El progresismo católico en caída libre y pronto llegará a su fin.

Desde el Concilio Vaticano II el progresismo no ha dejado de tomar poder en la Iglesia.

Y llegamos, en el día de hoy, a la situación en que la curia vaticana y la mayoría de los obispos son liberales y progresistas.   

Y abrazan las causas progresistas de los liberales del mundo, en detrimento de las causas históricas del catolicismo.

Entonces la pregunta que surge es ¿este será el futuro de la Iglesia católica?

¿La Iglesia habrá borrado para siempre la tradición de los apóstoles?

La respuesta es no, y pronto veremos más claramente la decadencia numérica de los «progres», por más que financien a medios «progres» para perpetuarse y presionen a los que no lo son.

Y esto será, aun así, sin que suceda la intervención de Dios para purificar el mundo, que está profetizada.

Aquí te daremos las 10 razones por las que el cristianismo progresista está en proceso de extinción y se acelerará, por más que hoy domine la cúpula de la Iglesia. 

Los progresistas fueron los revolucionarios en el Concilio Vaticano II y cambiaron la Iglesia, pero hoy están entrados en años.

Ya son la vieja guardia, mientras las encuestas muestran que las nuevas generaciones, en los seminarios, son más conservadoras.

Y a su vez, la edad de oro del progresismo a nivel político parece haber comenzado la decadencia, habida cuenta de los resultados de las últimas elecciones en Europa. 

Pero a su vez el progresismo dentro de la Iglesia tiene su propia semilla de destrucción interna, que ha llevado a la terrible disminución de la concurrencia a misa luego del concilio, de las vocaciones sacerdotales y a la vida religiosa, y a la confusión doctrinal actual. 

¿En qué creen los progresistas católicos?

Los cristianos progresistas creen que su religión debe ser distinta a la de los primeros cristianos, porque ellos vivieron en un mundo totalmente diferente y supersticioso.

Reniegan de partes constitutivas de la tradición católica y las tratan de extirpar, como por ejemplo el canto gregoriano en las misas, tomar la comunión en la boca, el ayuno, la oración constante, y la misa en latín.

Pero están muy abiertos a las prácticas de las otras religiones, a las que honran con más entusiasmo que a las propias del catolicismo. 

Y sobre todo están abiertos a la agenda del mundo, migraciones, calentamiento global, feminismo, ideología de género, etc.

Y le prestan más atención que a la agenda de los principios innegociables del catolicismo, como la defensa de la vida al Inicio y al finalizar la misma, el matrimonio católico, la familia con valores católicos, etc

Esta ideología «progres» tiene su propia semilla de destrucción.

Podrá ser dominante durante un período porque recibirá el apoyo del mundo, pero en el largo plazo o bien se habrá extinguido, o dejará de ser cristianismo.

Veamos las 10 razones por las que sucederá esto.

Uno. Los modernistas niegan lo sobrenatural y por lo tanto no son realmente religiosos. 

No creen que su misión sea la salvación de las almas, la redención del pecado, ir al cielo en lugar de la condenación del infierno, porque no creen en todas esas cosas, por mas que pueden fingirlo.

Para ellos la religión es una cuestión de luchar por la igualdad de derechos, hacer del mundo un lugar mejor, ser amable con todo el mundo y ser bueno.

Y no se necesita mucho tiempo para que la gente se dé cuenta de que no tiene que ir a la iglesia para eso.

Por lo tanto, la primera generación de cristianos progresistas asistirá a la iglesia regularmente. 

La segunda asistirá a la iglesia a veces. La tercera casi nunca. 

Y la cuarta y la quinta no verán ninguna necesidad de ello, y llegarán a la conclusión de que si la religión no es más que buenas obras, entonces el ritual religioso es redundante; y estarán en lo correcto.

Dos. La religión progresista es esencialmente individualista y no comunitaria. 

Donde cada persona forma su propia opinión sobre cada tema.

Y si cada persona puede decidir en qué creer, de hecho no valorará juntarse con otras personas. 

Tenderá a mezclarse con los pocos que crean exactamente igual que ella en todo, grupos cada vez más pequeños, que tenderán a desaparecer.

Tres. El cristianismo progresista es también sentimental. 

Evita la doctrina y favorece las respuestas sentimentales a las cuestiones doctrinales y morales.

Entonces si lo que importa no es la moral ni la doctrina, sino el “sé tú mismo” y “siéntete bien”, la persona tenderá a desentenderse del compromiso formal.

Y menos comprometerse con una comunidad que le imponga una doctrina y valores morales, que considerará rígidos.

Cuatro. El cristianismo progresista es históricamente revisionista. 

Reescriben la historia de acuerdo a sus prejuicios, lo que significa que se aíslan de la tradición.

Y al cortar con la tradición y despreciar la historia, sólo le queda “lo que ahora está de moda”, que por definición dejará de estarlo muy pronto.

Entonces deberá someterse al esfuerzo agotador de las exigencias siempre variables de la cultura contemporánea. 

Y lo que no tiene raíces se lo lleva el viento.

Cinco. El cristianismo progresista se extinguirá porque no demanda grandes exigencias a sus devotos.

Si preguntas a cualquier modernista ¿por qué deberías ir a la iglesia? Te contestará que debes ir si tienes ganas, si te hace bien, y te hace sentir mejor.

Por eso los sacerdotes “progres” llevan 5 décadas diciendo que “no es realmente un pecado mortal perderse la Misa. Que usted debería ir porque ama a Dios, no porque le teme”.

Y ahora descubren con asombro que tienen las iglesias vacías. 

No piden a los fieles nada exigente y entonces la gente se queda en casa tranquilamente.

Seis. El cristianismo «progres» debilita la moral.

En cualquier religión que cree en lo sobrenatural se predican las virtudes, que implican esfuerzo. 

Se pide pureza moral, autocontrol, disciplina.

Pero la religión «progres» ofrece, en realidad, hedonismo un poco aguado. 

Las personas quieren religión en serio o hedonismo sin aguar.

Y entonces dejarán la religiosidad “progres” porque no les da un camino claro, firme y comprometido en ninguna de las dos cosas.

Siete. El cristianismo «progres» desfavorece la natalidad y critica las familias grandes.

Y una religión que admite la anticoncepción e incluso la alaba, o hace la vista gorda con el aborto, y no tiene hijos, entonces desaparece con rapidez por la fuerza de la demografía. 

Será demográficamente irrelevante, especialmente si compite con otras que fomentan la fecundidad y la familia.

Ocho. La Iglesia del hemisferio Sur está en crecimiento y es un cristianismo más tradicional. 

Mientras la Iglesia del hemisferio norte es progresista y está en clara disminución, vendiendo templos y uniendo obispados.

Pronto el Sur prevalecerá.

Nueve. Los progresistas solían pensar que los radicales eran ellos, pero se han convertido en parte del sistema dominante.

Hoy ser “progre” es lo estándar, es lo que todos hacen.

Los antiguos radicales hoy son parte del “establishment”.

Mientras la verdadera religión siempre tiene algo de antisistema, de rebelión ante la lógica del mundo.

Por eso la religión «progres» aburguesada no atraerá a las personas que buscan verdadera religión.

Diez. Ahora los cristianos históricos son los radicales, los revolucionarios. 

En un mundo liberal, el radical pasa a ser el conservador. 

Porque cuando todo el mundo está envuelto en la decadencia moral, la castidad se convierte en radical, lo mismo que el que ayuna. 

Cuando todo el mundo es devorado por el relativismo, el dogmático es el radical. 

Y cuando todo el mundo está cegado por el materialismo, el radical es el sobrenaturalista. 

Además el cristianismo sólo es buena nueva cuando es radical, y por eso los cristianos históricos prevalecerán.

Bueno, hasta aquí las razones por las que el cristianismo histórico prevalecerá en unas décadas, porque además ya viene empujando desde las bases y los que lideran el progresismo están entrados en años.

Y me gustaría preguntarte si crees que verás en tu vida este cambio, del hundimiento de los «progres» en la Iglesia, o no.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

¿Por qué el objetivo de los Progresistas es Deconstruir la Civilización Cristiana? https://forosdelavirgen.org/progresistas-deconstruir-civilizacion-cristiana/

El Plan Secreto Masónico para Erradicar la Misa Tradicional: Revelaciones Impactantes https://forosdelavirgen.org/plam-masonico-progresista-misa/

Cómo la Iglesia Perdió su Influencia Política, Espiritual y Moral sobre el Mundo https://forosdelavirgen.org/perdida-peso-iglesia-catolica/

Jesús Profetizó la Rebelión de los Sacerdotes del Sínodo Alemán [el Maestro otra vez crucificado] https://forosdelavirgen.org/jesus-profetizo-rebelion-alemana/