Los laicistas occidentales están haciendo correr la narrativa que las religiones son responsables de la histórica violencia en el mundo, pero esto no soporta el más mínimo análisis; nada más alejado de la verdad y la realidad.

Second_battle_of_Ramla

Cuando alguien repita este mantra laicista, hazle estos argumentos que son por demás contundentes. Porque esto está tomando la forma de una condena al cristianismo en occidente, para ponerlo a la par con el islamismo; o sea que logran dos cosas, atacar al cristianismo y dejar conforme al lobby islámico.

 

¿QUÉ GRUPO COMETE LA MAYORÍA DE LOS ATAQUES TERRORISTAS? ¿Y LA MAYORÍA DE LOS ATENTADOS SUICIDAS?

Los Tigres de Liberación del Eelam Tamil es la organización separatista de Sri Lanka que ha perpetuado más actos de terrorismo suicida que cualquier otro grupoSon el grupo terrorista más mortífero en la tierra.

Puedes comprobar los números por ti mismo en Base de Datos Global Terrorism de la Universidad de Maryland  o en el resumen por grupo de Periscopio. Desde 1975, los Tigres han matado a cerca de 11.000 personas, e hirieron a casi 11 mil más. Si no estás familiarizado con los Tigres tamiles.

Tigres Tamiles

Tigres Tamiles

Los Tigres de Liberación del Eelam Tamil (LTTE) fueron fundados en 1972, cuando la juventud Tamil abrazó una ideología marxista y estableció un Estado tamil independiente.

Robert A. Pape de la Universidad de Chicago es más directo:

“El fanatismo religioso no explica por qué el líder mundial en terrorismo suicida son los Tigres Tamiles en Sri Lanka, un grupo que se adhiere a una ideología marxista leninista y los grupos marxistas leninistas no son lo que usted llamaría religioso”.

La base filosófica del marxismo, como declararon repetidas veces Marx y Engels, es el materialismo dialéctico, que ha seguido plenamente las tradiciones históricas del materialismo del siglo XVIII en Francia y de Feuerbach (en la primera mitad del siglo XIX) en Alemania, un materialismo que es absolutamente ateo y positivamente hostil a toda religión. 

“La religión es el opio de los pueblos”, este dictum de Marx es la piedra angular de toda la perspectiva marxista sobre la religión. El marxismo siempre ha considerado a todas las religiones modernas e iglesias, y a todas las organizaciones religiosas, como instrumentos de la reacción burguesa que sirven para defender la explotación y a embrutecer a la clase obrera.

Así que el grupo terrorista más mortífero en el mundo, y el responsable de la mayoría de los atentados suicidas en la historia no es sólo un grupo secular, sino de una ideología que es absolutamente atea y positivamente hostil a toda religión.

Tampoco son los Tigres Tamiles son un caso aislado en este sentido. Los 25 grupos terroristas más mortíferos en el mundo son responsables de la mayor parte  de las muertes de terrorismo desde 1975.

Y los Tigres son sólo uno de los varios grupos marxistas-leninistas, maoístas y comunistas en esa lista. A ellos se unen de Perú Sendero Luminoso, de El Salvador FMLN, de Colombia FARC,  el Partido de los Trabajadores del Kurdistán , de Filipinas el Nuevo Ejército del Pueblo, de Angola la UNITA,  el Partido Comunista de la India (Maoísta), de España Patria Vasca y Libertad (ETA), de Colombia el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y de Chile el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

Buchenwald

Campo de concentración Nazi

 

¿ES LA RELIGIÓN LA CAUSA PRINCIPAL DE LA VIOLENCIA EN EL MUNDO?

Después de haber visto que los atacantes suicidas letales del mundo y el grupo terrorista más mortal del mundo son los marxistas leninistas Tigres Tamiles, ¿qué pasa con las ideologías más letales del mundo?

Comparemos el número de asesinatos cometidos en nombre de la religión con el número de asesinatos cometidos en nombre de una ideología antirreligiosa.

En la parte superior de la lista de los regímenes más mortíferos del siglo XX, encontrará tres estados anti-religiosos: China comunista, la URSS y la Alemania nazi. 

Estos tres solos fueron responsables de un estimado de 130 millones a las víctimas, que empequeñece absolutamente el número de personas que murieron en el nombre de todas las religiones a lo largo de toda la historia. 

Y este número ni siquiera toma en cuenta los millones de personas asesinadas por Pol Pot del Khmer Rouge, el régimen comunista de Corea del Norte, o el Derg (el estado comunista etíope encabezado por Mengistu Haile Mariam).

campo de trabajo de los kmher rouge

Campo de trabajo forzado de los Kemher Rouge

La religión no es la causa de la mayor parte de la violencia en el mundo; no lo es ni de lejos. 

De hecho, en cada uno de los estados más mortíferos del siglo XX, vemos el mismo patrón: una agresiva campaña para neutralizar o eliminar las creencias religiosas (y a los creyentes). 

Para un régimen totalitario, la religión es peligrosa. Como creyente, reconozco que los derechos humanos vienen de Dios, no del Estado o de las convenciones sociales. Reconozco que hay una autoridad superior a la estatal a quien tanto yo como la dirigencia estatal algún día seremos responsables.

Es precisamente este tipo de sistema de creencias el que sirve como un control de la ideología y la autoridad del estado que hace a los soviéticos y nazis declararse tan anti-religiosos; ellos no quieren que se rinda homenaje a la vez a  Dios y al César. Ellos quieren que obedezcas al César sólo.

Esa es una razón por la que los regímenes más sangrientos de la historia han tendido a ser ateos y anti-religiosos.

Pero puede haber un segundo punto relacionado, porque algunos llaman al totalitarismo soviético una “religión secular”, pero esto es algo como una salida fácil.

Con esto se está tratando de precisar que toda la culpa de la violencia es de la religión, mediante el etiquetado de todas las ideas potencialmente violentas como “religiosas”, incluso (como en el caso del comunismo soviético) aunque el fundador y los partidarios de la ideología sean ferozmente anti-religiosos. Esta evasión parece girar todo, incluso el ateísmo, a una “religión secular”.

Pero pueden tener algo de razón tangencial al referirse a que estos sistemas totalitarios son como una “religión” de clases. El nazismo y el comunismo soviético imitaron a las religiones en ciertas modos, y se manejaban a sí mismos (implícita y a veces explícitamente) como sustitutos dela religión. Eso es porque hay algo ineludible acerca de la religión. 

Michael Crichton describe el fenómeno de esta forma:

“Estudié antropología en la universidad, y una de las cosas que aprendí fue que ciertas estructuras sociales humanas siempre vuelven a aparecer. Ellas no pueden ser eliminadas de la sociedad. Una de esas estructuras es la religión

Hoy se dice que vivimos en una sociedad secular en la que muchas personas no creen en ninguna religión. Pero creo que no se puede eliminar la religión de la psique de la humanidad. Si la reprimes en una forma, simplemente re-emerge de otra forma. No puedes creer en Dios, pero todavía tienes que creer en algo que de sentido a tu vida, y de forma a tu sentido del mundo. Tal creencia es religiosa”.

En su esencia, este es un punto rudimentario y simplista. Todos nosotros operamos de acuerdo con nuestras creencias sobre el mundo. A veces, somos conscientes de esto, a veces no lo somos, pero lo hacemos de todos modos. Y estas visiones del mundo están muy influenciadas por lo que creemos, o no creemos, sobre la religión.

El Cristianismo tiene la creencia de que cada ser humano es hecho a la imagen de Dios, y es digno de dignidad y respeto, junto con la idea de que vamos a ser responsables de nuestros actos malvados. Si realmente creemos estas cosas, estas creencias no pueden dejar de dar forma a la manera en que interactuamos con el mundo.

Gulag Soviético

Gulag Soviético

Y cuando las personas dejan de creer en estas cosas, no es de extrañar que otra cosa llene ese vacíoA veces, como dice Crichton, la religión de reemplazo es un movimiento como el ecologismo. Otras veces, es algo mucho más oscuro.

 

ESTUDIO ESTADÍSTICO RECIENTE DICE QUE LA RELIGIÓN NO ES LA CAUSA PRINCIPAL DE LOS CONFLICTOS DE HOY

La religión no es la causa principal de los conflictos en la actualidad, según el último informe de investigación del Instituto para la Economía y la Paz realizado en conjunto con la Fundación para la Libertad Religiosa y de Negocios.

El informe, Cinco preguntas clave que responden al vínculo entre la Paz y la Religión, ofrece un análisis exhaustivo de la relación entre la paz y la religión.

El estudio encontró que la religión no es la causa principal del conflicto en el mundo de hoy.

Examinando 35 conflictos armados del 2013, los elementos religiosos no jugaron ningún papel en 14 de ellos, o sea el 40%.

Sin embargo el 14% de los conflictos tuvieron a la religión y / o al establecimiento de un estado islámico como causas.

La religión fue sólo una de tres o más razones para el 67% de los conflictos en las que la religión es presentada como un factor en el conflicto.

El gráfico representa las causas de los 35 conflictos armados en 2013. De los 35 conflictos en 2013, el 86% tienen más de una causa. Casi dos tercios de los conflictos en 2013 tenían entre su principal causa la oposición a un gobierno en particular, o la oposición al sistema económico, ideológico, político o social de un Estado.

causas de colflictos armados en 2013

Sin embargo, la paz mundial, medida por el Índice de Paz Global (GPI) se ha ido deteriorando de forma constante durante los últimos siete años; con 111 países en deterioro y 51 mejorando.

Una de las principales razones de la disminución mundial de la paz ha sido la actividad terrorista, impulsada por el alto perfil de las organizaciones terroristas islámicas, como el Estado Islámico, Boko Haram y Al-Qaida. Tanto la escala y como la intensidad del terrorismo se ha incrementado sustancialmente. En 2011, 13 países registraron más de 50 muertes por la actividad terrorista; en 2013 el número había aumentado a 24 países.

La Identidad fue una característica en la mayoría de los conflictos en 2013, con 21 conflictos involucrando choques sobre la identidad como una causa principal de los conflictos. Al analizar la motivación de estos conflictos, el deseo de identidad y autogobierno fue una parte del 60 por ciento de los conflictos.

Hay muchas dificultades para determinar cuáles son las causas de un conflicto. Los conflictos con elementos religiosos adentro no son necesariamente impulsados principalmente por objetivos religiosos o de identificación.

En muchos casos, los grupos armados se centraron en el derrocamiento del gobierno o en erosionar el poder del gobierno, usando la religión como un grito de guerra en sociedades religiosas. 

La religión es raramente una causa fundamental de conflicto y de violencia, pero puede hacerlo sólo cuando la religión se fusiona con expresiones violentas de las tensiones sociales, el orgullo personal, y movimientos por el cambio político.

A veces sucede que las partes en un conflicto están divididas sobre la adhesión religiosa, y el conflicto a menudo se enmarca como religioso a pesar de que las partes hayan luchado originalmente sobre otras cuestiones.

Como la mayoría de personas en el mundo adhieren a algunas creencias religiosas no es sorprendente que muchos conflictos se interpreten como que tienen un elemento religioso.

Y este análisis nos lleva a considerar si todas las religiones están relacionadas con conflictos o hay alguna en particular, y el análisis es por demás claro.

En todo caso, si hoy vemos que hay muchos actos violentos con justificaciones religiosas, se debe diferenciar de que religión proviene y de cuales no.

 

¿QUÉ RELIGIÓN SE ASOCIA MÁS CON LOS CONFLICTOS?

Hay que admitir que la religión puede motivar a cometer actos violentos (como al ISIS) o puede motivar para resistir a la violencia y la tiranía (como con los 21 cristianos coptos recientemente martirizados por ISIS).

Pero sobre la cuestión de si la religión estimula o rechaza la violencia, mucho depende de qué religión estamos hablando.

Toda la cuestión de si la “religión” es o no es violenta se formula mal.

Militantes del Estado Islámico antes de decapitar a un prisionero

Militantes del Estado Islámico antes de decapitar a un prisionero

La gente no cree en la “religión” en términos abstractos. La gente cree en una religión en particular, y diferentes religiones enseñan cosas diferentes. 

Ante esto, tenemos que dejar de pretender que todas las religiones son igualmente propensas al extremismo violento, como si fuera tan probable que un musulmán wahabí fuera tan responsable del próximo ataque terrorista como un cristiano cuáquero. 

Esa idea es ilógica y contraria a los datos empíricos (aquí de nuevo, me gustaría señalar a la Base de Datos Global Terrorism o el resumen Periscopio).

Denunciar la violencia de la “religión” por los pecados del Islam radical es falso, similar a culpar a la “política” por el Holocausto. 

La “religión” no tiene la culpa, sino un movimiento religioso en particular, violento, al igual que el Holocausto fue culpa de un movimiento político en particular, violento.

Tanto en la religión como en la política estamos tratando con conjuntos de ideas – ideas acerca de Dios, la moral, la dignidad humana, y similares – y las ideas tienen consecuencias.

Las buenas ideas tienden a tener buenas consecuencias, mientras que las malas ideas tienden a todo lo contrario. El tratamiento de todas las ideas como si fueran igualmente válidas es ridículo.

Es por eso que es absurdo abordar esta cuestión en la forma en que está normalmente formulada – si la “religión” tiene la culpa o no – y por qué es un error culpar a todas las religiones por las acciones de unos pocos (o uno).

Fuentes:

 

Has click para ver las otras noticias
¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

2 Comments

  • Angeles dice:

    Evidentemente, hay un lavado de cerebro realizado astutamente por Satanás, que va logrando su propósito desde los medios de comunicación, los cuales van horadando de a poco, la veracidad y la transparencia especialmente de la religión católica. Es por eso harto extraño la “devoción”, que los medios anti religiosos demuestran actualmente por el Papa Francisco. Muy raro. Pero, volviendo a la historia de la salvación, cuando el cristianismo comenzó, en Roma se hacían toda clase de abusos de unos hombres sobre otros, desde atacarlos en su propia tierra, esclavizarlos y luego hacerlos enfrentar hasta morir en el circo romano para diversión de otros. En distintos lugares del mundo, en los dominios celtas, y aún en la América aún no descubierta, se hacían sacrificios humanos. El cristianismo fue cortando todo eso. De a poco, la evangelización fue avanzando como una marea imparable, llevando consigo la piedad, el respeto. Puede achacársele a los conquistadores españoles la violencia desatada contra los indígenas, lo que es cierto, porque el demonio entra en todas las empresas del hombre, pero se olvidan de la cantidad de muertos que puede haber causado la construcción de las pirámides. No era el mismo trato el que recibían los constructores de las iglesias góticas, que debían confesarse y comulgar antes de comenzar a trabajar. Esa práctica se debía, no sólo a que las manos que tocaban cada piedra que luego sería consagrada estaban en gracia, sino que, se preveía que, cualquier obrero que pudiera caer de las alturas por un accidente, salvara su alma. Se nombra a la Inquisición como uno de los peores momentos de la historia y lo fue, porque el fanatismo de aquellos que pensaban que quemar un hereje en la hoguera lo hacía salvar su alma, los hizo ponerse a la tarea con todo su cruel empeño. Eso, en la Amèrica española. La ironía del caso fue que en el país del norte, hubo millones de “herejes” que nunca fueron molestados por los fanáticos inquisidores. Pero, el mayor de todos los holocaustos, y del que no se habla, es uno provocado por las tendencias laicistas del mundo y es el de los niños abortados, cuyo número llega espantosamente a los ¡treinta mil millones de almas! Y de eso no se le puede achacar nada a la religión, que es absolutamente contraria a esa aborrecible práctica. Pero claro, eso no conviene decirlo y esos niñitos no tienen voz. Bendiciones

  • Cati dice:

    Yo siempre digo que el hombre violento que quiere imponer sus ideas al resto usará cualquier ideología para conseguirlo. Cuando alguien me dice lo del opio del pueblo, suelo mencionarle las cifras de muertos por el comunismo en todo el siglo xx que ampliamente superan al resto de muertes por guerras de religión en toda la humanidad. Cuando alguien me habla de la Inquisición suelo mencionarles la caza de brujas de los protestantes y que comparen cifras y tiempo: muchos más muertos por esa caza de brujas en un breve periodo de tiempo que desde que se creó el tribunal de la inquisición hasta que desapareció. Las cifras están ahí y muchos se soprenden.
    Finalmente les digo que unos cardan la lana y otros se llevan la fama.