El manantial de agua sanadora más sagrado en el mundo según la Virgen María.

Hoy te quiero contar una historia extraordinaria.

¿Y qué hace que esta historia sea tan extraordinaria? 

Te voy a mencionar algunas cosas.

Nuestra Señora bajó al pueblo de San Damiano en Italia para dar una misión a una humilde campesina, Mama Rosa.

Le dio mensajes sobre la situación del mundo, y la guió para que cavara y surgiera un manantial de agua, para curar el alma y el cuerpo.

El cual dijo que sería el agua más santa del mundo.

Allí reveló que Ella, la mismísima Virgen, permanecería en ese lugar, que llamó su Jardín del Paraíso en la Tierra, hasta el fin del mundo.

El Arcángel Miguel marcó con su espada el sitio donde se debía excavar el pozo. 

Y por orden de la Virgen, el Padre Pío fue examinando la calidad del agua que brotaba, desde su convento en San Giovanni Rotondo.

Y luego la Virgen y el Arcángel Miguel dictaron las oraciones que se debían recitar al tomar el agua y pasarla por los lugares enfermos.

Aquí te quiero contar las maravillas sobrenaturales que ocurrieron alrededor de las apariciones de San Damiano.

Y cómo la Virgen María, el Arcángel Miguel y el Padre Pío fueron guiando el surgimiento del manantial «más santo del mundo», al que llega hoy un abundante número de peregrinos.

En San Damiano, una pequeña ciudad a 20 km de Plasencia y a 80 km de Milán, la Santísima Virgen se apareció a Mama Rosa Quattrini, desde 1964 hasta su muerte en 1981.

Para llamar al mundo a la oración y la penitencia, para darle numerosos mensajes para la humanidad y hacer surgir un manantial de agua sanadora.

La Reina del Universo, Madre Milagrosa de las Rosas prometió además permanecer «viva y verdadera», en este lugar, hasta el fin del mundo.

La Santísima Virgen y el Arcángel Miguel se aparecerán más de 2000 veces en San Damiano.

Todo comenzó cuando un día apareció en la casa de Mama Rosa una mujer desconocida, para curarla de una enfermedad.

Rezaron juntas por las intenciones del Padre Pío, y luego le pidió que fuera a visitarlo a San Giovanni Rotondo.

Le dijo que no se preocupara por el dinero del viaje, que Ella lo arreglaría, como sucedió. 

Esta mujer estuvo a su lado durante el viaje y en San Giovanni Rotondo.

Y justo antes de entrar a confesarse con el Padre Pío le reveló que el Padre Pío le daría una misión y desapareció.

El Padre Pío recibió a Mama Rosa y le ordenó asistir a los enfermos, espiritualmente sobre todo, durante dos años.

Durante más de dos años, Rosa se hizo cargo de los enfermos y peregrinaba con frecuencia a San Giovanni Rotondo.

Y luego el Padre Pío le reveló que esa misión había terminado y que en casa le esperaba un gran acontecimiento.

Y el 16 de octubre de 1964, mientras Rosa recitaba el Ángelus, escuchó una voz desde afuera “Ven, te estoy esperando».

Salió y vio una gran nube blanca en el cielo, rodeada de estrellas doradas y plateadas, y rosas de todos colores.

Se desprende de esta nube un globo rojo y se coloca sobre el peral del jardín.

Y la Santísima Virgen sale de este globo rodeada de una gran luz, con una corona en la cabeza con los doce apóstoles.

Es entonces cuando la Santísima Virgen le da el primer mensaje.

“Hija mía, vengo de lejos a anunciar al mundo que todos deben orar, porque Jesús ya no puede llevar la cruz.

Yo soy la Madre del Amor, la Madre de Todos: ustedes son todos Mis hijos.

Por eso quiero que todos se salven, por eso he venido, a conducir al mundo a la oración, porque los castigos están cerca”.

Mamá Rosa le dijo que no le iban a creer, porque era una pobre campesina ignorante. 

La Virgen le dijo entonces “no temas dejaré una señal, verás, este árbol florecerá”

Y el peral se cubrió ese mismo día de abundantes flores, que resistieron durante tres semanas, a pesar de las fuertes lluvias otoñales.

Y en 1965, la Santísima Virgen prometió que en ese lugar brotaría un manantial que purificaría el alma y el cuerpo. 

Le anunció que esa agua sería la más santa del mundo, habló que sería un agua pura, viva, muy clara, muy fresca y milagrosa.

Dijo, “este es el pozo donde me presento para dar luz al mundo y sanar el alma y el cuerpo de muchas personas”.

Y entonces pidió que cavaran un pozo cerca del peral, donde el Arcángel Miguel clavaría su espada.

Y Nuestra Señora pidió oración para que muchos llegaran a ese pozo.

Comenzó la excavación sin obtener nada.

Y entonces la Virgen pidió que se arrojara en el pozo un poco de agua que una hija espiritual del Padre Pío había traído del antiguo pozo del Convento de San Giovanni Rotondo.

Semanas después el ingeniero Pellagatti notó que había agua en el fondo del pozo, era agua turbia, pero Mama Rosa le aseguró que era el agua correcta.

Y Nuestra Señora quiso que se llevara una muestra de agua al Padre Pío.

Mamá Rosa designó al ingeniero, y se fue con varias botellas pequeñas que contenían agua del pozo a ver al Padre Pío. 

Muchos aromas de rosas, violetas, claveles, lirios y tabaco acompañaron su viaje. 

Cuando le llegó el turno de confesarse, el Padre Pío le susurró “dile que está bien”.

Y luego el obispo Filippo Rauco bendijo el pozo en presencia de numerosos peregrinos.

Pero el viernes 11 de agosto de 1967, como se esperaba, el pozo se empezó a secar. 

El ingeniero partió nuevamente hacia San Giovanni Rotondo con una nueva muestra de agua.

Y cuando le llegó el turno, el Padre Pío vio el agua, lo miró fijamente a los ojos y dijo, “¡Apesta!”, y nada más. 

El ingeniero se fue con las manos vacías, decepcionado por no haber entendido el mensaje del Padre Pío.

Pero en el camino de regreso, sintió perfumes misteriosos que se alternaban con olores de tabaco, que trajeron serenidad a su corazón.

Y a la noche siguiente se despertó como si alguien lo hubiera sacudido. 

Y lo invadió una duda: ¿y si en el fondo del pozo hubiera emanaciones de gas metano y durante las obras esas emanaciones hubieran empeorado? 

Efectivamente eso había sucedido.

En el fondo del pozo realmente había un mal olor, como le había dicho el Padre Pío y por milagro se había evitado una catástrofe. 

Luego Mama Rosa informó al ingeniero que la Santísima Virgen quería que bajara al pozo y recitara un padrenuestro, un ave María y gloria, volviéndose hacia los cuatro puntos cardinales, lo que inmediatamente hizo con alegría.

Más tarde, cuando el pozo se puso en funcionamiento público, Nuestra Señora le dijo a Mama Rosa que dijera a los enfermos: “Baña las partes del cuerpo enfermas, recitando tres Avemarías y el Credo y te bendeciré; si lo hacéis con fe, os daré toda gracia y consuelo».

Y antes de tomar el agua milagrosa, San Miguel Arcángel pidió recitar 10 Avemarías, seguidas de esta invocación tres veces: “Virgen Milagrosa de las Rosas, sálvanos y líbranos de todo mal del alma y del cuerpo”.

Nuestra Señora dio muchos mensajes a Mama Rosa para la humanidad.

Dijo que, “el diablo está desatado en todas partes. Pero ustedes, quédense bajo mi Manto, descansen en mi Corazón”

 “Hoy se pierden más de los que van al cielo”

“Arrepiéntete mientras aún haya tiempo”.

“Exhorto fuertemente a Mis hijos a unirse en oración y sacrificio para salvar al mundo entero, porque el Padre Eterno quiere hacer justicia».

“Vendré con una gran luz y triunfaré sobre el mundo entero. Y entonces vendrá Mi Hijo Jesús con el nuevo Reino, que traerá paz, amor, tranquilidad y alegría en el corazón”.

Bueeeno, hasta aquí lo que queríamos contar sobre las apariciones de San Damiano y el surgimiento de su manantial de agua sanadora. 

Y me gustaría preguntarte que otros manantiales de agua sanadora surgidos sobrenaturalmente conoces. 

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

Nuestra Señora de las Rosas de San Damiano https://forosdelavirgen.org/nuestra-senora-san-damiano/

Cómo actúa la Mano de Dios en las Curaciones con el Agua de Lourdes https://forosdelavirgen.org/ecm-lourdes/

Apariciones de San Miguel Arcángel en el Milagro de Tlaxcala, Mexico https://forosdelavirgen.org/apariciones-de-san-miguel-arcangel-en-san-miguel-de-milagro-de-tlaxcala-mexico-25-de-abril-9-de-septiembre-8-de-mayo/

María Santísima de la Fuente Nueva de Monsumanno, hizo Surgir una Fuente, Italia https://forosdelavirgen.org/maria-santisima-de-la-fuente-nueva-de-monsumanno-italia-9-de-junio/