La encuesta también halló que

“el 90% de los jóvenes turcos piensan que los que luchan contra las tropas del presidente sirio Baschar Al-Assad son “héroes” y la mitad piensa que sería una buena cosa si los musulmanes holandeses fueran a unirse a la lucha”.

Mientras que el Ministro de Asuntos Sociales, Lodewijk Asscher, hablando luego de la visita a la mezquita de Kuba, dijo que no había podido encontrar a nadie que apoyara al Estado Islámico, informa el Volkskrant.

Esta es una demostración más de que a occidente le cuesta comprender donde está escondido el enemigo; que surge como una parte de Islam y no por generación espontánea.

Si admitieran que los jihadistas son una parte del Islam, incorrectos en su apreciación pero una parte en sí, deberían vigilar más de cerca a las comunidades musulmanas de occidente, y es ahí donde está el problema, porque el lobby musulmán los acusaría de discriminación y hostigamiento.

jihadistas para matar gente

 

LAS DECLARACIONES DEL PATRIARCA CALDEO

Según Fides, el Patriarca de Babilonia de los Caldeos Louis Raphael Sako ha dicho recientemente que,

a diferencia de “los nazis y otras ideologías mortales del siglo XX”, los jihadistas del Estado Islámico de Iraq y del Levante (Isil) realizan sus bárbaros crímenes “en el nombre del Islam”.

Por eso “parece bastante chocante la falta de acción de la comunidad islámica oficial que ha denunciado estos actos sólo con declaraciones tímidas y débiles, que muestran la ausencia de un liderazgo capaz de “crear conciencia en la gente sobre el peligro inminente que representa el Estado islámico que actúa en nombre de la religión”.

Y en este sentido hace un llamamiento a los guías de la comunidad islámica

“para que asuman su responsabilidad en la lucha contra el extremismo oscurantista de marca islamista, que sin duda es un peligro mortal para los cristianos de Oriente Medio, pero que según el patriarca caldeo “no es menos peligroso” para los propios musulmanes”. 

Y siguió diciendo que está

conmocionado por aquellos que han menospreciado el grave peligro que supone el Estado Islámico  y llama a todos los hermanos y hermanas musulmanes a realizar un cambio neto , ya que es su responsabilidad encontrar una respuesta, que debe venir de ustedes y no de una fuerza externa”.

En buen romance, el principal guía de los cristianos caldeos asume que los jihadistas son musulmanes, provienen de ese tronco y que los otros musulmanes que provienen de ese tronco pero que no son terroristas, se han mostrado tibios para denunciarlos y luchar contra ellos.

El patriarca caldeo hizo estas declaraciones en la cumbre interreligiosa, celebrada en Viena el 18 y 19 de noviembre de 2014, que ha contado con la presencia de musulmanes y cristianos, y no podría haber acusado directamente a los musulmanes de connivencia o encubrimiento, pero lo que dijo, en el lenguaje diplomático equivale prácticamente a lo mismo, como si dijera “señores, hay gente dentro de sus propias filas que nos esta matando y tienen una guerra contra nosotros” 

papa-y-arabe

 

¿UNA GUERRA RELIGIOSA QUE TODOS QUIEREN OCULTAR?

Ya hemos visto como occidente está tratando de ocultar que lo que sucede con la jihad es parte de una guerra religiosa, de una estrategia expansionista de parte del Islam para instaurar un gobierno con base religiosa (en la sharía) en los lugares que más pueda.

Eso lleva a los gobiernos a decir que los extremistas del Estado Islámico no son musulmanes, sino políticos que quieren tomar el poder, y al no comprender que esto nace dentro del Islam no lo pueden combatir adecuadamente.

Pero también esa es la lógica que ha usado el Papa Francisco, ha dicho sistemáticamente que los jihadistas no pertenecen al Islam y que tergiversan el Islam.

Esta posición es comprensible para el líder de una Iglesia perseguida que no quiere que los cristianos de oriente medio la pasen peor de lo que la pasan ahora, por su lógica de “acariciar los conflictos” y por su intento de acercarse a los musulmanes moderados para que operen sacándose de encima a los violentos.

Pero sin embargo, eso podría estar dando un mensaje que se entienda mal, al no reconocer que hay una tendencia expansionista en el Islam y que eso va en detrimento de la Iglesia Católica que es su enemigo natural.

¿Le gusto este artículo? Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: