El lugar privilegiado que tiene México en el Final de los Tiempos, asignado desde la Biblia.

México tiene asignado por el Cielo un rol importante en el Final de los Tiempos.

O sea, en el tiempo del triunfo del Inmaculado Corazón de María y cuando Dios purifique al mundo, y éste vuelva a la fe.

No sabemos aún en qué consistirá exactamente su rol, pero estamos avisados y debemos estar atentos mirando las señales.

Esto no es una expresión de deseo ni una exageración.

Esto viene de la Biblia, pasa por el descubrimiento de América, se consolida en la conquista de los aztecas por Cortés y se hace visible con la aparición de la Virgen de Guadalupe del Tepeyac.

Aquí hablaremos sobre cómo el Cielo lanzó con antelación esta operación de reconquista del mundo y vuelta a la fe desde México, previendo la apostasía que sucedería en siglos posteriores.

!Te vas a sorprender con lo que vamos a contar!

En el libro del Apocalipsis, a San Juan se le revela lo que sucederá hasta el fin del mundo.

Le muestran las 7 etapas por las que pasará el mundo y la Iglesia desde la ascensión de Jesucristo, simbolizado en 7 iglesias.

Le muestran el juicio que Dios hará sobre la civilización, le presentan a la Mujer Vestida de Sol, quien fue la madre de Jesucristo y tendrá un rol central en la lucha contra las bestias del mal.

Le muestran el castigo de Dios sobre la civilización apóstata, la batalla final contra el maligno y le dan la visión de una era de paz que vendrá sobre el mundo purificado.

Hoy estamos en el tiempo en que Dios se apresta a purificar y remodelar el mundo, en la batalla final contra el maligno. 

Tiempo en que toma protagonismo en la Tierra la Mujer Vestida de Sol, de la que habla el capítulo 12 del Apocalipsis, con la luna bajo sus pies, coronada de doce estrellas, encinta y a punto de dar a luz.

Esta mujer ya dio a luz físicamente a Jesucristo hace 2000 años, y ahora ha bajado, desde el Cielo, para dar a luz una remodelación del mundo.

Encargándose de organizar, guiar y proteger a Sus hijos en la batalla.

Analizando las 7 iglesias mencionadas en el Apocalipsis, Bartolomé Holzhauser, un sacerdote del siglo XVI, nos enseña que estamos al final de la quinta etapa de la historia.

Que es la iglesia de Sardes, tal cual se le denomina en la Biblia, a la cual Dios la juzga diciendo: «Veo tus obras, te crees vivo, pero estás muerto».

Muerto por la apostasía, por el abandono a Dios.

Esta iglesia o etapa se extiende históricamente, desde el advenimiento del protestantismo, hasta la futura derrota del imperio del mal.

Es cuando Dios envía repetidamente a la Santísima Virgen a la Tierra para la batalla final contra el maligno.

Quien liderará la intervención de Dios en el mundo y veremos el triunfo de Su Corazón Inmaculado, como fue profetizado claramente en Fátima.

O sea que esta etapa empezó en el siglo XVI y se cerrará en el siglo XXI.

¿Y cuál fue la manifestación mariana que comenzó esta etapa?

La aparición de la Virgen de Guadalupe del Tepeyac en 1531.

La descripción que hace el Apocalipsis es exactamente la iconografía de la Virgen de Guadalupe.

Y Ella es una manifestación tan central para el Plan de Dios que tiene un rol central en las historia que cuenta la Biblia.   

Ella comenzó intercediendo para descubrir un nuevo mundo, las Américas.

Colón era profundamente religioso y tenía una gran devoción por la Virgen de Guadalupe de Extremadura, España. 

Visitaba el Monasterio de Guadalupe para orar ante la imagen antes de sus viajes.

Y prometió llevar Su imagen en su viaje de descubrimiento de 1492, y a su regreso en 1493, visitó el monasterio para agradecer a la Virgen por su protección. 

Y a los pocos años se produjo una aparición mariana que produjo el quiebre del poder del maligno en este continente, y la evangelización de una manera sobrenatural.

A la que se llamó con el mismo nombre de Guadalupe, para comunicar que estamos ante un plan de Dios que contempla tanto a los europeos como a los nacientes americanos.

En el imperio indígena más grande y más cruel, en México, la Virgen de Guadalupe se apareció 40 años después del descubrimiento de América y 10 años después de la conquista de México por Hernán Cortés y sus aliados indígenas.

Una aparición que al mismo tiempo fue entendida por los europeos, porque su iconografía es la del Apocalipsis: encinta, con la luna bajo sus pies, y con nombre español.

Se aparece a un indígena recién evangelizado, Juan Diego, con signos en su imagen que son entendidos por los aztecas y otros pueblos de la zona.

Y connotando la alianza de razas, porque tiene una mano con color de piel europeo y otra indígena.   

La Virgen de Guadalupe se le apareció a Juan Diego entre el 9 y el 12 de diciembre de 1531. 

Se autonombra como la madre, la perfección, la siempre Virgen María. 

Y le pidió que intercediera ante el primer Obispo de México, el franciscano Juan de Zumárraga, para que se construya un templo en el llano, al pie del cerro del Tepeyac.

Como prueba de la veracidad de la aparición, la Virgen María le encargó al indígena que lleve las flores de un rosal aparecido milagrosamente en el árido Tepeyac. 

Y cuando Juan Diego presentó las flores al Obispo, su tilma mostró la imagen estampada de la Virgen de Guadalupe.

La imagen de la Virgen, colmada de simbología azteca pudo ser leída por los indígenas mexicanos en línea con sus creencias sobrenaturales, facilitando en los años siguientes millones de conversiones.

Su imagen está parada en medio de una media luna, está pisando el ombligo de la luna, término que significa México para los indígenas.

A través de su manto azul verdoso, color que solamente podían usar los emperadores, los indígenas entendieron que es emperatriz.

Sin embargo, el centro de la imagen no es ella, ella es el signo, es una Virgen Madre. 

Es Jesucristo el centro de su imagen, pero también el centro de su mensaje.

Le dijo a Juan Diego: «el Dios verdadero no está lejos de ti, ni te ha abandonado. Quiero una casita sagrada. Él viene conmigo en Mi Inmaculado vientre y viene a quedarse a vivir aquí». 

Él está cumpliendo entonces, en el nuevo mundo, la promesa que hizo Jesús desde Israel: «Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo».

Por lo tanto, la Virgen de Guadalupe no es una devoción regional, como algunos piensan. 

Sería como decir que Jesucristo es una advocación regional porque era judío.

La Virgen de Guadalupe es el eje central que Dios está usando para esta etapa del Final de los Tiempos, válido para todo el mundo.

Donde Dios purificará al mundo.

Y por lo tanto le cabe a México un rol importante en esta etapa, que aún debemos descubrir.

Y por eso adornó el elemento físico que Ella dejó como documento de su aparición, la tilma, llenándola de elementos sobrenaturales, para mostrar que era algo que viene de Dios.

Desde su conservación, hasta cómo fue impresa, porque los colores flotan sobre la tela.

Desde las imágenes de personas que aparecen en sus ojos, hasta su comportamiento como ojos vivos.

Desde las estrellas de su manto, que muestran las constelaciones en el día y la hora de su mostración a Fray de Zumárraga, mirado desde fuera de la Tierra; pasando por la música que conforman las estrellas y hasta el mapa de los volcanes de México diagramados en la tilma.

Bueeeno, hasta aquí lo que queríamos contar sobre el rol central que le cabe a México en el Final de los Tiempos.

Y me gustaría preguntarte en qué crees que México pueda ser importante en el futuro para la recomposición de la fe en el mundo.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

Santa María de Guadalupe, Tallada por San Lucas, España https://forosdelavirgen.org/santa-maria-de-guadalupe-espana-6-de-septiembre/

El Santuario de la Emperatriz de las Américas: la Basílica de Guadalupe del Tepeyac https://forosdelavirgen.org/la-basilica-de-guadalupe-del-tepeyac/

Cómo Realizó la Virgen María la Conversión más Prodigiosa de la Historia https://forosdelavirgen.org/la-conversion-prodigiosa-de-los-aztecas-por-maria/

El impresionante Milagro de los Ojos de la Virgen de Guadalupe y Nuestra Señora de Coromoto https://forosdelavirgen.org/guadalupe-coromoto/