Que hay detrás de la campaña contra Benedicto XVI.

¿Has sentido que la doctrina tradicional se ve amenazada por fuerzas externas? 

¿Has notado la creciente influencia de ideas que antes se consideraban inaceptables? 

Es que se ha infiltrado un enemigo sigiloso.

El poderoso lobby no heterosexual ha puesto su mira en la Iglesia Católica, buscando desmantelar desde dentro los pilares de su doctrina.

Desde la Iglesia sueca hasta los episcopalianos, su influencia ha corrompido a muchas comunidades, y ahora buscan doblegar a la Iglesia Católica a su voluntad.

¿Es real la amenaza? ¿Qué tantos avances han realizado?

Algunos comunicadores influyentes dentro de este lobby eclesial afirman que la mitad del clero es parte de su agenda.

Incluso sugieren que el Benedicto XVI podría haber sido uno de ellos. 

¿Hasta dónde llega la influencia de este grupo dentro de la Iglesia?

Aquí hablaremos sobre las últimas escaramuzas protagonizadas por connotados representantes eclesiásticos del lobby para doblar el brazo a la doctrina católica, y las sorprendentes revelaciones de que la mitad del clero sería no heterosexual y que Benedicto XVI habría sido uno de ellos.

El pasado lunes 20 de mayo de 2024 el Papa Francisco sugirió a los obispos italianos, que no ordenen sacerdotes ni admitan en el seminario a personas no heterosexuales. 

Habría comentado: «Creo que hay demasiada mariconería en ciertos seminarios».

Se dijo después que Francisco no era consciente de que el término en italiano que utilizó «frociaggine» es ofensivo, porque aprendió en su familia el dialecto piamontés, no el italiano. 

Esto sucedió en la inauguración de la 79ª Asamblea General de la Conferencia Episcopal Italiana, en la que reflexionó —a puertas cerradas— junto a los obispos, sobre la disminución de las vocaciones al sacerdocio y la vida consagrada, la situación de la juventud italiana y la migración.

Y su comentario fue una respuesta a la pregunta de un obispo italiano, quien consultó cómo se debe proceder si un hombre «declaradamente no heterosexual» solicita ingresar al seminario. 

Entonces Francisco habría respondido que «es mejor no ordenar a alguien con esta tendencia» y habría añadido que es mejor arriesgarse a «perder una vocación», que afrontar los problemas posteriores.

Habría explicado también «que le preocupa que acaben llevando una doble vida, continuando con la práctica no heterosexual, y sufriendo ellos mismos por el disimulo”.

Finalmente Francisco pidió a los obispos italianos que, al tomar estas decisiones, acompañen lo mejor posible a los jóvenes rechazados, y destacó que “desde que inició su pontificado, ha combatido toda discriminación injusta contra personas con esa tendencia, también en la participación en los Sacramentos».

Estas palabras causaron tal revuelo que al día siguiente el Portavoz del Vaticano pidió perdón por las palabras de Francisco.

Según Matteo Bruni, Francisco ha pedido perdón a “todos aquellos que se sintieron ofendidos” por sus palabras sobre el “demasiado mariconeo» que existiría en los seminarios católicos. 

“Nunca hubo la intención de ofender o expresarse en términos homófobos”, dijo el Pontífice.

“Como ya he dicho en otras ocasiones, ¡en la Iglesia cabemos todos, todos!”. “Nadie es inútil, nadie es superfluo, hay sitio para todos”.

Esta polémica ha puesto en evidencia un problema candente dentro de la Iglesia y cuyo desenlace no está nada claro.

De hecho, hasta la fecha, pese a las presiones del sector progresista, el Vaticano ha mantenido la puerta cerrada a la no heterosexualidad.

A pesar de la famosa frase de Francisco en el 2013 «¿Quién soy yo para juzgar?», pronunciada durante una conferencia de prensa en el avión de regreso a Roma, en respuesta a una pregunta sobre un presunto caso de un clérigo no heterosexual.

Y sus múltiples acciones públicas posteriores.

Es que la instrucción del Dicasterio del Clero de 2005 continúa vigente: “La Iglesia, aun respetando profundamente a las personas en cuestión, no puede admitir a aquellos que practican la no heterosexualidad, presentan tendencias no heterosexuales profundamente arraigadas”.

Aunque los obispos italianos aprobaron una enmienda que abría la puerta de los seminarios a los no heterosexuales que se mantienen célibes.

Inmediatamente en respuesta a los comentarios de Francisco de que hay demasiados «maricones» en los seminarios, el jesuita James Martin declaró que había conocido a «cientos» de sacerdotes no heterosexuales en su vida como religioso.

“En mis veinticinco años como sacerdote y casi cuarenta como jesuita, he conocido a cientos de sacerdotes no heterosexuales santos, fieles y célibes”, escribió el padre Martín en X. https://twitter.com/JamesMartinSJ/status/1795608382482584023  

“Han sido mis superiores, mis maestros, mis confesores, mis mentores, mis directores espirituales y mis amigos”.

Y según estimaciones de uno de los hermanos jesuitas de Martin, aproximadamente el cincuenta por ciento de los miembros de la orden jesuita son no heterosexuales.

«Aproximadamente la mitad de los miembros de la Compañía menores de cincuenta años caminan en la línea entre la no heterosexualidad declarada y la no declarada”, escribió el padre jesuita Paul Shaughnessy en un ensayo de 2002 en el Weekly Standard, titulado «¿Son católicos los jesuitas?»

Finalmente agregó el Padre James Martin, que los sacerdotes no heterosexuales “celebraron misas para ustedes, bautizaron a sus hijos, escucharon sus confesiones, los visitaron en hospitales, presidieron sus bodas y enterraron a sus padres. La Iglesia sería infinitamente más pobre sin ellos.»

Pero las declaraciones más asombrosas vinieron del jesuita Padre Jos Moons, miembro de la Facultad de Teología y Estudios Religiosos en Lovaina y capellán universitario. 

El 29 de mayo de 2024 escribió un hilo en su tweet de X: https://x.com/JosMoonsSJ/status/1795711430362349808 

«El uso hiriente de palabras nunca sirve a nadie. Y este error papal sugiere que el Papa todavía necesita un mayor arrepentimiento en este asunto».

Esta asombrosa frase señala que el Papa necesita más conversión a esta nueva tendencia.

Y agregó: «Afrontemos la realidad y seamos agradecidos. Hay muchos seminaristas, sacerdotes y obispos no heterosexuales. Mi sensación es: al menos la mitad. También en Holanda, también en el Vaticano».

Pero aún es más asombroso esto otro que dijo: «Es muy probable que el Papa Benedicto fuera no heterosexual, y lo mismo ocurre con John Henry Newman o Gerard Manley Hopkins».

Ciertamente este sacerdote está difamando de la peor manera, ignorando toda la información en contrario de Benedicto XVI.

Y lo hace para crear sensación de poderío del lobby y sensibilizar sobre su aporte. 

Agregó además otro problema en las palabras de Francisco, dijo: «La sospecha constante y la preocupación exagerada no ayudan a una integración sana. 

Al contrario, esconderse bien parece lo mejor que se puede hacer. Entonces no te pueden despedir, no te pueden lastimar».

«Esto es psicológicamente desastroso, porque lo que se esconde siempre vuelve a salir a la luz, como un comportamiento pseudo-coqueto, una atención excesiva a la vestimenta litúrgica, una dureza fría, etc. Entonces los comentarios son contraproducentes».

Y confesó que: «Se ha argumentado con razón que puede ser objetivamente más difícil ser seminarista no heterosexual porque vives con personas que te atraen; un seminarista heterosexual no tiene eso. Eso requiere atención adicional». 

Y por último dijo «¿Por qué siempre se centra la atención en los no heterosexuales? Simplemente serás eso y tendrás que lidiar con que te azoten una y otra vez. 

Los heterosexuales también pueden tener tendencias profundamente arraigadas, con amantes extramatrimoniales. Una vez más: la integración es el camino a seguir».

Sin embargo, debiera saber este sacerdote, que un seminario no es un lugar al que vas para resolver tus problemas, es un lugar donde te conviertes en otro Cristo, esa es tu identidad.

Donde todos están llamados a la castidad.

Y debieran aprender los mandamientos, el catecismo y cuales son los actos intrínsecamente desordenados.

Bueeeno, hasta aquí lo que queríamos contar sobre las manifestaciones de dos jesuitas que coinciden que la mitad de su orden es no heterosexual e incluso uno mete en la bolsa a Benedicto XVI.

Y me gustaría preguntarte si crees que la mitad de los sacerdotes son efectivamente no heterosexuales o que lo dicen para hacer creer que tienen más poder que el que tienen.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

Revelaciones sobre la Homosexualidad en los Seminarios y el Lobby Gay en la Iglesia https://forosdelavirgen.org/revelaciones-sobre-el-lobby-gay-que-opera-dentro-de-la-iglesia-catolica-2013-03-03/

La Homosexualidad en el Clero fue Denunciada hace 1000 años ¿pero por qué ha Crecido ahora? https://forosdelavirgen.org/en-camino-a-la-prohibicion-de-los-derechos-de-los-heterosexuales-2012-11-03/

5 Argumentos Falaces que se Usan para Legitimar la Homosexualidad https://forosdelavirgen.org/cinco-argumentos-falaces-que-se-usan-para-legitimar-la-homosexualidad-2014-01-03/

Los Hijos de Homosexuales tienen un Duro Camino para Adaptarse [dos historias] https://forosdelavirgen.org/hija-de-gay-150328/

2 Comments

  • Juan Lisandro dice:

    Estimados a dónde quieren llegar con esto respecto a Benedicto XVI. me resulta una nota degradante con intenciones destructivas y falta de respeto a un hombre que goza de la Gloria de Dio y que lo verán Doctor de la Iglesia. Francamente es patética la nota y mi repudio hacia gente totalitaria que alimenta su EGO con Milenarismo berreta y Satánico. Perder el tiempo en mi vida para ver lo que publican implica el grado de espiritualidad penosa que presentan. Me hace pensar en esta cita de Hannah Arendt: " Los lideres de masas totalitarios basaron su propaganda en la correcta suposición psicológica de que, en tales condiciones, uno podría hacer que la gente creyera un día las declaraciones más fantásticas, y confiar en que al día siguiente le dieran pruebas irrefutables de su falsedad, tomarían refugio en el cinismo; en lugar de abandonar a los líderes que le habían mentido, protestarían diciendo que siempre habían sabido que las declaración era una mentira y admiración alos líderes por su superior astucia táctica" .
    No le falten más el respeto a un grande y somos millones lo que amamos a Benedicto XVI. EL que publico esto su "EGO" y malicia demuestra su corazón ácido. Soy Argentino y tengo el orgullo de defender a capa y espada a un hombre que ilumino con su intelecto la teología y llevo con la filosofía a la comprensión de los ignorantes.

  • No entiendo el por qué "atacar" a Benedicto XVI, fue una eminencia durante su papado cuando publica una carta La puerta de la fe, donde nos insta a vivir nuestra fe, a descubrir la palabra de Dios a lo largo de nuestra vida. Ya en 1998 en Fides et Ratio nos hablaba de la necesidad de la fe sobre la razón, para comprender y proponer en diálogo con la cultura, a Dios Redentor de lo humano. Han tratado de destruirlo y destruir su obra de todas formas, pero si alguien tenía una prueba sobre lo dice esta triste nota, la hubiese presentado en vida de Benedicto XVI, no arteramente salir a decir algo que, para los detractores puede ser un estímulo para continuar con su obra dañina. Como argentina, no tengo buen concepto de muchos jesuítas, en mi pais nos hicieron bastamte daño, comenzando con Jorge Bergoglio sus ideas de izquierda y su apoyo a los gobiernos corruptos peronistas-kirchneristas. Existe un viejo refrán español que dice "No se le puede pedir a un burro, más que una patada" y lo aplico a esta infame acusación.