Impresionantes mensajes de la Virgen de la Revelación a Bruno Cornacchiola.

Hay varias apariciones de la Virgen María en la que Ella profetiza, mucho tiempo antes, un período de fuerte ataque del maligno y la apostasía en la Tierra.

Por ejemplo en las de Nuestra Señora del Buen Suceso y La Salette.

Cosas que las apariciones que sucedieron en fechas posteriores fueron describiendo con más detalle. 

Dentro de estas últimas, están las apariciones inmediatas a la postguerra, de la Virgen de la Revelación, en Tre Fontane, Roma.

En las que incluso el 12 de abril de 1980 cientos de peregrinos presenciaron un milagro del Sol como en Fátima 

Aquí hablaremos sobre los mensajes más importantes que la Virgen de la Revelación dio a Bruno Cornacchiola, que hablan sobre el Final de los Tiempos, y que están contenidos en su Diario, que está publicado sólo en Italiano  

Te vas a sorprender de las cosas que nos anuncia que sucederán.

Desde 1947 la Virgen de la Revelación se apareció a Bruno Cornacchiola, que estaba planificando atentar contra Pio XII.

Quien, como San Pablo, luego se convirtió en un instrumento de Nuestra Señora.

El título que la Virgen tomó en esta aparición es significativo, porque al Libro del Apocalipsis se le llama también el Libro de la Revelación

Por lo tanto, es una aparición que nos hablará del Final de los Tiempos, y con detalles impresionantes de lo que sucederá en el mundo, en la Iglesia y entre los sacerdotes, que ya vemos materializarse. 

¿Cómo sucedió la aparición de la Virgen de la Revelación a Bruno Cornacchiola?

El sábado 12 de abril de 1947 Bruno llevó a sus 3 hijos pequeños a un parque en Roma junto a la abadía de Tre Fontane.

Y al ir a buscar una pelota el menor de ellos desapareció y Bruno salió a buscarlo.

Y lo encontró en una cueva diciendo: «Bella Signora, bella Signora».

Entonces Bruno vio un par de manos blancas que quitaron las escamas de sus ojos y allí Ella se le manifestó: «Soy la Virgen de la Revelación».

«Detente de perseguir a la iglesia de Mi hijo». 

«Ya he tenido suficiente, entra en el coro celestial santo en la Tierra». 

«Soy la hija del Padre, la madre del Hijo y la esposa del Espíritu Santo». 

Y más tarde le diría: «No soy el camino de la salvación, Mi hijo es el camino de la salvación. Soy una puerta de conocimiento para la salvación».

Esta primera aparición de la Virgen fue entregada en mano por Bruno a Pío XII, en la noche del 22 de julio de 1947 y luego el Papa alentaría a Cornacchiola a difundir sus apariciones.

El 5 de octubre de 1947 Pío XII bendijo la estatua de la Virgen que se apareció a Cornacchiola. 

Pero los masones actuaron inmediatamente.

Bruno fue visitado por uno de los principales masones de la gran logia en Roma, que le llevó un documento diciéndole que todo lo que tenía que hacer era firmar ese papel y tres generaciones de los Cornacchiola nunca tendrían que trabajar de nuevo. 

El papel decía: «Todo lo que he visto y escuchado que ha sucedido a través de mí sobre Nuestra Señora de la Revelación es falso y fabricado».

Y cuando le dieron el bolígrafo para firmar, éste cayó al suelo en una clara señal del Cielo.

Diez años antes de la aparición a Bruno Cornacchiola, la Virgen se le había aparecido a la mística Luigina Sinapi, en el interior de la misma cueva.

Y le dijo: «Voy a volver a este lugar para convertir a un hombre que lucha hoy profundamente contra la Iglesia de Cristo y quiere atentar contra el Santo Padre». 

Bruno no tenía idea de quién era Luigina Sinapi hasta que ella se le apareció en 1978 después de muerta, y le dijo: «Ven a verme al Cementerio de Verano» y le dijo el número de la tumba.

Y luego, al salir del cementerio, se cruzó con Aldo Moro, el primer ministro, alumno preferido de Pio XII, quien reconoció a Bruno y le dijo: «¿Eres el vidente de Tre Fontane?. Reza por mí». 

Y esa noche Bruno vio el secuestro y la muerte de Aldo Moro, lo escribió en su diario, se lo comunicó y suplicó a Nuestra Señora: «Yo tomaré el sufrimiento, por favor sálvalo». 

Moro fue encontrado muerto en el maletero de un Renault el 9 de mayo de 1978.

Vio además la muerte de Pablo VI antes de que ocurriera, la guerra de los seis días de Israel con Siria y Egipto, la crisis de los misiles de Cuba de 1962, el accidente de Chernobyl, entre muchas cosas más.

El primer mensaje largo que recibió y escribió a mano en su cuaderno, dice que satanás es liberado por un período y enciende en los hombres el fuego de la revuelta. «Hijos sed fuertes, resistid el asalto del infierno».

Dice que antes de que Rusia se convierta y deje el ateísmo, va a desatar una tremenda y severa persecución. «Oren, se pueden detener las cosas falsas del mundo, espectáculos, obscenidades».

Toda la Iglesia sufrirá una terrible prueba, para limpiar lo que se ha infiltrado en sus ministros. 

Sacerdotes y fieles serán puestos en un punto de inflexión peligroso, y el mundo de perdición se lanza el asalto por medio de falsas ideologías y teologías. 

Los pastores del rebaño no están cumpliendo con su deber. Demasiado mundo entró en su ánimo para dar escándalo al rebaño, y desviarlo del camino.

Habrá días de tristeza y luto. Del lado del oriente un pueblo fuerte, pero alejado de Dios, va a lanzar un ataque terrible, y destruirá las cosas más sagradas y santas.

El mundo va a ir a otra guerra, más despiadada que las anteriores.

La ira de satanás ya no se contiene.

El Espíritu de Dios se retira de la Tierra, la Iglesia quedará viuda, y va a ser dejada a merced del mundo. 

La más afectada será la Iglesia de Cristo para limpiarla de las contaminaciones que se encuentran dentro. 

Los sacerdotes serán pisoteados y martirizados, esa es la ruta de la cruz junto al despojamiento de la sotana sacerdotal.

El 12 de marzo de 1983, la Virgen de la Revelación le dijo: «El peligro está a la puerta, una guerra nuclear, si no se hace lo que Yo digo, es inevitable». 

Y el 1 de febrero de 1986 Cornacchiola recibió un duro mensaje: «Preparaos hijos míos: no puedo aguantar más la mano. La ira de la justicia está sobre vosotros».

El 1 de agosto de 1966 tuvo una visión que estaba en la Iglesia de Roma llamada de la Escalera Santa, como en una sala de estar con obispos y cardenales. 

Y de repente la fachada entera de la iglesia se derrumbó sobre muchos obispos, cardenales.

Y es particularmente interesante la visión del 24 de febrero de 1968: «satanás reina ahora en todos los lugares altos. Satanás estará en los puestos de cabeza de la Iglesia. 

Las tentaciones son terribles, ¡el mundo vivirá en tal confusión que los elegidos quedarán expuestos a la duda! 

No hay escape, todos vivirán momentos terribles de guerra, destrucción, caos político, religioso y cultural».

Y Nuestra Señora se preguntó ¿Cuántos errores y herejías serpentean en cada nación, en cada monasterio?”

Y responde: “Lo que se necesita es el apostolado individual no un apostolado colectivizado. 

Tenemos que trabajar en el apostolado entre las almas individuales.

Los que saben y pueden, deben hacerlo sin esperar ningún tipo de autorización previa, tienen que trabajar”.

Y recomendó además los grupos de oración marianos.

Bueeeno, hasta aquí lo que queríamos hablar sobre los mensajes relacionados con el Final de los Tiempos que recibió Bruno Cornacchiola de la Virgen de la Revelación.

Y me gustaría preguntarte si crees que lo que dice la Virgen de la Revelación ya se está viendo o hay alguna de las cosas que aún no se han dado.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

Virgen de la Revelación, famosa Aparición a un Enemigo de la Iglesia, Italia https://forosdelavirgen.org/virgen-de-la-revelacion-italia-3-de-septiembre-y-12-de-abril-2/

¡Asombroso! las 7 Revelaciones de Dios sobre la Purificación que Comenzó en el Mundo  https://forosdelavirgen.org/7-revelaciones-purificacion/

Sorprendente Revelación de la Virgen María, por qué le Duele al Demonio cuando Rezan el Rosario https://forosdelavirgen.org/demonios-sufren-rosario/

Impactante Revelación! Las 10 Señales que Anuncian la Transformación del Mundo en corto plazo https://forosdelavirgen.org/10-senales-transformacion-mundo/