Cómo se sustituye la mora vieja por la nueva y cómo Dios está actuando y actuará.

A pocos no les asombra la velocidad con la que crece la confusión en el mundo y dentro de la Iglesia.

Y no sólo la confusión sino las declaraciones y movimientos que plantean una nueva moral.

En el mundo una moral alejada de las bases judeo cristianas y en la Iglesia, cambios en aspectos claves de la doctrina que Jesucristo legó a los apóstoles.

La confesión es tal que parece que tanto el mundo como la Iglesia se dirigen hacia un crack.

Y esto fue precisamente de lo que nos vino a hablar la Virgen María, y se hace más claro cada vez.

Aquí hablaremos sobre qué profetizó la Virgen María sobre lo que pasaría en el mundo si la gente no dejaba de pecar y regresaba a Dios, cómo nos indicó que lo debíamos enfrentar, cómo no le hicimos caso, cómo nos entregó a nuestros pecados y cuál es la forma que profetizó que Dios iba a finalizar esto.

Dos años antes de ser elegido Papa, el cardenal Karol Wojtyla dijo en el Congreso Eucarístico de Filadelfia,

«Estamos ahora ante el enfrentamiento final entre la Iglesia y la anti-Iglesia, del Evangelio contra el anti-Evangelio, de Cristo contra el anticristo… 

Es una prueba… de 2.000 años de cultura y civilización cristiana, con todas sus consecuencias para la dignidad humana, los derechos individuales, los derechos humanos y los derechos de las naciones».

Las señales han ido creciendo y hoy estamos ante su más cruda cristalización.

Aunque algunos todavía no lo perciben en toda su magnitud, porque el arzobispo Fulton Sheen observó que solo aquellos que viven por fe realmente entienden lo que está sucediendo en el mundo. 

O sea que debemos tratar de interpretar lo que está pasando en el mundo a través de los ojos de la fe.

Rompe los ojos que estamos en una continua pérdida de la fe cristiana y católica en occidente, asombrosa, constante y vertiginosa.

Esto significó que el ateísmo y el agnosticismo se convirtieran en las fuerzas más poderosas de Occidente, y las perspectivas de su futuro dominio total parecen imparables.

El atroz escándalo de abuso sexual del clero en la Iglesia Católica ha dañado enormemente a la Iglesia y está acelerando la pérdida de la fe.

El ímpetu increíble de la revolución de la ideología de género, significa que el mundo que se presenta a nuestros jóvenes es radicalmente diferente de la cosmovisión cristiana, especialmente en lo que respecta a la familia y la ética sexual.

La enseñanza constante e inmutable de la Iglesia Católica, de que existen normas morales absolutas que no pueden ser violadas, está bajo un profundo ataque, incluso en los niveles más altos de la autoridad de la Iglesia. 

Mientras la preocupación del clero modernista es buscar formas de acomodar dentro de la Iglesia a aquellos que no cumplen la enseñanza católica, especialmente en el área de la moralidad sexual, para que se sigan llamando católicos.

Hoy comprendemos que todo lo que sucede estuvo profetizado en el segundo secreto de Fátima del 13 de julio de 1917.

Que resumidamente profetiza que si no hay conversión vendrá un castigo, que finalizará con la intervención directa de Dios, y que luego vendrá una Era de Paz.

El mensaje del 13 de julio de 1917 decía,

«Habéis visto el infierno donde van las almas de los pobres pecadores. 

Para salvarlos, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón»

Esto significa que la protección que tendremos para no caer en el pecado, que nos lleve al infierno, es estar unidos a la Santísima Virgen.

Luego continúa,

«Si se hace lo que os digo, muchas almas se salvarán y habrá paz. 

La guerra va a terminar, pero si los hombres no cesan de ofender a Dios, se desatará una peor durante el Pontificado de Pío XI. 

Cuando veáis una noche iluminada por una luz desconocida, sabed que esta es la gran señal que os da Dios de que va a castigar al mundo por sus crímenes, por medio de la guerra, el hambre y las persecuciones a la Iglesia y al Santo Padre».

Esto significa que el mundo sólo tendrá paz si cumplimos las indicaciones que vino a traer la Virgen.

De lo contrario vendrá un castigo a través de tres cosas: guerra, hambre y persecuciones.

Luego continúa,

«Para evitarlo, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Corazón Inmaculado y la Comunión reparadora de los Primeros Sábados. 

Si mis peticiones son atendidas, Rusia se convertirá, y habrá paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, provocando guerras y persecuciones a la Iglesia. 

Los buenos serán martirizados; el Santo Padre tendrá mucho que sufrir; varias naciones serán aniquiladas».

Esto significa que Rusia, o sea el comunismo, es el agente de castigo que Dios dejará pasar.

Y que se esparciría por el mundo, provocando guerras, persecuciones a la Iglesia, martirios incluso al Papa y aniquilación de naciones, o sea que habrá culturas nacionales que desaparecerán.

El error de Rusia es el intento de construir una sociedad sin referencia a Dios, lo cual se está extendiendo rápidamente a Occidente e incluso dentro de la Iglesia. 

Este error comunista hizo metástasis en occidente a través de la guerra contra la cultura con la ideología de género, la teoría crítica de la raza, las ideologías de combate a la sobrepoblación, los nacimientos y la muerte natural.

Y finaliza diciendo,

«Al final, mi Inmaculado Corazón triunfará. 

El Santo Padre me consagrará Rusia, y ella se convertirá, y se concederá un período de paz al mundo».

Esto significa que anuncia que si no hay conversión, y si la Iglesia no frena al comunismo consagrando Rusia a quien está al frente del combate contra el maligno, o sea a la Virgen María, el mal dominará todo, y deberá haber un intervención directa del Cielo creando las condiciones para que la Iglesia obedezca.

Y esto redundará en un período de paz para el mundo. 

En definitiva la profecía nos dice entre líneas que en algún momento en el futuro, la era corrupta y sin fe en la que vivimos llegará a su fin.

Y lo hará ya sea mediante la conversión interior de un número suficiente de personas que se vuelvan a la verdadera fe, a la oración, al sacrificio y la penitencia, o habrá un castigo. 

¿Y cuál es la forma de castigo para la Iglesia que no cumplió ni con el pedido formal ni sustancial de frenar a Rusia?

La apostasía, la pérdida de fe, la herejía, el cisma.

El pedido formal era la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María realizada por el Papa y todos los Obispos del mundo.

Pero el sustancial era que la Iglesia adoptara fuertemente un carácter mariano para frenar al comunismo, lo que implica consolidarse en la fe de los apóstoles.

En cambio la Iglesia adoptó el temperamento de minimismo mariano, que la condujo a ser cada vez más reacia a las devociones populares marianas y a resistirse a los mensajes de las apariciones marianas.

A tal punto que el mayor investigador de la historia de las apariciones Marianas, el padre René Laurentin dijo al final de su vida que si las apariciones de Lourdes fueran en este tiempo, la Iglesia no las aprobaría.

La confusión moral que hoy hay en el mundo y en la Iglesia, y la velocidad con la que está avanzando, es un signo inequívoco que Dios los entregó a sus pecados.

En el caso del mundo es la depravación moral.

Y en el caso de la Iglesia es el modernismo, que como lo expresó San Pío X es la síntesis de todas las herejías.

Pero que cultiva además una nueva ofensa contra Dios, la sustitución de lo sobrenatural por lo natural.

El modernismo está centrado en el hombre, no en Dios bajo el pretexto de ser pastoral.

Y predica una falsa misericordia que emerge del anti evangelio, del que habló Karol Wojtyla en 1976.

El clero modernista se aleja de la devoción mariana porque es un obstáculo para su ecumenismo. 

Y el ecumenismo equivale a la herejía del indiferentismo religioso, la noción de que cualquier religión puede llevarte al cielo.

Por lo tanto la clave para vencer los errores de Rusia, o por lo menos resistirlos hasta la Intervención Divina, es convertirse lo más mariano posible en la vida interior. 

¿Y cómo comenzó esto en la Iglesia?

Los sacerdotes, obispos y cardenales, que han leído la parte del tercer secreto de Fátima, y los místicos que recibieron su contenido de forma sobrenatural, como el Padre Pío, coinciden en que se profetizaba que la apostasía en la Iglesia comenzaría desde la cúspide.

Y lo que comenzó arriba ha bajado a los sacerdotes y a los fieles, de modo tal que si hoy se pregunta a la mayoría de los fieles sobre qué modificaciones quieren hacer en la Iglesia, como lo hace el Sínodo de la Sinodalidad, la devolución es que quieren introducir cambios en la base de la fe para acercarse al mundo.

Todo esto empezó a ser profetizado por Nuestra Señora del Buen Suceso hace más de quinientos años.

Pero también dijo que sería seguido por la restauración completa de la Iglesia Católica.

De modo que en las fuerzas verdaderamente marianas dentro de la Iglesia, que son las que aún están apegadas a la doctrina que viene de los apóstoles, está la clave para derrotar la causa de la apostasía dentro de la Iglesia.

Bueno, hasta aquí lo que queríamos hablar sobre cómo se está produciendo la rebelión contra Dios y qué podemos esperar que suceda en el futuro. 

Y me gustaría preguntarte si crees que la mayoría de los católicos quieren hacer cambios en la doctrina católica para acercarla a la moral del mundo o crees que quieren que se preserve la integridad de la doctrina que vino a traer Jesucristo y está en la Biblia.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

Estamos en la Etapa Final de la Rebelión contra el Dios Creador [¿cómo lo están haciendo?] https://forosdelavirgen.org/etapa-final-rebelion-dios/

Por qué las Apariciones de Fátima multiplicaron su importancia hoy, después de la Pandemia https://forosdelavirgen.org/fatima-mas-importante-ahora/

La Forma que han elegido para Destruir la Civilización Cristiana https://forosdelavirgen.org/por-que-el-cristianismo-esta-siendo-expulsado-de-occidente/

Se avecina un Cisma en la Iglesia Católica [oremos para que no suceda] https://forosdelavirgen.org/cisma-aleman/

One Comment

  • noche estrellada dice:

    Creo qie mas que La Santisima Virgen Maria lo dijo el mismo Jesus, cuando iba camino al calvario, San Lucas
    23, 28 y miro a las mujeres de Jerusalem y les dijo, Hijas de Jerusalem, no lloreis por mi, sino llorad por vosotras y por vuestros hijos, porque he aqui que vendran dias en que diran , bienaventuradas las esteriles, los vientres que jamas concibieron y los pechos que jamas dieron de mamar
    Y ESE DIA LLEGO, desde hace anios ya no saben lo que son, son hombres y dicen ser mujeres y son mujeres y dicen ser hombres
    son engendros del demonio poblando la tierra, la obra maxima de DIOS SE TERMINO, , se perdieron los valores morales , ESTE ES EL FIN , ES LA APOCALISIS, SIN JINETES , solo estamos nosotros sufriendo ante el HORROR