Confesiones impactantes de los demonios en exorcismos que revelan sus doctrinas más asombrosas.

Lo que los cristianos saben sobre la lógica que maneja el demonio, sus planes y su personalidad, no es algo que surgió por pura especulación filosófica o mera teoría, sino que es fruto de la observación sobre su comportamiento en la realidad.

Los padres y doctores de la Iglesia, establecieron lo que conocemos hoy como doctrina, a través de la experiencia de verlo actuar, enfrentarse a él y hablar con él en los exorcismos.

Y esos principios los corroboran nuestros exorcistas contemporáneos.

Aquí hablaremos sobre las cosas que agradan y desagradan al demonio, lo que se transforma en su mayor aliado y su mayor enemigo, según lo que han comprobado destacados exorcistas, y que está en línea con la doctrina católica sobre el demonio, para que podamos discernir mejor cómo se mueve el mal.

El padre Marcello Pellegrino Ernetti compiló en el tradicional libro Catequesis de Satanás, las palabras dichas por los mismos demonios, por boca de los posesos, durante exorcismos, cuando les ordenó que confesaran, en el nombre de Jesús, lo que más les agradaba y desagradaba.

Y estableció que lo que más le desagradaba era:

La confesión.

La Eucaristía o Comunión.

La adoración eucarística.

El amor a la Virgen María y el rezo del rosario.

Las apariciones de la Virgen María

La obediencia al Papa.

La oración de las almas contemplativas.

Los exorcistas.

Y por el contrario, estableció el padre Pellegrino, que lo que más le agradaba era:

La profanación de las hostias consagradas.

La comunión en la mano.

La liquidación de los niños inocentes.

La droga.

El divorcio.

Las sectas.

Sus teólogos.

Las faldas cortas y los vestidos indecentes de las mujeres.

Las discotecas.

La televisión.

Los sacerdotes y obispos que pertenecen a la masonería.

Los eclesiásticos que niegan su existencia.

La vestimenta secularizada de los sacerdotes.

Y el padre Francesco Bamonte, el actual exorcista de la diócesis de Roma, luego de haber sido elegido como presidente de la Asociación Internacional de Exorcistas, hizo un magnífico estudio sobre el catecismo inverso que predica el demonio. 

Allí analizó lo que aprecia y busca el diablo, y lo que, en cambio, le molesta y debilita, según la conducta y los dichos de los demonios en los exorcismos.

Es un catecismo inverso, porque invierte lo que agrada y desagrada a Dios.

Según Bamonte, lo primero que llama la atención en los exorcismos es la delicada acción de Dios y de la Virgen en comparación con la acción del diablo.

El diablo es autoritario, su furia es destructiva y lo hace notorio.

En cambio, la acción de Dios es oculta, silenciosa, curativa, pero al final es eficaz y vigorosa.

Mientras que las actitudes y reacciones de los demonios ante la Virgen, que es su gran enemigo, atestiguan la verdad de las palabras que Dios dirigió a satanás, «pondré enemistad entre ti y la Mujer, entre tu descendencia y su descendencia: ella te aplastará la cabeza, y tú le morderás su talón», Génesis 3,15.

Una segunda cosa que llama la atención, durante los exorcismos, es el terrible miedo y odio del demonio, hacia la ofrenda que hacemos de nosotros mismos a Dios, por amor.

Sobre todo si se hace con espíritu de reparación de nuestros pecados y los pecados de los demás.

Contó ejemplos de reacción de enojo de los demonios, hasta entonces escondidos dentro de los poseídos, porque no soportaban que él hiciera semejante catequesis a los que tenía en su poder.

Cuando invitaba al poseso a ofrecer su corazón a Dios, el diablo se enfurecía en ese momento.

Porque no puede soportar que el mal que ha hecho se convierta en un bien para la persona.

Una tercera cosa que le llama la atención es el valor negativo que el demonio le da al perdón.

Una vez le ordenó que le dijera en nombre de Jesús: «¿qué podría ser más repugnante para ti que ofrecer continuamente nuestra vida a Dios?». 

Y enseguida exclamó, «eso de perdonar todo y a todos». 

Entonces Bamonte concluye que el ofrecimiento de nuestra vida a Dios, es verdaderamente auténtico, cuando nos hace misericordiosos con los demás, perdonándolos.

Una cuarta característica recurrente en los exorcismos es la insistente petición del diablo de ser adorado, como si fuera Dios. 

No quiere aceptar que es Su «criatura», se engaña haciéndose creer que es Dios.

Y está deseoso de recibir de los hombres ese culto, que sólo pertenece a Dios.

Contó que muchas veces el demonio ha dicho en exorcismos: «¡Adórenme, yo soy Dios! Ponte de rodillas cuando se pronuncie mi nombre. ¡Yo soy el todopoderoso!».

A lo que Bamonte le contestó con la escritura «¡Vete, Satanás! Escrito está: ¡adora al Señor tu Dios y sírvele sólo a él!».

Y el demonio le replicó, «¡Nunca! ¡Yo soy Dios! ¡Mira a tu alrededor y verás cómo todos me siguen, cómo todos buscan lo que quiero darles!».

Una quinta actitud característica del diablo es hablar frecuentemente de exterminio y destrucción.

Se burla de todo lo bello, bueno, sano, limpio, armonioso, y amenaza con querer desfigurarlo y destruirlo.

Se siente su particular odio hacia el sacramento del matrimonio y hacia los afectos familiares.

Dice, «No me gusta cómo se visten las mujeres. ¡Hay que desnudarlas cada vez más, para que el sexo sea cada vez más dominante y pueda destruir cada vez más familias!».

Otras veces definió los órganos sexuales como «el centro del mundo».

Y vivir en castidad como «elección basura», mientras pondera la promiscuidad.

Una sexta comprobación es su odio por los pequeños. 

Una vez gritó a Bamonte «toma ese repugnante libro del Apocalipsis. Está escrito sobre aquella Mujer que da a luz. Siempre trato de comerme a los niños. ¿Sabes cómo?», y lo describió con palabras terribles.

Una séptima cosa es la inversión de valores.

Pone las cosas patas arriba, considerando el bien como mal y el mal como bien.

Por ejemplo, varias veces, al presentarle una reliquia, ha dicho «¡Qué hedor! ¡Es el hedor de quienes lo eligieron!», refiriéndose a Jesucristo, a quien por odio y desprecio casi nunca menciona. 

Al ser rociado con agua bendita protesta, afirma que no quiere ser lavado con esa agua, que «le apesta y le quema». 

Y también ha dicho, «hay un dios para aquellos que odian y este dios es mi dios».

Una octava cosa es que intenta dividir a los hombres y ponerlos unos contra otros continuamente con sus invectivas.

Le encanta subrayar que le gusta ver el odio entre los hombres y la maldad humana, dice que «es el ‘alimento’ que me alimenta y me fortalece».

Al mismo tiempo, afirma muy claramente, que su principal actividad entre los hombres es la tentación.

Una vez cuando Bamonte recitaba el ritual de exorcismos llamando al demonio «raíz de todos los males, fuente de vicios, seductor de hombres, engañador de pueblos», le comentó, 

«nuestro deber es tentar, siempre, a cualquiera, en cualquier lugar y de todos modos. ¡Alguien cae en nuestra red, alguien cae en ella para siempre!».

Y una novena cosa que llama la atención es el poder que el demonio confiere a la oración, mal que le pese.

Porque él mismo experimenta de primera mano el poder y la eficacia de la oración, en la medida que el exorcismo es una oración de la Iglesia en nombre de Cristo.

Una vez el mismo diablo, a su pesar, tuvo que confirmarlo, diciendo, obligado por Dios, «si vivieran de rodillas delante de Él y le cantaran alabanzas como lo hacen los ángeles, no tendríamos todos los poderes que ustedes nos dan». 

Bueno, hasta aquí lo que queríamos hablar sobre los valores que cultiva el maligno y los que aborrece, para que podamos comprender mejor cómo actúa el mal. 

Y me gustaría preguntarte qué otras cosas piensas que le agradan y le degradan al demonio.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

Que le Agrada y Desagrada al Demonio, según ha Confesado en Exorcismos https://forosdelavirgen.org/confesiones-grabadas-de-lo-que-le-agrada-y-desagrada-al-demonio-2014-03-11/

Impresionantes Declaraciones del Demonio durante Exorcismos Actuales https://forosdelavirgen.org/exorcismo-filipinas/

Impactante Revelación del Demonio sobre el daño que le produce el Santo Rosario https://forosdelavirgen.org/demonio-y-rosario/

Los Exorcistas Descubrieron al Demonio que Ataca a las Embarazadas [¿quién es y cómo actúa?] https://forosdelavirgen.org/lilith-demonio-del-aborto/

4 Comments