La actitud de minimización del pecado por la jerarquía y la estrategia contraria de la Virgen María.

La prédica de las apariciones marianas de todos los tiempos ha sido denunciar la gravedad del pecado y la destrucción que produce.

Y pedir oraciones y sacrificios para rescatar a los pecadores.

Lo cual está en línea con el mensaje que vino a traer Jesús y quedó plasmado en la Biblia.

Sin embargo hoy recorre en la jerarquía de la Iglesia la actitud de minimizar el pecado.

Pero como es tan evidente la lucha de Dios contra el pecado, su minimización se realiza más con gestos que mediante palabras, lo que produce una actitud de indiferencia sobre el pecado.

Aquí hablaremos sobre cómo se está minimizando el pecado en los hechos dentro de la Iglesia, cómo podemos detectar esta manipulación en algunos de la jerarquía, y cómo por el contrario, el combate del Cielo contra el pecado es la base para que la humanidad vuelva a Dios, según los mensajes de Nuestra Señora en las apariciones.

La misión principal de Jesús cuando se encarnó, fue salvarnos de nuestros pecados. 

Jesús dijo que vino por los pecadores en varios pasajes de la Biblia, “no he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento”, Lucas 5. 

Y la Iglesia siempre ha tomado muy en serio el pecado y advertido sobre él constantemente. 

Mientras la actividad principal del maligno ha sido corromper a los cristianos, para que pequen.

Y tentar a los que tienen autoridad eclesial, para que hagan la vista gorda al pecado y hasta lo minimicen. 

Hoy esta lucha ha escalado notoriamente.

Cada vez leemos más declaraciones de altos prelados vaticanos que sugieren que no nos preocupemos tanto por el pecado.

Y sugieren que algunas conductas que antes se consideraban pecados tal vez no lo sean tanto.

Por ejemplo, la Academia Vaticana por la vida ha hecho esfuerzos por cambiar la estigmatización del pecado contra la vida, nombrando a nuevos miembros que apoyan directamente pecados contra la vida.

Hay algunos sacerdotes de alto perfil, como el jesuita James Martin, que abogan por cambiar la doctrina católica sobre la sexualidad humana, y proclaman que la no heterosexualidad activa no es pecado.

Aboga por cambiar el catecismo, que la considera una conducta desordenada.

Y otros están pidiendo la ordenación de sacerdotes no heterosexuales.

Por otro lado, se está poniendo mucho énfasis en las causas que eximen a las personas de haber cometido un pecado.

Y está habiendo presión sobre los sacerdotes y los seminaristas para que absuelvan todos los pecados en el confesionario, incluso cuando no hay signos de arrepentimiento.

Mientras no se cambie la doctrina, la Iglesia seguirá considerando algunas conductas como pecado grave, y quien diga en voz alta que esas conductas ahora no son pecado, pueden ser tildados como herejes.

Pero entonces ha crecido otra modalidad, reafirmar la doctrina de palabra, de vez en cuando, mientras se hacen gestos que apuntan a lo contrario, como elogiar a personas que promueven el pecado, nombrarlos en puestos importantes, etc.

Esta confusión deliberada tiene por objetivo cambiar la opinión de los fieles comunes sobre el pecado, de hecho.

Pero cuidado, porque confundir deliberadamente a los demás sobre el bien y el mal es un pecado en sí mismo. Se llama escándalo. 

El Catecismo numeral 2284, dice que el escándalo es una falta grave si, por acción u omisión, otro es inducido deliberadamente a cometer una falta grave.

Y en el numeral 2285 agrega que el escándalo es especialmente grave cuando lo producen quienes por naturaleza o por oficio están obligados a enseñar y educar a los demás.

Numerosas encuestas han demostrado que la mayoría de los católicos, en todo el mundo, aprueban ahora comportamientos que, según las enseñanzas de la Iglesia, son inherentemente pecaminosos.

De modo que la nueva tendencia de buena parte de prelados y del clero, relativizando el pecado, ha estado aumentando el pecado entre los fieles.

Mientras Nuestra Señora se está apareciendo para alertar de lo contrario.

Está queriendo que tengamos una mejor comprensión de la realidad y la gravedad de nuestro pecado, del daño que nos hacemos a nosotros mismos y del daño que hacemos a los demás.

Uno de los mensajes clave de las apariciones de Fátima fue la importancia del arrepentimiento y la oración, como medios para evitar el pecado y sus consecuencias.

La Virgen María reveló a los pastorcitos visiones del Infierno, y lo definió como el lugar donde van los pobres pecadores.

Y les pidió que ofrecieran sacrificios y oraciones por la conversión de los pecadores, para evitar que más almas se pierdan en el pecado. 

También Nuestra Señora afirmó que la mayoría de las personas van al infierno debido a los pecados de la carne.

Y esto es lo contrario de lo que la nueva tendencia de muchos prelados y sacerdotes sugieren, dicen que se presta demasiada atención a “pecados debajo de la cintura”.

Pero resulta que no es que los pecados sexuales sean más graves que otros pecados. 

Sino que las tentaciones que llevan a los pecados sexuales hoy, son mucho más frecuentes que otras tentaciones que podrían conducir al infierno.

Y hay una aparición mariana, donde la lucha contra el pecado es el centro de la purificación del mundo y de la vuelta a Dios.

A tal punto que la estrategia del Cielo para que la humanidad se convierta, es mostrarle el pecado a cada uno tal como Dios lo ve.

Entre 1961 y 1965, en el pequeño pueblo español de Garabandal, Nuestra Señora del Carmen apareció en numerosas ocasiones, a cuatro niñas de entre 11 y 12 años.

Se trata de una aparición aún no aprobada, que tuvo la resistencia del clero, porque en el último mensaje, en 1965, dijo,

“Antes la copa se estaba llenando ahora está rebosando. 

Muchos cardenales, obispos y sacerdotes van por el camino de la perdición, y con ellos llevan a muchas más almas. 

A la Eucaristía cada vez se le da menos importancia. 

Debéis evitar la ira de Dios sobre vosotros con vuestros esfuerzos. 

Si le pedís perdón con vuestras almas sinceras, Él os perdonará. 

Yo, vuestra Madre, por intercesión del Ángel San Miguel, os quiero decir que os enmendéis. Ya estáis en los últimos avisos” 

Esta aparición está ganando cada vez más atención, porque su contenido no sólo está en línea con las apariciones de Fátima.

Sino que el mensaje parece incluso más actual hoy que en ese momento, en que aún no se había destapado la crisis de los abusos en la Iglesia, ni tan claramente la apostasía.

El mensaje que recibieron las niñas es opuesto a la actitud que vemos emerger de la línea principal de los prelados.

Nuestra Señora no les sugirió a las niñas que adoptaran una actitud más relajada hacia el pecado. 

Sino por el contrario, que sentirían la culpa por el pecado cometido.

Les profetizó la llegada del Aviso o Iluminación de Conciencia, en que cada persona del planeta, creyente o incrédulo, vería sus pecados como Dios los ve.

Cada persona verá la gravedad de sus pecados, no sólo los pecados que cometió, sino también el bien que pudo haber hecho, pero no hizo. 

Y les dijo que para la mayoría sería una experiencia aterradora porque veríamos nuestras almas a la luz del juicio de Dios.

Pero también se vivirá como una gran bendición, porque será una oportunidad de pedir perdón y enmendar nuestras vidas. 

El Aviso parece ser exactamente la medicina adecuada para nuestros tiempos permisivos.

Y también el antídoto adecuado para el mensaje de que “el pecado no es gran cosa” que ahora se promueve indirectamente.

Bueno, hasta aquí lo que queríamos hablar sobre el daño que inflige al cuerpo de Cristo, la tendencia a la minimización del pecado y a la absolución sin arrepentimiento, y va en sentido contrario de los mensajes marianos.

Y me gustaría preguntarte si has visto en la parroquia donde concurres esa minimización de los pecados o no.

MIRA ESTOS VIDEOS

LEE ESTOS ARTÍCULOS

Cuál es el gran pecado de nuestra época [que está destruyendo el mundo] https://forosdelavirgen.org/pecado-de-nuestra-epoca/

El Impacto del Pecado: Asombrosas Profecías de la Virgen María sobre el Clima https://forosdelavirgen.org/pecado-y-clima-knock/

¿Por qué el Pecado Tiene tanto Glamour? https://forosdelavirgen.org/glamour-pecado/

¿En qué medida los Desastres Naturales son provocados por los Pecados de la Humanidad? https://forosdelavirgen.org/pecados-provocan-desastres-naturales/

One Comment

  • Atilio Jara dice:

    No sé a qué templos concurrirá ustedes, pero donde voy (Y son varios lugares) ningún sacerdote ignora el pecado y su gravedad, el sacramento de reconciliación, etc., dejen de atacar a la esposa del Cordero, son protestantes?, evangélicos?, cómo decía el Maestro? «… todo Reino que se combate a si mismo está condenado a su destrucción….», no persistan en sus errores