Cómo destruir el plan luciferino que se está implementando.

La tribulación que estamos viviendo hoy, es consecuencia de que un grupo de multimillonarios, quieren remodelar el mundo, alejándolo de su base cristiana.

Y hasta pretenden transformar al ser humano.

Usan la mentira como método, de la misma forma que su padre la usó desde el principio del mundo.

Y quieren convencer a la humanidad que es inevitable que su plan tenga éxito, porque le obedecen todas las fuerzas de poder sobre la tierra.

Pero está escrito que no lo lograrán, no debemos tener miedo.

Aquí hablaremos sobre cuál es el plan de esta élite, cómo lo están llevando a cabo, y cuál es la forma de enfrentarlos, que sugiere San Maximiliano Kolbe, que pasó por una situación parecida. 

La tribulación que estamos viviendo hoy es la etapa final de un largo plan para la dominación del mundo y reestructurarlo.

Un pequeño grupo de influyentes millonarios han estado trabajando desde hace siglos en la sombra, para quitarle a la civilización su impronta cristiana, y darle una impronta luciferina.

Y su base por supuesto es el engaño, por algo al maligno se le llama el padre de la mentira.

Detrás de cada cosa que hacen hay un engaño, que ha sido disfrazado por los medios de comunicación.

Desde principios del siglo XX fueron creando una red mundial de corporaciones, institutos, ongs, movimientos financiados por sus fundaciones, etc., que trabajan a nivel internacional por el proyecto de un mundo globalizado, quitando poder a las naciones e introduciendo la nueva cultura luciferina.

Ya en 1915, durante la primera guerra mundial, Nahum Goldmann, el influyente sionista fundador y presidente del Congreso Judío Mundial, declaró,

«Uno puede resumir el significado y la misión histórica de nuestro tiempo en uno: reorganizar la cultura humana, para reemplazar, el sistema social anterior dominante, por uno nuevo».

Su poder central se basa en tres cosas: el poder económico, el dominio sobre los medios de comunicación y la cooptación de los desarrolladores de tecnología.

En base a la influencia política que le da su poder económico influyeron para diseñar la ONU, luego de finalizada la segunda guerra mundial.

La cual ha sido el brazo ejecutor para ir creando lo que llaman la nueva gobernanza mundial.

Un paraguas de nuevo mentiroso, porque los burócratas de esa organización, se han encargado de introducir nuevos valores morales, anticristianos, contrariando la opinión de la mayoría de los países miembros, a quienes han usado como pantalla.

Han incentivado las migraciones activamente y algunos de los más conspicuos propulsores del nuevo orden, como George Soros, las ha financiado activamente, a través ongs.

Su objetivo, nuevamente mentiroso, no es que las personas de países pobres tengan mejores oportunidades en los países del primer mundo, sino cambiar la matriz cultural cristiana de los países del primer mundo, especialmente Europa, introduciendo básicamente musulmanes, para que diluyan al cristianismo.

También han promocionado el concepto de que el mundo está sobrepoblado y hay que bajar la cantidad de población.

Para ello promocionaron la interrupción artificial de los embarazos como un logro para la libertad de las mujeres, cuando el objetivo real ha sido disminuir la población.

Y también han sido propulsores de la ideología de género y el feminismo con el mismo objetivo.

Esta pequeña élite de millonarios usa su poder económico para corromper y lograr que mucha gente trabaje para ellos, abdicando de sus valores.

Han operado buscando la extinción de los cuerpos intermedios, como las naciones, la familia, las comunidades religiosas libres, etc., siempre diciendo que no lo están haciendo.        

Su influencia sobre los medios de comunicación ha sido central en el ocultamiento de sus fines.

Al punto que el propio David Rockefeller agradeció, en la reunión del Club Bilderberg en 1991, lo que llamó el cumplimiento de «la promesa de los grandes medios de comunicación durante más de 40 años», porque dijo,

«Nos hubiera sido imposible desarrollar nuestro plan, si hubiéramos estado expuestos a la luz del mundo durante esos años».

Y no sólo se trató de ocultar la verdad, sino que los grandes medios acusaron sistemáticamente a los que revelaban el plan de los globalistas, como teóricos de la conspiración.

Otro engaño del padre de la mentira.

Y en nuestro tiempo llegamos a la descarnada declaración de Klaus Schwab, presidente del Foro Económico Mundial, que dijo,

«La pandemia representa una ventana de oportunidad para restablecer el mundo». 

Y agregó, 

«Muchos de nosotros nos preguntamos cuándo las cosas volverán a la normalidad. La respuesta corta es nunca. 

La normalidad anterior a la crisis se ha roto. Avanzamos hacia una nueva normalidad».

Y así vemos que a una tribulación le sigue otra, otra y otra.

Es lo que se llama el «Gran Reinicio». Que ya ha comenzado.

Y han aplicado su peso económico y político para lograr obediencia, contado con la protección de los grandes medios de comunicación para desinformar.

Y ahora ha quedado claro además que tienen el objetivo de crear una nueva humanidad bajo el imperio de la inteligencia artificial, la tercera pata de la que hablamos, la tecnología.

O sea que ahora se revela que el proyecto es transhumanista.

Quieren cambiar al ser humano.

Como dice este mismo Schwab, buscan la fusión de la biología humana con las computadoras.

Ya lo había anunciado el filósofo israelí Yuval Harari en la reunión del Foro Económico Mundial de 2018, cuando dijo,

«Estamos en las últimas generaciones de Homo Sapiens».

Y agregó que en las próximas décadas «vamos a convertirnos en dioses, ya que adquiriremos habilidades que tradicionalmente se pensaban que eran habilidades divinas».

Esto es estrictamente y sin tapujos lo que la serpiente, o sea satanás, le dijo a Eva para convencerla de desobedecer a Dios, «seréis como dioses».

De modo que no es una exageración decir que estamos frente a un plan luciferino, que viene directamente del padre de la mentira.

Y que el infierno se ha desatado sobre la tierra.

Estamos viviendo el mayor fraude perpetrado contra la raza humana por nuestro enemigo infernal.

Quiere acabar con la raza humana, porque fue hecha «a la imagen de Dios».

La fusión de la tecnología con el cuerpo humano, junto con un sistema de vigilancia global totalitario que se está implantando, es con lo que quiere suplantar a la civilización cristiana.

Ahora, ¿estamos indefensos ante este plan luciferino?

Decididamente no.

Recordemos la enseñanza de San Maximiliano Kolbe.

En 1917, cuando el 200º aniversario de la masonería, en los prolegómenos de la revolución bolchevique en Rusia y cuando las apariciones de Nuestra Señora en Fátima, Maximiliano Kolbe estaba en Roma, estudiando teología en la Universidad Gregoriana.  

Y vio con sus propios ojos como el infierno se había desatado contra el Vaticano.

Había procesiones de los masones cantando canciones en honor a satanás.

Algunas de sus pancartas llevaban la inscripción: «Satanás gobernará en el Vaticano y el Papa será su esclavo».

Y otras mostraban a San Miguel Arcángel pisoteado y derrotado por lucifer.

Era como si el gran enemigo de Cristo sintiera que estaban en la cúspide de una gran victoria, y sus secuaces ya se quitaran las máscaras, como está sucediendo en nuestro tiempo.

Y entonces escribió,

«El conflicto con el infierno no puede ser abordado por hombres, ni siquiera por los más inteligentes. 

Solo la Inmaculada tiene la promesa de Dios de la victoria sobre satanás. 

Sin embargo, la Madre de Dios ahora requiere nuestra cooperación. 

Busca almas que se consagran enteramente a Ella, que se conviertan en sus manos, en instrumentos eficaces para la derrota de satanás y la expansión del reino de Dios sobre la tierra».

El infierno que se había desatado en 1917 en Roma, no logró su objetivo último en ese momento, que era más modesto que el de ahora.

Y el de ahora no lo logrará tampoco porque el fraude es muy grande. 

Hoy hay muchas cosas que podemos hacer para desenmascarar las mentiras con las que quieren dominar el mundo, pero sin Cristo, no podemos hacer nada.

Él ha encomendado a Su madre establecer Su ejército de los pequeños, para enfrentar la batalla de los tiempos finales.

Y al final, el Corazón Inmaculado de María triunfará, y aplastará la cabeza de la serpiente.

Y nosotros debemos colaborar en este proceso, resistiendo, sin miedo, dando testimonio de la verdad y orando tenazmente.

En resumen, el padre de la mentira ha desatado su poder sobre la tierra, no solo tratando de liquidar la civilización cristiana, suplantándola por una luciferina.

Sino que ahora además, está tratando de cambiar el cuerpo humano, para cumplir con el engaño que dijo la serpiente a nuestros primeros padres, «seréis como dioses».

Pero no lo logrará, como no lo pudo hacer a través de los masones, ni con la revolución bolchevique, en el momento que San Maximiliano Kolbe estaba estudiando en Roma.

Al final el Inmaculado Corazón de María triunfará y el mundo tendrá una era de paz cristiana.

Y para apoyarla debemos resistir, sin miedo, dar testimonio de la verdad y orar tenazmente.

Bueno hasta aquí lo que queríamos hablar sobre el ataque infernal que está soportando la humanidad y la civilización de base cristiana, en estos momentos, a través de la mentira como método y el uso del capital financiero. 

Y me gustaría preguntarte si crees que la gente cercana a ti comienza a despertar y darse cuenta de este plan o sigue dormida.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

La Estrategia del Nuevo Orden para Desmontar la Familia [¿cómo podemos defenderla?] https://forosdelavirgen.org/nuevo-orden-mundial-y-familia/

Por qué una 3ª Conflagración Mundial [que dicen las profecías, la biblia y el enemigo] https://forosdelavirgen.org/conspiracion-tercera-guerra-mundial/

Radiografía del Ascenso del Poder Anticristiano en el mundo https://forosdelavirgen.org/los-poderes-oscuros-que-estan-detras-del-nuevo-orden-mundial-2014-03-01/

El Oscuro Gobierno Mundial Paralelo que Descubrió un Enviado del Papa en la ONU https://forosdelavirgen.org/michel-schooyans-onu/

One Comment

  • Roberto Abril dice:

    Necesitamos orar a través del corazon de María Santísima para llegar a fortalecernos en Jesucristo para sostener nuestra lucha espiritual.