Esto de la yihad islámica no es nuevo.

Occidente ya padeció la expansión musulmana por la espada.

En términos generales la expansión medieval duró desde el año 625 en que Mahoma unificó la península arábica, hasta el año 1683 en que Juan Sobieski derrotó a los musulmanes en las puertas de Viena.

O sea durante 10 siglos los musulmanes atacaron bélicamente al mundo no musulmán.

Los recientes y persistentes asesinatos de cristianos en Medio Oriente y África, y los actos de terrorismo en Europa, han puesto a muchos a pensar sobre Las Cruzadas.

desembarco de cruzadas

Las Cruzadas fueron una reacción a algo horrible y amenazante.
.
Muchos, si no la mayoría de los grandes santos de la época llamaron a las Cruzadas, con su predicación y con su adhesión.
.
Esto incluye a figuras de la talla de San Bernardo, Santa Catalina de Siena y San Francisco de Asís.

Puedes leer sobre la Batalla de Lepanto aquí.

Hoy los musulmanes – o al menos una parte de ellos – están nuevamente en una fase expansiva a través de la violencia del Islam radical del Estado Islámico y sus asociados, y de la penetración cultural de las migraciones musulmanas en Europa.

 

¿QUE FUERON LAS CRUZADAS?

Las cruzadas fueron guerras que se hicieron para defenderse y detener el avance de los musulmanes que habían tomado los lugares Santos del cristianismo siglos después del Nacimiento y Resurrección de Nuestros Señor, en su yihad medieval.

Los Musulmanes habían estado atacando a los cristianos por más de 450 años antes de que el Papa Urbano declarara la Primera Cruzada.
.
Por lo tanto no se puede decir que el cristianismo actuó a la ligera.

Pero la historia es presentada en occidente con un claro sesgo anticristiano.

Como dice Thomas F. Madden,

Las cruzadas son generalmente presentadas como una serie de guerras santas contra el Islam liderados por los papas, locos por el poder y una  lucha hecha por fanáticos religiosos”.

En simples palabras, dicen que solo fue una guerra hecha por la ambición política y manipulación de los fieles para convertirlos en fanáticos.

libro de las cruzadas

Mitos y leyendas se han escrito sobre las cruzadas, ¿pero quieres saber algo?.
.
Gracias a esas cruzadas Occidente fue liberado del dominio del Islam y en especial en la Batalla de Lepanto.

“En aquellos momentos se estaba decidiendo el destino de occidente, la espada contra el alfanje, la cruz contra la media luna”.

Si los musulmanes hubieran vencido en Lepanto hoy los occidentales estaríamos viviendo bajo la ley sharía.
.
Con las mujeres con menos derechos de los hombres, con castigos atroces para quienes no hacen reverencia al Islam, y con las minorías pagando un impuesto para “ser protegidas”.

 

UNA BREVE HISTORIA DE LOS ATAQUES DE LOS EJÉRCITOS MUSULMANES ANTES DE LAS CRUZADAS

Un mito persistente sobre todo es que las Cruzadas fueron el catalizador para el conflicto entre el cristianismo y el Islam.

Dicen absurdamente que la confrontación entre el cristianismo y el Islam comenzó a finales del siglo XI, cuando una banda de salvajes cristianos invadieron las tierras pacíficas del Islam.

ricardo y saladino gustave dore

Pero la historia cuenta algo muy diferente.

En el siglo VII una nueva fe salió de Arabia y trató de conquistar el mundo con sus ejércitos.
.
Los ejércitos árabes que tratan de difundir las enseñanzas del profeta Mahoma en el Este destruyeron la Persia sasánida y atacaron al Imperio Cristiano Bizantino en Asia Menor (la actual Turquía).

Entre las primeras conquistas de los soldados del Islam estuvo la ciudad de Jerusalén, que cayó en el 638.

En el oeste, los ejércitos musulmanes ataban por el norte de África y en el 711 envolvieron a España.

A principios del siglo IX, tanto Córcega como Cerdeña quedaron bajo control musulmán.

En el 827, los sarracenos comenzaron una conquista de 50 años de Sicilia y en las próximas décadas fueron conquistadas bases en Italia y sur de Francia.

A partir de estas bases, los invasores sarracenos (como se les llamaba en esa época a los musulmanes) atacaron impunemente por toda Italia, Francia, e incluso Alemania.

El ataque simbólicamente más importante tuvo lugar en el 846, cuando los suburbios de Roma fueron quemados y se profanaron las basílicas de San Pedro y San Pablo.

A lo largo del siglo X el avance musulmán sangriento continuó, a veces en una escala masiva.

Génova fue devastada en 935, su gente asesinada o esclavizadas, por una flota de África.

En 950-952, Calabria fue capturada y Nápoles sitiada.

Sin embargo, el siglo X también marcó el primer movimiento de la contra-ataque de la cristiandad occidental.
.
Un contraataque encabezado por la Iglesia Católica.

En 915, la base principal de los musulmanes en Italia, situada en el río Garellano, fue destruida por una fuerza organizada y parcialmente dirigido por el Papa guerrero Juan X.

Este éxito inicial no fue más que un precursor de la respuesta que más tarde sería la llamada a las armas por parte de la Iglesia.

El siglo XI marcó el punto de inflexión en el choque entre el Islam y la Cristiandad Occidental.

Al final de su primera década, el califa egipcio al-Hakim destruyó el Santo Sepulcro en Jerusalén, la Iglesia construida sobre la localización de la crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo, y ninguna respuesta militar fue posible.

Pero antes del cierre de la última década de este siglo, los guerreros cristianos estaban irrumpiendo en las paredes de la ciudad.

En 1016, el Papa Benedicto VIII forjó una alianza entre Génova y Pisa, y las flotas combinadas de las ciudades comerciales destruyó una fuerza sarraceno de España, que había ocupado Cerdeña.

Los musulmanes fueron expulsados definitivamente de Cerdeña y los pisanos ocuparon la isla.

Este éxito militar por dos de las ciudades comerciales más importantes de Europa demostró la creciente vitalidad económica de Occidente.

Una vitalidad que se traduciría en la posibilidad de lanzar una gran ofensiva dirigida a recuperar el territorio conquistado por los musulmanes.

La reconquista cristiana de Europa comenzó en la segunda mitad del siglo XI.

A la vanguardia de esa reconquista estuvieron los normandos que eran descendientes de vikingos que se establecieron en el norte de Francia en el inicio del siglo X.

Un cambio dramático en el carácter de la lucha tuvo lugar en 1087, cuando los genoveses y pisanos, aliados una vez más como consecuencia de solicitudes papales llevaron la guerra a los sarracenos en el norte de África.

Pero mientras que el poder de las fuerzas musulmanas decaía en Occidente, la expansión musulmana en el Este aumentaba gracias a la conversión de los turcos selyúcidas al Islam en la segunda mitad del siglo X.

Estos feroces arqueros a caballo de Asia Central conquistaron Irán e Irak 1055, y entraron en Bagdad.

En 1071 los turcos dieron un golpe fuerte en contra del imperio cristiano bizantino.

En la batalla de Manzikert, los selyúcidas destruyeron el ejército bizantino y capturaron al emperador.

El imperio bizantino fue arrojado en el caos.

Por el 1095 los turcos estaban a 80 kilómetros de la capital bizantina de Constantinopla.
.
El emperador Alejo I envió una delegación al Papa Urbano II pidiendo ayuda militar contra los turcos.
.
Afortunadamente para Alejo, Urbano y los caballeros de Europa Occidental estaban listos para escuchar y responder a esta llamada de auxilio.

El 27 de noviembre, 1095, Urbano apareció en Clermont, en el sur de Francia, e invocó el título de caballero de Francia para liberar a los cristianos de Oriente y la Ciudad Santa de Jerusalén del azote de los turcos.

Esta liberación se logra mediante el uso de una nueva forma de peregrinación: la peregrinación armada.

Los peregrinos de Urbano no serían los penitentes simples vestidos con prendas de civil que viajaban a Jerusalén en el pasado.
.
Serían guerreros revestidos de hierro, con el objetivo de arrebatar Jerusalén de los turcos por la fuerza.

caballeros cruzados

Esta peregrinación parecía tan difícil y peligrosa que Urbano decretó que todos los pecados pasados de los llevaban esta carga serían perdonados.

Contrariamente a la creencia popular, la principal motivación para la mayoría de los cruzados no era la adquisición de la riqueza o de la tierra en el Este.

Tampoco era la cruzada vista como una manera fácil para el envío de los hijos más jóvenes que, por las leyes de la herencia, se les negaría una parte de las tierras de su padre.

Un cruzado y su familia soportaron penurias y enormes gastos para obtener los recursos necesarios para apoyar el peligroso viaje de los cruzados a Jerusalén.

Es poco probable que muchos de los que se unieron a la cruzada fueran lo suficientemente tontos como para creer que podrían recuperar sus costos y pasar a amasar una gran fortuna.

En la mente de los caballeros los principales beneficios de unirse a la cruzada eran de carácter más intangible.

El perdón de los pecados fue sin duda un poderoso incentivo: la mayoría de los cruzados habían pasado sus vidas inmersos en una cultura de violencia y la violencia se había dirigido a otros cristianos.

Unirse a la cruzada también era un llamamiento a un espíritu de aventura.

Salir hacia lo desconocido en una misión divinamente ordenada representa una unión de lo secular y lo sagrado, que debe haber sido difícil para un miembro de idealista del título de caballero de resistir.

La cruzada no sólo ofreció una oportunidad para los actos heroicos, sino para los actos heroicos al servicio de la Iglesia.

El gran ejército que respondió a la llamada de Urbano se había reunido en Constantinopla en la primavera de 1097, varios siglos después de las conquistas sistemáticas de los musulmanes en el este y occidente.

 

LAS CRUZADAS MEDIEVALES SON UNA JUSTIFICACIÓN ABSURDA DEL EXPANSIONISMO MUSULMÁN RADICAL ACTUAL

¿Y que tenemos entonces ahora? El mundo islámico se queja contra Occidente por Las Cruzadas, alegando la crueldad de la guerra.

Pero se debe reflexionar, ¿la violencia actual, que persiste en los musulmanes, tiene sus raíces en las Cruzadas contra un mundo musulmán sofisticado y tolerante?

cruzadas

En otras palabras, ¿las Cruzadas realmente tienen la culpa de esta violencia musulmana contra occidente?

Para analizar la realidad hay que centrase en los hechos: Mahoma nunca predico “la paz y tolerancia”.

El Islam nació en la guerra y creció de la misma manera.
.
Desde la época de Mahoma, los medios de expansión musulmana fueron siempre la espada.

El pensamiento musulmán divide el mundo en dos esferas, la Morada del Islam y la Morada de la Guerra.

En este caso el cristianismo y cualquier otra religión que no sea la musulmana no tienen morada.

Los cristianos y los judíos se pueden tolerar en un estado musulmán bajo dominio musulmán sólo pagando un impuesto y con un desarrollo social, económico y político limitado.

Cuando Mahoma hacía guerra en el siglo VII, el cristianismo era la religión dominante de poder y riqueza

“La fe del Imperio Romano se extendió por todo el Mediterráneo, incluyendo el Medio Oriente, donde nació. 

El mundo cristiano, por lo tanto, era un objetivo prioritario para los primeros califas, y seguiría siéndolo para los líderes musulmanes durante los próximos mil años”.

Mahoma era un militar que guerreó contra sus enemigos, eso implicaba a aquellos que no lo reconocían como profeta.
.
El Corán ordena a los musulmanes hacer la guerra a los no creyentes y eso lo aplican actualmente los radicales.

.
El mundo Islámico que conocemos hoy, es el resultado de conquistas militares de territorios y países no musulmanes.

Por lo tanto Las Cruzadas no fueron actos de agresión sin motivo de parte de Europa contra el mundo Islámico, tampoco ni se justificaron en la ambición y locura de los Papas ansiosos de poder.

Las cruzadas fueron la respuesta contundente a siglos de agresiones y represiones musulmanas contra los cristianos que estaban afincados en Tierra Santa y habían llegado allí muchos siglos antes que naciera Mahoma.

Fueron guerras para la reconquista de territorios anteriormente cristianos que los musulmanes se anexionaron por actos de guerra.

En concreto desmontemos 2 mitos.

 

MITO 1: LAS CRUZADAS FUERON UN ATAQUE, SIN PROVOCACIÓN

Después de la muerte de Mahoma, las conquistas territoriales fueron exitosas.

Palestina, Siria y Egipto, sucumbieron a la conquista, una vez más las zonas más cristianas en el mundo cayeron rápidamente.

En el siglo VIII, los ejércitos musulmanes habían conquistado toda el área cristiana del norte de África y España.
.
En el siglo XI, los turcos selyúcidas conquistaron Asia Menor (la actual Turquía), que había sido cristiana desde la época de San Pablo. 

Mario-Kartaro.-La-batalla-de-Lepanto-Biblioteca-Nacional-de-ESpaña.1

El antiguo Imperio Romano, conocido por los historiadores modernos como el Imperio Bizantino, se redujo a poco más de Grecia. 

En su desesperación, el emperador de Constantinopla envió un mensaje a los cristianos de Europa occidental pidiéndoles que ayudaran  a sus hermanos y hermanas en el Este.

Eso es lo que dio a luz a las Cruzadas.

¿Ambición? ¿Ataques sin causa?

Repasemos de nuevo para que no queden dudas.

Tras la conquista en 638 de Jerusalén se inician siglos de agresiones musulmanas, y los cristianos de Tierra Santa tuvieron que soportar una escalada creciente de persecuciones, estos son ejemplos que citan algunos estudiosos de las Cruzadas:

1- A inicios del siglo VIII, 60 peregrinos cristianos de Amorio fueron crucificados.
.
En la misma época el gobernador musulmán (de Cesarea) capturó grupos de peregrinos de Iconio y los ejecutó, excepto un pequeño número que salvó su vida convirtiéndose al Islam.

2-  A fines del VIII, un gobernador musulmán prohibió la exhibición de la cruz en Jerusalén.

3- Se incrementaron desproporcionalmente los impuestos (jizya) a los cristianos.

4-  Se prohíbe a los cristianos dar instrucción religiosa a otros, incluso a los propios hijos.

5-  La subordinación brutal y violenta fue la norma del trato a los cristianos en Tierra Santa.
.
En 772 el califa Al-Mansur, ordenó estampar un símbolo distintivo en las manos de los cristianos.

6- La conversión al cristianismo se penaba severamente, como también ahora se hace en la mayoría del mundo musulmán. 

7- En 789 los musulmanes decapitaron a un monje que se había convertido al cristianismo, saquearon el Templo de San Teodosio y ejecutaron a los otros monjes.

8- A inicios del IX las persecuciones aumentaron en tal medida que grandes contingentes de cristianos tuvieron que huir a Constantinopla y otras ciudades cristianas para salvar la vida.

9- En 923 nuevas persecuciones destruyeron más iglesias.

10- En 937 los musulmanes provocaron grandes disturbios el Domingo de Ramos en Jerusalén, saqueando y destruyendo la Iglesia del Calvario y de la Resurrección 

Como reacción los cristianos bizantinos pasaron de una política defensiva a una ofensiva que intentaba reconquistar algunos de los territorios perdidos.

Cronológicamente, en la década 960-970 el general Nicéforo Focas (futuro emperador de Bizancio) realizó exitosas campañas contra los musulmanes y reconquistó  Creta, Cicilia, Chipre y parte de Siria para la cristiandad.

En 969 conquisto la antigua ciudad cristiana de Antioquia y para la década 970-980 extendieron las campañas a Siria.

Pero aquí debemos resaltar algo importante, según la teología musulmana,

“si un territorio ha pertenecido en algún momento a la Casa del Islam, entonces le pertenecerá por siempre y los musulmanes deben hacer la guerra para restablecer su control sobre el mismo”.

Es así que en 1004 el sexto califa rompió los tratados de Bizancio y ordenó la destrucción de iglesias, quema de cruces, y apropiación de los bienes cristianos.

En los años venideros destruyo unas 30.000 iglesias y un número incalculable de cristianos tuvieron que convertirse al Islam para salvar sus vidas.

En 1009 decretó la destrucción de la Iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Aquellos cristianos que no renegaron de su religión fueron obligados a portar al cuello pesadas cruces.

Poco a poco fue decretando un sin número de leyes humillantes para los cristianos  que culminaron con la orden de aceptar el Islam o abandonar sus dominios.

Para el 1056 los musulmanes expulsaron a 3.000 cristianos de Jerusalén y prohibieron la entrada en la iglesia del Santo Sepulcro (reconstruida por los bizantinos).

Los cristianos tuvieron que soportar una nueva avanzada de los islamistas, quienes en 1076 conquistaron Siria y luego Jerusalén.

En esa nueva conquista mataron a miles de cristianos.

El imperio cristiano de Bizancio quedo reducido a una extensión similar a Grecia y su desaparición parecía inminente.
.
Fue entonces ante el peligro de desaparición de la Iglesia de Constantinopla (la cual consideraba cismáticos a los Papas de Roma, y a los cuales combatió durante siglos) silenciaron su orgullo y el nuevo emperador pidió ayuda.
.
Así surgió la primera cruzada como respuesta a la solicitud de ayuda del emperador y la iglesia bizantina.
.
Así empieza la primera cruzada cuando el Papa Urbano II la proclama en Francia.

 

MITO 2: LAS CRUZADAS FUERON UN EJEMPLO DE IMPERIALISMO

Cuando el Papa Urbano II convocó a la Primera Cruzada en el Concilio de Clermont (Francia), apeló a la acción defensiva, porque de no hacerse alguna acción defensiva “la fe en Dios sería atacada con fuerzas aún mayores” por turcos musulmanes.

El Papa no menciona nada referente a la conversión o alguna clase de conquista.

Su alocución de “destruir esa raza vil en tierras de nuestros amigos” que hoy puede parecer muy dura, no exhortaba al exterminio masivo sino a erradicar el dominio musulmán de las tierras anteriormente cristianas.

rutas de las cruzadas

Pero según la ley islámica, la yihad es obligatoria siempre que un territorio musulmán sea atacado, o uno cercano a él.
.
La yihad es una obligación personal para los habitantes de esos territorios que deben repeler a los no musulmanes con cualquier medio disponible.

Si se piensa en la Edad Media es fácil ver a Europa a la luz de lo  que se convirtió en lugar de lo que era antes.

El coloso del mundo medieval fue el Islam, no la cristiandad. Las cruzadas trataron de contrarrestar esa tendencia.
.
Los cristianos de toda Europa se vieron obligados a aceptar no sólo el crecimiento continuo del poder musulmán, sino la certeza de que Dios estaba castigando a Occidente por sus pecados.
.
Por ello los voluntarios y los que fueron a pelear lo hacían por motivos personales y para pagar sus culpas. 

Los cristianos  de Europa se encaminaron hacia Tierra Santa por motivos diversos, pero el principal fue el religioso.

Los cruzados medievales se veían a sí mismos como peregrinos, realizando actos de justicia en su camino hacia el Santo Sepulcro.

Puede leer más a fondo sobre las cruzadas en The New  Concise History of the Crusades (la Nueva Historia Concisa de las Cruzadas) de Thomas F. Madden, que reseña de forma dinámica y disipa los mitos sobre las causas que originaron las Cruzadas, quiénes participaron y qué sucedió en cada una de ellas.


DE LAS CRUZADAS A LA BATALLA DE LEPANTO

Las Cruzadas se hicieron con el objetivo inicial de restablecer el control cristiano sobre Tierra Santa, las mismas se libraron durante un periodo de casi doscientos años, entre 1095 y 1291.
.
Otras campañas en España y Europa Oriental, recibieron la misma calificación.

batalla de lepanto

La palabra Cruzada se ha empleado para otras campañas, pero, utilizada con un criterio estricto, la idea de la cruzada corresponde a una concepción política que se dio en la Cristiandad del siglo XI al XV.

Y que suponía una unión de todos los pueblos y soberanos bajo la dirección de los papas.

Todas las cruzadas se anunciaron por la predicación.
.
Después de pronunciar un voto solemne, cada guerrero recibía una cruz de las manos del Papa o de su delegado, y era desde ese momento considerado como un soldado de la Iglesia.

.
De todas esas guerras emprendidas en nombre de la Cristiandad, las más importantes fueron las Cruzadas Orientales.

Dentro de éstas se debe mencionar la Batalla de Lepanto en que se decidió el destino de Occidente, esta Batalla fue de mucha importancia y la resistencia al poder musulmán fue llevada adelante por la Liga Santa.

La Liga Santa del año 1571 fue encabezada por España e integrada por los Estados  Pontificios, la República de Venecia, la Orden de Malta, la República de Génova y el Ducado de Saboya para luchar contra el Imperio otomano.

Se enfrentaron en ella la armada del Imperio otomano contra ésta coalición cristiana. Los cristianos resultaron milagrosamente vencedores ante un mayor poderío musulmán, y se salvaron sólo 30 galeras turcas.

Se frenó así el expansionismo turco por el Mediterráneo occidental.

La victoria de Lepanto se considera como una de las batallas más decisivas de la humanidad al parar el avance del Imperio Otomano por el Mediterráneo.

Se inició así el declive naval de los turcos, esta batalla  se suele considerar como la batalla naval más sangrienta de todos los tiempos.

Los turcos estaban decididos a conquistar occidente y llegar hasta Gibraltar.

Acosaban sin piedad a las naves cristianas e iban apoderándose poco a poco de territorios y plazas cristianas.

Con esta batalla, la Liga Santa rompió con la superioridad naval del Imperio Otomano y su mito de invencibilidad quedó absolutamente olvidado para el resto de la Historia.

Después de Lepanto, ya nunca más se recuperó la hegemonía naval turca en el Mediterráneo.

Occidente había librado una batalla decisiva y ahora con el declive de los turcos, recuperaba parte de una paz estable.

Pero los mitos fueron creciendo y a través de los años y siglos se ha victimizado al Islam.

Las batallas y Cruzadas  hechas por los cristianos se desarrollaron en un contexto muy diferente al actual, y de hecho en pleno siglo XXI no es lícito librar guerras en nombre de Dios para los cristianos.

Se ha dicho que el Islam era superior en muchos aspectos, que era una civilización muy superior que fue atacada y perseguida por un Occidente belicoso.

La propaganda ha hecho mitos como que los cruzados marchaban para saquear y asesinar a musulmanes, judíos, hombres, mujeres y niños, obligando a los supervivientes a convertirse al cristianismo a la fuerza, pero solo son falsas propagandas lejos de la realidad.

Siglos después se siguen sumando falsas creencias, como que el expansionismo musulmán actual tiene su causa en el resentimiento por el ataque que sufrieron en las Cruzadas.
.
O que los jóvenes yihadistas occidentales se convierten en tales por la falta de trabajo.

Fuentes:

¿Te gustó este artículo? Entra tu email para recibir nuestra Newsletter, es un servicio gratis:

2 Comments

  • Tikhon dice:

    ¡Qué mas quisiéramos que se organizase una Cruzada!

    Pero para ello Occidente tendría que ser Cristiano y ya no lo es. Se organizara, tarde y mal, alguna intervención mientras resulte útil al NOM y para efectos propagandísticos. El Occidente ateo y además anticristiano ( o sea la inmensa mayoría) está encantado con la matanza de Cristianos.

    Respecto a la frase: “La palabra guerra no significa paz, no significa amor”: Sí, guerra significa amor, amor a los perseguidos y amor a los verdugos parándoles los pies para que no sigan pecando y reflexionen. Y significa Paz; paz para los perseguidos y, a la larga, paz para todos. El buenismo y la blandenguería provocan muchos mas muertos y mucho mas dolor a la larga. Hay remedios que son desagradables, como la quimioterapia, pero que son necesarios para la salud, para el amor y para la paz.

  • Barroco dice:

    si no fuera por el impacto politico y terrorista que este movimiento del Islam representa, las naciones ahora amenazadas no tendrian ninguna prisa en coaligarse para defender a los cristianos que estan siendo martirizados. Ni siquiera nuestros pueblos latinoamericanos de mayoria Cristiana se han manifestado para condenar esos actos de fanatismo religioso contra nuestros hermanos en la fe. No cabe duda que el “Pueblo de Dios” esta casi muerto. Aquellos aunque Fanaticos nos superan ampliamente en el Celo por su fe.