El hombre moderno está sólo por definición.

Porque al abandonar a Dios ha puesto la confianza en sí mismo.

Y como compite con los demás en vez de colaborar, su única referencia es su sí mismo.

Pero Dios tiene una solución a esto.

ancianos-en-soledad

La soledad en la Tierra avanza.
.
Porque las familias se rompen, la gente envejece y los hijos no se ocupan de sus padres ancianos, porque viven su vida a toda rapidez.

Y la soledad crea problemas de salud, que a su vez incrementan la soledad.

Por lo que es razonable que cunda la depresión.

Y el remedio que está encontrando la modernidad para solucionar esa profunda depresión es aún peor: la eutanasia.

Pero la Comunión de los Santos es un antídoto a esto.

Comencemos por el diagnóstico.

EL CASO DE GRAN BRETAÑA

La soledad es un flagelo para las personas mayores.
.
Un estudio reciente en Gran Bretaña ha demostrado que los hombres están particularmente en riesgo.
.
La soledad afecta a casi la mitad de todos los hombres mayores de 50 años.
.
Y se espera que esta cifra aumente en casi un 50% en los próximos quince años.

Las ONG han hecho esfuerzos para abordar el problema.

Age UK Bucks del Reino Unido tiene un ‘servicio befriending’ para individuos de edad avanzada.

Mediante jóvenes voluntarios que hacen un “acercamiento amistoso” y ofrecen un enlace con el mundo exterior a las personas mayores que viven en el aislamiento.

Los Befrienders proporcionan una oportunidad para la conversación regular y amistad durante un período prolongado de tiempo.

Sin embargo, una visita semanal no puede sustituir a un compañero de por vida y a las relaciones con hijos y amigos.

De hecho, la inflexibilidad de la soledad tiene sus raíces en un círculo vicioso.

No sólo se genera soledad por problemas de salud sino que la soledad en sí representa un riesgo significativo para la salud: es dos veces más insalubre que la obesidad.

Un estudio encontró que las personas solitarias tenían 50% más probabilidad de morir durante el período de investigación de seis años que el resto.

hombre comiendo solo

Las razones que los hombres mayores están en mayor riesgo de la soledad que las mujeres son múltiples.

Es menos común que los hombres busquen ayuda de los servicios médicos o se comprometan con proyectos para hacer frente a la soledad.

Casi un cuarto de los hombres mayores tienen menos de un contacto mensual con sus hijos.
.
Y alrededor de una quinta parte tienen contacto menos que mensual con sus amigos.

Gran Bretaña ha sido bautizada como la ‘capital de la soledad de Europa‘.

Hay menos probabilidad de conocer a los vecinos y menos propensión a tener amistades confiables que en los homólogos europeos.

En una sociedad que envejece rápidamente esto es terribe, pero lo peor es que también afecta a los jóvenes.

Medio millón de personas en el Reino Unido pasaron la Navidad pasada solas.
.
En una sociedad impulsada por el individualismo económico y valores basados en el mercado, con el apoyo de una “mitología self made men”, el concepto mismo de la sociedad y la comunidad está dominado por los motivos primordiales de ganancias y crecimiento individual. 

Sin embargo hay conciencia de lo que sucede, y algunos ministros llaman a la soledad una “vergüenza nacional”.

Y a pesar que se comprometieron a hacer del remedio a la soledad una prioridad nacional, los factores estructurales no permiten intervenciones a fondo.

Además, la desigualdad económica genera problemas de salud mental.

Y los que viven en la pobreza son mucho más propensos a sufrir de soledad que las personas con ingresos más altos. 

EL CASO DE SUECIA

La mitad de los suecos viven solos, lo que acarrea enormes problemas especialmente para los viejos.

En Suecia es cada vez mayor el número de personas que viven solas y no siempre por libre elección.

Sino como consecuencia de situaciones que van desde el abandono del lecho conyugal, seguido por las separaciones matrimoniales y divorcios.

Ahora las personas que viven solas han alcanzado la cumbre histórica del 50% de la población de Suecia, con un pico de 60% en la capital, Estocolmo.

Superando a Finlandia (39%), Dinamarca (37%) Alemania (34%), mientras que los países del Mediterráneo las cifras son mucho menores, entre el 10% y el 15%.

Esta desoladora soledad puede degenerar en crisis psicológicas que conduce a los jóvenes a excesos extremos, como suicidios.

En Suecia no hay necesidad de casarse, sólo basta comunicarse con el registro para avisar que se comparte el hogar con otra persona, para ser considerada como una pareja a todos los efectos legales.

Por lo tanto se hace mucho más fácil la separación.

El 55% de los niños nace fuera del matrimonio

La frecuencia del divorcio lleva consigo el problema de la atención y la custodia de los niños, pero en la sociedad sueca moderna, incluso los más pequeños se han adaptado a la transferencia periódica de un padre a otro.

La aceptación de la figura de la “mamá sustituta” o el “papá sustituto” que sustituyen a los padres biológicos, con alternancia a menudo ilógica, es real.

La facilidad con que tienen lugar estos intercambios de pertenencia afectiva termina por romper la familia.
.
No es infrecuente que uno de los “cónyuges” quiera una pareja más joven, no hay impedimentos, planta todo y se va, dejando al otro solo.

Y así aumenta el número de personas (50% de la población del país, 59% en la capital, Estocolmo) que viven solas, sin una persona con quien compartir alegrías y tristezas.

Viven encerrados en un mini apartamento equipados con los recursos de electrónica y de informática más avanzados, pero carentes de calor humano.

Mientras subsiste todavía en Europa el mito del “modelo sueco”, el árbol de la soledad en el que están sumidos la mitad de los habitantes del país “feliz” tiene sus raíces en las políticas aplicadas por los gobiernos socialdemócratas en los años setenta.

Los que prestan muy poca atención a la familia y estan direccionados a eliminar las “novias de lujo” (como se define a las amas de casa) obligándolas a salir a trabajar con reformas fiscales drásticas. 

Las feministas más convencidas encuentran positivo esta “extracción” de la prisión familiar.

Pero se escuchan expresiones de malestar, en periódicos, la radio o la televisión, de muchas personas que viven solas y se sienten marginadas, a pesar logros en su carrera.

En la actualidad todas las mujeres trabajan y son económicamente autosuficientes.

Pero muchas de ellas que han superado los cincuenta años de edad, se encuentran privadas de una familia y de los afectos que le deben rodear de acuerdo con la tradición humanística.

Holiday Depression

La desintegración de la familia conduce a una brecha trágica también en las relaciones de resguardo entre las generaciones.
.
Se trata de una crisis societaria que excluye, por razones puramente egoístas o de falta de adaptación, a gente con quien compartir la vida cotidiana.

Hoy en día, muchas personas mayores son abandonadas por sus hijos y nietos que viven con los ritmos de la vida y con exigencias que requieren el máximo de su concentración egoísta.
.
No es raro encontrar cuerpos de personas fallecidas después de meses sin que nadie se haya preocupado de ver cómo están.

Muchos suecos piensan:

“¡Nosotros pagamos impuestos muy altos, que piense el estado en los viejos!”

Lo mismo ocurre con los niños que, tan pronto como pueden, a veces incluso adolescentes, no dudan en dejar a la familia, van a compartir el costo de los apartamentos con otros compañeros, deseosos de escapar a la dominación de los padres.

Que la soledad se está convirtiendo en un problema social no es indiferente a Estocolmo, una de las ciudades más modernas del mundo, lo confirma la psicóloga Anna Svensson.

“En última instancia, – dice la Dra. Svensson – es mucho mejor para una persona mayor elegir vivir en centros de atención creados por el estado.

Donde además del uso de todas las comodidades y del cuidado de la salud, puede conocer gente sola, estableciendo nuevos vínculos y amistades que les ayudan a vivir.”

ESTUDIO HOLANDÉS DICE QUE LA MAYORÍA DE LAS MUERTES POR EUTANASIA ESTÁN VINCULADAS A LA SOLEDAD

Parlamentarios están planteando preocupaciones después de que los investigadores han encontrado que el “aislamiento social” fue un factor en la mayoría de las solicitudes de eutanasia.

La mayoría de las personas que murieron por eutanasia en Holanda por los llamados motivos psiquiátricos se había quejado de la soledad.

E investigadores en los EE.UU. encontraron que la soledad, o “aislamiento social”, fue una motivación clave detrás de las peticiones de eutanasia en 37 de 66 casos revisados, cifra que representa el 56 por ciento del total.

El estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud también reveló que Holanda estaba operando una política de facto con la demanda de eutanasia.

Con los pacientes “comerciando” con médicos dispuestos a darles una inyección letal por la más trivial de razones.

Muchos de ellos utilizan las clínicas de la eutanasia y unidades móviles dispuestas a pasar por encima de las decisiones de los médicos de familia que creían que el deseo de muerte no podía justificarse.

La investigación, dirigida por el doctor Scott Kim, citó el caso de una mujer con una buena salud mental y física que fue muerta por inyección letal porque se sentía sola tras la muerte de su marido hacía un año.

La investigación fue publicada en la revista JAMA Psychiatry Journal

El estudio se produce tan sólo un mes después que las normas holandesas de la eutanasia se relajaron para dar a los médicos una mayor libertad para matar a personas que sufren demencia.

La nueva orientación del gobierno asegura que los médicos pueden dar inyecciones letales legalmente a pacientes que no son capaces de expresar el deseo de vivir o morir.

El paciente debe, sin embargo, haber firmado una directiva anticipada, o “testamento de vida”, que solicita la eutanasia en un momento en que todavía tenía la capacidad mental.

Los críticos de la eutanasia han planteado continuamente la alarma sobre la liberalización gradual de la ley de Terminación de la Vida a Petición Propia y el Suicidio Asistido, que ha hecho a Holanda el primer país del mundo en legalizar la práctica desde la Alemania nazi.

El ex regulador de la eutanasia holandesa, Dr. Theo Boer advirtió que la práctica estaba ahora fuera de control en su país. Ver aquí.

La interpretación liberal de la ley se ha correspondido con un aumento incremental en el número de muertes por eutanasia en Holanda.

AFERRARSE A LA COMUNIÓN DE LOS SANTOS

En el 2018 la Encuesta Social General de los Estados Unidos reveló que los adultos norteamericanos tienen 3 veces menos amigos que 1985.

Y que 43 millones de estadounidenses mayores de 45 años tienen una soledad crónica.

Seguramente esto se repite en todo occidente.

Las causas parecen ser como vimos, el descenso de los casamientos, de la paternidad, el aumento del divorcio y que casi la mitad de los estadounidenses viven solos.

A esto hay que agregarle la presencia de internet, qua aleja a la gente de la interacción física.

Todo esto genera problemas físicos como aumento de la presión arterial, problemas psicológicos como la depresión y problemas sociales como el decrecimiento los niveles de empatía.

Esto es la consecuencia de una sociedad desgarrada por el pecado original.

Y por la creciente actividad del maligno, que está induciendo a un profundo cambio en los valores y las normas judeocristianas de Occidente.

La solución a esto a nivel personal es salir de la casa, volverse más extrovertido, buscar contactos y amigos en el vecindario, en el trabajo, en el estudio, etc.

Donde la red de amistades que se pueden cultivar en las iglesias es muy relevante.

Esto no es fácil, porque hay que quebrar varias actitudes muy arraigadas propias y de los demás.

Pero a su vez no es un proceso rápido, cuando las personas están necesitadas de contención.

Una solución es hacerse amigo de los santos.

Quienes están a nuestro alcance por virtud de la comunión de los santos.

Que es el verdadero cordón umbilical que une a la Iglesia en sus tres estados (peregrinante, purgante y triunfante).

El Espíritu Santo es el canal de comunicación que une a las personas en estos tres estados y da la tónica del amor que debe reinar entre ellos.

Si pensamos en la nube de testigos que tenemos a nuestro alrededor, y nos contactamos con ellos, concluimos que estamos rodeados de una capa de amor y de servicio que estamos desaprovechando.

Seguramente en esta comunidad, que trasciende a la Tierra, podemos encontrar almas gemelas a la nuestra, y que hayan pasado lo mismo que nosotros.

Hay santos específicos para cada situación que te puedas imaginar, solo hay que buscarlos.

Intercesores con los cuales podemos hablar y contarles nuestros problemas, nuestras inquietudes y nuestros anhelos.

Buscando en el santoral quienes son los santos patrones de las cruces que cargamos, encontraremos a personas están allí para ayudarnos.

Ellos saben lo que uno puede sentir en el momento y seguramente han ensayado diversas soluciones.

Además están dispuestos a ayudarnos las 24 horas del día.

Sólo tenemos que detectar quiénes son, leer su historia y comenzar un diálogo y una devoción hacia ellos.

Debemos orar con ellos y por ellos.

Son compañeros de viaje que nos traerán consuelo, fortaleza, paz y sabiduría.

Tomados de su mano no vamos a sentir la soledad de la misma manera que si ellos no estuvieran.

  

LA MISMA PALABRA SOLEDAD INSPIRA TRISTEZA

“No es bueno que el hombre esté solo”, (Génesis 2, 18).

Y es que Dios, que nos creó y nos conoce desde siempre, sabía, ya desde el principio, que no habíamos nacido para vivir en soledad.

Sin embargo, hay pasos en nuestra vida que debemos dar solos.

Nacemos solos. Debemos enfrentar nuestro final en soledad.  

Pero la infinita bondad de Dios nos prepara brazos amorosos que nos reciben y nos rodean cuando llegamos y cuando nos vamos.

Acá nos abraza y nos habla dulcemente la dueña de esa voz que nos acompañó y arrulló durante nueve meses.

Allá nos recibe la Luz llena de Amor que tanto enamora a los que deben pasar al Purgatorio.

Necesitamos de otros que nos amen y a quienes podamos amar.

Pero la vida es muy larga y en ocasiones ingrata.

Las relaciones humanas se van ajustando a la situación personal de cada quien.

Y por eso mismo pueden ir deteriorándose.

Porque además envejecemos y nuestros gustos, pensamientos y acciones muchas veces reflejan nuestros resentimientos, nuestro desánimo, nuestras desilusiones.

No nacimos para estar solos, pero muchas veces la vida nos arrincona.

Y día a día vamos sintiéndonos como perdedores en una carrera, sin darnos cuenta que siempre hay Alguien a nuestro lado esperando pacientemente que nos demos cuenta de que está allí y que comencemos a hablar con Él.

¿Por qué nos cuesta tanto entender esto?

¿Qué resorte maligno nos hace apartar de esa presencia amorosa que tanto puede llenar nuestra vida?

Hace un tiempo leí el comentario de un ateo famoso que afirmaba la no existencia de Dios y justificaba esa creencia suya en el hecho de que a él “le parecía obsceno que alguien pudiera entrar en su mente y conocer sus pensamientos”.

Vino a mi mente un gozo y una alegría porque sí hay Alguien que conoce mis pensamientos, incluso antes de que yo los tenga.

Y mi alma se llenó de agradecimiento porque ese Alguien me conoce desde el primer instante de mi existencia y me ama a pesar de mis imperfecciones.

Y puedo decir, con todo mi ser,

“Gracias, Dios mío, porque estás en mi mente, en mi corazón, en mi alma y aunque sé que todo lo que tengo y soy es tuyo, igual me gozo en entregarme todo a Ti una y otra y otra vez, para que me hagas de nuevo, como Tú lo deseas.

Gracias, Señor, porque vaya donde vaya, yo nunca estoy solo, estás Tú siempre conmigo, en mí.

Haz que todos mis hermanos en la Tierra escuchen Tu voz y dejen que Tu bondad y Tu amor los acompañen cada día de su vida”.

Fuentes:



María de los Ángeles Pizzorno de Uruguay, Escritora, Catequista, Ex Secretaria retirada

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis: