Asombroso descubrimiento de células madre que no destruyen embriones pero crean un ser fácilmente

Solución de un problema bioético y la aparición de otro.

 

Un equipo de investigadores de Japón y Boston ha descubierto que sometiendo a las células normales a estrés hará que se reviertan a un estado en el que se pueden convertir en cualquier célula del cuerpo. Es una puerta asombrosamente simple de la promesa de la medicina personalizada, que ha obsesionado a los científicos durante los últimos 15 años.

 

raton con genes humanos

 

Este hallazgo soluciona un problema bioético ya que muchos gobiernos relajaron la legislación sobre la investigación destructiva de embriones para crear células madre.  Pero por desgracia, este descubrimiento podría dar lugar a su propio debate ético. Si las células creadas son totipotentes, podrían ser inducidas a convertirse en embriones, o sea implantarse en el útero con el potencial de convertirse en un ser humano, entrando en un nuevo atolladero del derecho a la vida. 

LAS REACCIONES PRIMARIAS

Austin Smith, de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) dijo,

“Que un estímulo externo haya desencadenado la diferenciación celular abre la posibilidad a obtener células madre del propio paciente de una manera sencilla y sin necesidad de manipulación genética“.

Dice George Q. Daley, investigador de células madre líder en el Instituto de Células Madre de Harvard.

“Es un resultado sorprendente que hace que te levantes y digas ‘Wow!’. Con una dosis igual de asombro y escepticismo”.

Y su colega Douglas Melton, dice,

“Es un resultado maravilloso, es casi como la alquimia. Se dice que uno ha encontrado una manera de revelar el potencial oculto de las células con un método relativamente sencillo”.

EL SORPRENDENTE HALLAZGO

La investigación ‘bomba’ fue publicada en la revista Nature la semana pasada. Los investigadores afirman que su método de reprogramación de células al estado pluripotente – el que han bautizado como ‘adquisición de pluripotencia inducida por el estrés’ (STAP por sus siglas en inglés) evita tanto la clonación como el uso de productos químicos. Se ha probado con células de ratón, mientras que los experimentos con células humanas están en marcha.

La reprogramación de células madre es una de las áreas más calientes de la biología y el investigador japonés Shinya Yamanaka ganó el Premio Nobel en 2012 por el descubrimiento de las “células madre pluripotentes inducidas”. Pero este descubrimiento, debido a su simplicidad, podría ser aún más trascendental.

Sorprendentemente, la figura central en el descubrimiento, el Dr. Charles Vacanti, un ingeniero de tejidos del Hospital Brigham and Women de Boston, no es ni siquiera un científico de células madre. En 2001 publicó un artículo en el que afirmaba que había descubierto un nuevo tipo de célula madre que llamó una “células similares a esporas” Pero otros científicos se mostraron escépticos. “Nuestro laboratorio fue muy ridiculizado”, dijo al Boston Globe.

Pero al reflexionar sobre sus resultados, el Dr. Vacanti se dio cuenta de que las células madre podrían haber surgido como resultado de la tensión, como parte del kit de reparación del cuerpo, y que no residen en el mismo tejido. Junto con un compañero japonés de investigación en anestesiología, Haruko Obokata, del Centro RIKEN de Biología del Desarrollo en Kobe, su equipo siguió esta línea.

Encontraron que después de bañar las células maduras en ácido o creciendo en un ambiente con poco oxígeno, algunas de ellas se volvieron a un estado pluripotentes – células STAP.

Si ellas se colocaran después en un medio de crecimiento, se convertían en iguales a las células madre embrionarias: totipotentes. En otras palabras, ellas pueden también producir las células que crean la placenta, así como el embrión. El nuevo método es mucho más simple y más rápido que el método de Yamanaka.

Sin embargo, los resultados fueron tan contra-intuitivos que otros científicos se negaron a creer en ellos hasta que la acumulación de datos fue abrumadoramente convincente.

UN NUEVO PROBLEMA BIOÉTICO

Durante años, muchos científicos de células madre han insistido en que las barreras éticas a la investigación destructiva con embriones debían ser desmanteladas, ya que son la mejor fuente de células madre pluripotentes.

Persuadidos por sus argumentos, muchos gobiernos relajaron su legislación sobre la investigación destructiva de embriones. Pero si las células del STAP llegan a ser viables, los científicos y los políticos estarán buscando algo absurdo.

Por desgracia, este descubrimiento podría dar lugar a su propio debate éticoNew Scientist señala que si las células STAP son totipotentes, podrían ser inducidas a convertirse en embriones.

“La palabra totipotente nos lleva a todo tipo de problemas”, dijo Robert Lanza, de Advanced Cell Technology, dijo a la revista.

“Si estas células son realmente totipotentes, y son reproducibles en los seres humanos, entonces pueden implantarse en el útero y tienen el potencial de convertirse en un ser humano. En ese momento usted está entrando en un atolladero del derecho a la vida“. 

En otras palabras, las células STAP podrían dar lugar a un nuevo debate sobre la clonación. 

“Clones como Dolly no son en realidad una copia perfecta”, dice el Dr. Vacanti.

“Al clonar una célula usando nuestra técnica, no hay un huevo, no hay ADN mitocondrial adicional. Hay un embrión y una placenta que es una copia perfecta del original.”

Fuentes: Bioedge, Signos de estos Tiempos

 

Haga click para ver las otras noticias

Entre su email para recibir nuestra Newsletter Semanal en modo seguro, es un servicio gratis: