Europa sintió el poderoso mensaje de dos Papas en esta semana, alertando a Europa sus trágicos errores

Francisco en Estrasburgo y los discípulos de Benedicto XVI en Nursia

Esta semana Europa ha visto el poderoso mensaje católico a través de dos papas, señalando los errores de Europa y mostrándole las vías de reformulación de su espíritu y su sociedad, sobre la base de lo que el fértil pensamiento cristianismo puede ofrecer.

papa francisco parlamento europeo

Por un lado el papa Francisco visitó el Parlamento y el Consejo Europeo en Estrasburgo y le habló a una Europa cansada y agobiada de la necesidad de terminar con su estilo de vida egoísta.

Y por otro lado, se reunieron los discípulos de Benedicto XVI en la ciudad de Nursia, sin su presencia, haciendo un profundo análisis de la pinza a la que está sometida Europa en estos momentos. Por un lado el laicismo agresivo que quiere cancelar cualquier tipo de relación de Europa con el cristianismo, y por otro un enemigo que ha venido del exterior y que la quiere atacar justamente por sus raíces cristianas, como es el califato islámico. 

PODEROSO MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO EN ESTRASBURGO

En su visita al Parlamento Europeo, el Santo Padre ha pedido construir una Europa con espíritu de servicio, educar a la paz, abandonar la cultura del conflicto, promover los derechos humanos y enlazarlos con el desarrollo de la democracia. Este ha sido el mensaje que el Papa Francisco ha legado a los miembros del Parlamento Europeo durante su visita al órgano legislativo de la Unión Europea (UE).

Basta con estilos de vida egoístas,

“Ha llegado el momento de abandonar la idea de una Europa atemorizada y replegada sobre sí misma”.

Francisco indicó poner en vigencia nuevamente

“el gran ideal de una Europa unida y en paz, creativa y emprendedora, respetuosa de los derechos y consciente de los propios deberes, para suscitar y promover una Europa protagonista, transmisora de ciencia, arte, música, valores humanos y también de fe”.

papa-francisco-estrasburgo-schulz

También dijo que hoy los efectos de la crisis económica perduran con consecuencias dramáticas desde el punto de vista social. Dios transforma el mal en bien y la muerte en vida.

El Papa lanzó al Viejo continente un mensaje de esperanza y la animó a conservar,

“a la firme convicción de los Padres fundadores de la Unión Europea, los cuales deseaban un futuro basado en la capacidad de trabajar juntos para superar las divisiones, favoreciendo la paz y la comunión entre todos los pueblos del Continente”.

El futuro de Europa depende del redescubrimiento del nexo vital e inseparable entre la dignidad y la trascendencia, porque si no, corre el riesgo de perder lentamente su alma y el espíritu humanista que ama y defiende.

Tras evocar a san Juan Pablo II, que visitó el Parlamento en 1988, el Papa hizo hincapié en la centralidad de la persona humana, derechos humanos, la tutela de la dignidad de la vida humana en todas sus etapas, derechos y deberes, dignidad trascendente del hombre.

Ante una Europa que parece cansada y anciana, ya no fértil, recordó los grandes ideales y los peligros de los tecnicismos burocráticos de sus instituciones, de los estilos de vida egoístas, de una opulencia insostenible, indiferente respecto al mundo circunstante, y sobre todo a los más pobres.

“El ser humano corre el riesgo de ser reducido a un mero engranaje de un mecanismo que lo trata como un simple bien de consumo para ser utilizado, de modo que -lamentablemente lo percibimos a menudo -, cuando la vida ya no sirve a dicho mecanismo se la descarta sin tantos reparos, como en el caso de los enfermos terminales, de los ancianos abandonados y sin atenciones, o de los niños asesinados antes de nacer”.

papa francisco en estrtasburgo

EL PENSAMIENTO RATZINGERIANO EN ACCIÓN

El pensamiento “relativista” que surgió en Europa rechazó sus propias raíces cristianas y ha creado una debilidad cultural que ha permitido el resurgimiento del Islam agresivo, concluyó una coalición de pensadores, activistas y políticos “ratzingerianos” este fin de semana. En su reunión anual en la antigua ciudad de Umbría de Nursia, la ciudad natal de San Benito.

La conferencia advirtió que Occidente está apretado entre una ideología secularista “posthumana” y radical, por un lado, que presiona por cambios en el concepto fundamental de la humanidad, y el resurgimiento de la violencia del nuevo Califato.

Esta fundación se reúne cada año en la ciudad natal del patrón de Europa, San Benito de Nursia, para discutir “el futuro de Occidente”, en el contexto de los ataques ideológicos cada vez más agresivos a la sociedad europea.

El objetivo de la fundación fue aplicar el pensamiento social y político del cardenal Joseph Ratzinger, quien iba a ser elegido Papa Benedicto XVI, poco después de que el grupo se formara.

La fundación fue lanzada también en respuesta a los acontecimientos geopolíticos siguientes al 11 de septiembre de 2001 en los EE.UU.

Las reuniones Nursia fueron concebidas como una oportunidad para crear un momento de reflexión en el que los católicos y laicos pudieran encontrarse en una especie de “patio de los gentiles”, con el fin de debatir.

carta magna en nursia

LA REFORMULACIÓN DE LAICISMO

Para lograr este replanteamiento del valor de la enseñanza cristiana, la enseñanza de Ratzinger era crucial dijo Gaetano Quagliariello, el presidente de la Fundación Carta Magna a un entrevistador.

Quagliariello, pidió la elaboración de un “nuevo humanismo”, uno ya no divorciada de sus raíces intelectuales cristianas.

“En el ámbito geopolítico nuevas fracturas aparecieron años después que la mayoría en Occidente esperaba un periodo de paz tras el fin de la Guerra Fría. El 9-11 terminó cambiando profundamente el concepto de guerra y un aspecto importante de la debilidad cultural de Occidente, la teoría relativista, se ha producido con el rechazo del cristianismo.”

El “laicismo agresivo” como fue llamado por el Papa Benedicto XVI, se está centrando cada vez más en la “ideología de género”.

Esta ideología es lo que los seguidores intelectuales de Ratzinger han identificado como un asalto fundamental a la antropología tradicional, intentando reinventar conceptos básicos de lo que significa ser humano. 

Quagliariello aseveró que las reuniones se pusieron en marcha en respuesta a esta masiva “reclasificación cultural.”

Se debe

“revisar el concepto de laicidad: ya que no debe entenderse como una clara separación entre la esfera del Estado y la de la Iglesia, sino como una distinción dinámica, finalmente aceptando que la religión es una parte esencial del espacio público y enriquece el espacio público”.

La esperanza es la aplicación de la doctrina social cristiana a las esferas sociales, políticas y económicas, mientras que llamó a “evitar considerar el cristianismo como simplemente religión civil”.

Gran parte de la “agenda del milenio” está relacionada con  cuestiones macroeconómicas y sociales que no se puedan resolver a nivel de los estados nacionales individuales, dijo.

Pero concluyó que

“una política común  debe servir a las raíces comunes, y si nos olvidamos de los principios cristianos en los que Europa se fundamenta, o si dejamos de querer encarnarnos en ellos, es poco probable que vayamos muy lejos”, dijo.

“En el caso del desafío antropológico, el debate público es cada vez más entre los partidarios de la ciencia y [sus] presuntos detractores, que han dicho que la ciencia tiene que saber cómo poner límites”.

El debate público se está centrando cada vez más en torno

“a las desigualdades proclamadas por los que tienen la capacidad de convertir el deseo en un derecho y los que no pueden [permitir] esto”.

Al final se llega a los más oscuro dijo,

“porque son las ciencias, tales como la procreación artificial y la investigación con embriones, que hacen correr el riesgo de caer en la eugenesia, que inevitablemente trae consigo el riesgo de racismo”.

sacconi_quagliariello_roccella

NOS DEBILITAN DE ADENTRO Y NOS QUIEREN ATACAR DESDE AFUERA

Eugenia Roccella, ex feminista que volvió legisladora conservadora, también hizo presentaciones este fin de semana, y dijo que la ubicación de las reuniones “no es casual“.

“La conciencia de los grandes cambios geopolíticos, y de una profunda pérdida de la cultura europea, nos llevó, en octubre de 2005, a celebrar reuniones entre creyentes y no creyentes, empezando por el reconocimiento de las raíces cristianas comunes, y de imaginar y definir un nuevo secularismo”, dijo.

Estas reuniones tienen como objetivo desplazar la percepción de lo secular lejos de la forma actual asociada exclusivamente con el anti-catolicismo.

“La elección del lugar, entonces, no es casual, ya que recuerda la laboriosidad inteligente, imbuida de espiritualidad, de las comunidades benedictinas, que salvó el gran tesoro de la tradición cultural de Occidente para entregarla a la posteridad“.

Ella señaló la ironía

de la situación paradójica en la que tenemos una Europa que busca cada vez más cancelar, o al menos poner en la sombra, sus raíces cristianas. Y luego están los que, precisamente debido a esas raíces, querrían destruirnos“.

Los ataques a los EE.UU. el 11 de septiembre de 2001,

“forzaron al mundo occidental a reflexionar seriamente acerca de su identidad, con el fin de hacer frente a los que, en nombre de odio contra nosotros, habían decidido a atacarnos”, continuó Roccella.

Roccella dijo que las reuniones son más necesarias que nunca, ya que su primera reunión en el 2005,

que “fue el año del referéndum [Italiano] sobre la fertilidad, la muerte asistida de Terri Schiavo, historias del inicio y fin de la vida, que marcó una era de grandes batallas públicas sobre la cuestión antropológica”.

“Fue, también, el año del cambio de Juan Pablo II a Benedicto XVI, dos pontífices profundamente ligados a Europa, quienes han afirmado las raíces fuertemente cristianas de nuestro continente”.

Fuentes:

 

Haga click para ver las otras noticias

¿Le gusto este artículo? Entre su email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

3 Comments

  • Públicamente quiero felicitar al editor de este sitio, el trabajo que se esta haciendo en la edición y publicación de cada articulo es espectacular!

  • Catia Bueso Jiménez dice:

    Es alentador comprobar el empeño y la valentía de Francisco y Benedicto, juntos nos dan esperanza a todos. Estos tiempos necesitaban de ambos, de la energía de Francisco y de la razón de Benedicto. Es un regalo para todos.

  • Catia Bueso Jiménez dice:

    Sin duda, están haciendo mucho bien. Que Dios les ayude en su labor y sigan alimentando nuestra fe.